Sacar el capítulo agropecuario del TLCAN "aunque se enoje" el estado: UACH

  • Sacar el capítulo agropecuario del TLCAN "aunque se enoje" el estado: UACH

    Foto: Internet

Con el respaldo de académicos, estudiantes, sindicato universitario y organizaciones campesinas, el Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Sergio Barrales Dominguez, fijo la postura de ésta casa de estudios para que, de renegociarse el TLCAN, el capítulo agropecuario salga de este acuerdo comercial por ser negativo para el país y exigió al Gobierno Federal el espacio que le corresponde a la UACH en dicha discusión para que se consideren sus propuestas.

Asimismo, en la presentación formal del Posicionamiento de la Universidad frente a la eventual renegociación del TLCAN, se mostró el respaldo del Senado de la Republica y se acordó un foro legislativo inmediato para que con el apoyo de la UACH existan alternativas de solución a los efectos negativos de este acuerdo comercial como son la dependencia alimentaria, la pobreza y el desempleo que propicia la migración.

Asimismo se convocó a hacer un frente común con todas las universidades públicas del país junto con el Congreso de la Unión y organizaciones campesinas para defender la producción de alimentos y evitar importaciones de granos básicos así como abatir la comercialización de alimentos que hace Walmart pues se advirtió que de no hacerlo esta cadena trasnacional controlará el mercado alimenticio del país en poco tiempo.

 

También te puede interesar: Cárcel para quien organice peleas de perros

 

Luego de demostrar, con números, los retrocesos que, de 1994 al 2017, ha dejado el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, el rector de Chapingo confió en que la postura de sacar al campo mexicano de dicho acuerdo comercial no sea visto como un ataque al Gobierno Federal y por el contrario " desde allá arriba, allá afuera, abran los espacios de diálogo".

Luego de dejar en claro que la comunidad universitaria no se quedará esperando una invitación para dialogar, discutir y proponer las alternativas de solución con respecto a una posible renegociación de este Acuerdo Comercial inequitativo para nuestro país, Barrales Domínguez, sostuvo que la producción nacional  de alimentos es urgente ya que los hechos demuestran el crecimiento avasallador de las cadenas comerciales como Walmart que de 500 tiendas instaladas, ahora va por 750 a nivel nacional.

Detalló que de expandirse esta cadena comercial, México quedará sujeto a la comercialización de alimentos perecederos y no perecederos como abarrotes además de medicamentos e  instituciones bancarias en manos de Walmart, lo que implicaría darle la capacidad de desestabilizar a una nación como lo hizo en Venezuela.

Por lo anterior y tras reiterar que la balanza comercial en más de 23 años de TLCAN ha sido negativa, la infraestructura creada en la década de los setentas para el campo mexicano se desmanteló, creció la pobreza alimentaria patrimonial y alimenticia en el medio rural además de que se aceleró el desempleo y con ello la migración, aseguró que se encuentra listo todo un posicionamiento de la Universidad sobre el acuerdo comercial.

Pero también están estructuradas las propuestas para convertirlas en políticas públicas viables que den soberanía alimentaria al país, garantizó.

El Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, en su exposición, acordó la participación de la UACH en los cinco foros temáticos que habrá en el Senado de la República sobre este acuerdo comercial con Estados Unidos, México y Canadá, en los rubros de escenarios, granos, cárnicos, lácteos, empleo y migración en el campo.

Dijo que es obligación de la Universidad buscar el rumbo de la nación no quedar como "espectadores, necesitamos ser actores del desarrollo pues el conocimiento no es ajeno a los asuntos del poder y la Universidad no debe pensar sólo en sí misma, es momento de actuar aunque nos quieran regañar, eso no nos debe espantar".

Así que, enfatizó, ante la insistencia del presidente de Estados Unidos de Norte América, Donald Trump y debido a que la discusión sobre este Tratado Comercial habrá de darse en no más de 90 días, México está obligado a presentar alternativas inmediatas de solución.

Pues si bien, expuso, la nación está acostumbrada a las crisis agrícolas y la Unión Americana no, es necesario impulsar la producción de alimentos a nivel nacional y generar la instalación de mercados locales que permitan la compra de alimentos a bajo costo.

Al detallar las pérdidas de México tan sólo de 1994 al 2007, el Rector de la máxima casa de estudios rural del país, dio a conocer que la balanza comercial fue negativa en más de 7 mil millones de dólares,  lo que nos puso y nos tiene " en números rojos.

Además se dio una pérdida acelerada de empleo, una reducción de superficie de granos cultivada, la importación de granos y menos rendimiento en la producción de alimentos, de tal suerte que la dependencia alimentaria se acentuó en productos como huevo, leche, soya trigo, maíz, arroz y frijol.

No hay que olvidar, dijo, que gracias a la insistencia de la Universidad Autónoma Chapingo. se concretó el Censo Nacional Agropecuario con el cual se pudo demostrar que México en el lapso en que se aplicó el Tratado de Libre Comercio a años recientes, perdió toda su infraestructura en el medio rural, quedaron menos tractores, menos animales y los precios de alimentos se fijaron de acuerdo a la bolsa de Chicago.

Por lo anterior, aseguró los "chapingueros " estamos listos para discutir una posible renegociación de este tratado y buscar que el capítulo agrícola sea excluido ya solo se ven beneficiados los agroempresarios y muchos de ellos son de capital extranjero y reciben beneficios económicos vía subsidios como son Monsanto que es un comercializador de semillas.

El asunto, dijo, sólo está en pensar cómo discutir el tema y cómo volcarnos a ayudar al campo mexicano de ahí que la Universidad propone también la  redistribución del presupuesto enfocado al medio rural a fin de impulsar la actividad agrícola que permita detener la migración, reactivar la economía y mejorar la calidad de vida de quienes habitan en el medio rural pues debe dejar de ser opción migrar y trabajar por 9 o 12 dólares la hora en Estados Unidos, mientras que en México apenas alcanza los 90 pesos por 8 horas de jornada laboral.

Así que el eje central de la propuesta que involucra la salida del capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, la soberanía alimentaria, la generación de empleo, y el alto a la migración, es fortalecer la agricultura campesina para ser un ente sólido que permita el desarrollo social, concluyó.

Notas Relacionadas