AMACC alerta por recorte a cine y a cultura

  • AMACC alerta por recorte a cine y a cultura

    Foto: Internet

En un desplegado emitido por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), titulado “El arte y la cultura mexicana en peligro (el cine también)”, alertó a la comunidad artística, cinematográfica y al pueblo de México sobre la reducción del presupuesto a la cultura que pretende el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017.

“Para el 2017, la SHCP propone un presupuesto de $11,078,020,478 millones de pesos para el sector cultural, lo que equivale a un recorte del 36% con respecto a los $17,233,934,175 del 2016”.

El comunicado que también está dirigido a los poderes ejecutivo y legislativo de la nación, inicia con la reflexión de que con la creación de la Secretaría de Cultura en 2015 “nos llevó a pensar que la voluntad del Ejecutivo Federal era impulsar el arte y la cultura mexicanos con mejores normativas, proyectos y presupuestos, entendiendo que lo destinado a esta actividad es sólo una inversión detonante que atrae múltiples aportaciones de particulares para concretar el inmenso abanico de expresiones culturales del pueblo mexicano”.

 

Tambiën te puede Interesar: The Rolling Stones, sorprende a Twitter con nuevo cover

 

Para después lamentarse:

“Pensamos que se trataba de dejar atrás el papel de consumidores pasivos de la cultura hegemónica y global para recuperar nuestro carácter de nación libre y soberana, que activamente produce también su propio imaginario, como una cultura viva del siglo XXI.

“Sin embargo, hoy debemos lanzar una voz de alerta. El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), que presentó en septiembre de 2016 la Secretaria de Hacienda y crédito Público (SHCP) evidencia que el arte y la cultura son actividades que se castigan inmediatamente con la disminución presupuestal.

“Una vez más se repite la política de recortes en áreas fundamentales para nuestro desarrollo y un mejor futuro: la ciencia, los derechos humanos, la educación y la cultura; y, en sentido contrario, se privilegian los gastos superfluos, como la publicidad presidencial, y se impulsa la militarización del país, amén de favorecer los salarios de ciertos funcionarios públicos”.

Cine castigado

En el oficio de la AMACC, con base en datos del Observatorio Público Cinematográfico “Rafael E. Portas”,  se hizo un comparativo respecto de los cambios en el presupuesto para las instancias gubernamentales de cine del 2012 al 2017, en caso de quedar como está planteado.

“Para el cine se propone entonces $395.7 millones en el 2017; $101.3 millones menos que en el 2016. Es decir, una caída del 20.39% con respecto del año anterior. Sin embargo, desde que empezó la presente administración, los recortes han sumado más de $339.4 millones de pesos, lo que significa una caída del 46.17%.

“En 4 años, se le ha recortado prácticamente la mitad del presupuesto al cine, no obstante los reconocimientos y las distinciones que ha ganado nuestro cine en México y a escala internacional. De poco han servido, también, el creciente interés del público por la producción cinematográfica mexicana; así como los resultados de una industria creativa en plena expansión, que genera miles de empleos y fortalece paulatinamente un imaginario nacional soberano y propositivo.

“Al quitarle el presupuesto al sector cine, se reduce la actividad en todas y cada una de sus múltiples facetas; para el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) se propone una reducción de hasta un 68.02%; en los Estudios y Laboratorios Churubusco, del 58.82%; y para la Cineteca Nacional, del 41.55%. Golpes duros para la formación de cineastas, postproducción de películas y preservación y difusión de la memoria fílmica del país”.

De acuerdo con el desplegado, el mayor impacto de este recorte sería para el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), ya que se prevé sólo reciba $275.6 millones de pesos de un total de $523.8 millones que recibió en el 2012, es decir el 47.39%, lo que impacta profundamente en la producción de cine mexicano.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas califica el panorama de alarmante, toda vez que “es obligación del Estado velar por el desarrollo de la cultura y la cinematografía nacional”:

Y hace un exhorto al “Congreso de la Unión a que revise y reconsidere el proyecto de presupuesto planteado por la SHCP para el sector cinematográfico mexicano”.

Y termina:

“Convocamos a la comunidad cinematográfica (instituciones, asociaciones civiles, sindicatos, escuelas, festivales y cineastas en general) a exigir se abra una consulta con los representantes del sector y los Diputados de las comisiones de Cultura y Cinematografía, y de Hacienda, para la revisión del proyecto presupuestal 2017”.

Notas Relacionadas