Salario mínimo no alcanza ni para alimentación ni transporte

  • Salario mínimo no alcanza ni para alimentación ni transporte

    Foto: Internet

 

El aumento a los combustibles ha incendiado la justicia social en México y con justa razón, pues de acuerdo con un estudio de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM, el gasto diario en la Ciudad de México para alimentación y movilidad asciende, en promedio, a 445 pesos en una familia de tres a cuatro integrantes; no obstante, aunque todos trabajaran, no podrían cubrirlo.

Kenya Sánchez Zepeda, académica de la ENTS y encargada de la Coordinación de la Investigación en Estudios e Intervención Social con Familias, Revisión y Análisis de Contenido, explicó que con el actual salario mínimo sólo puede solventarse el 20 por ciento de la Canasta Básica.

En el marco del Día Mundial de la Justicia Social, que se conmemora este 20 de febrero, señaló que según el reporte “Desigualdad extrema en México: concentración del poder económico y político”, de OXFAM, hay 50 millones de mexicanos en condición de pobreza, mientras que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reporta que hay dos millones de “nuevos pobres” en el primer bienio del actual gobierno federal.

 

También te puede interesar: Ligero aumento de empleo en el sector manufacturero: INEGI

 

Datos levantados por el equipo de la ENTS en la primera quincena del 2017 arrojaron que el costo de 15 productos que se ofrecen en las centrales de abastos al oriente de la Ciudad de México, y en Atizapán, Estado de México, es de 418, en esta última, y de 401 pesos, en la capitalina.

Los artículos son: 1/2 kilogramo de carne, un kilogramo de pollo, medio kilo de pescado, un kilo de frijol, ¼ de amaranto, un kilo de manzana, uno de aguacate, una pieza de brócoli, un kilo de jitomate, ½ de cebolla, uno de tortilla, una papaya, ½ kilo de nopal, un litro de leche y un galón de agua.

En diciembre del 2016, los mismos productos podían ser adquiridos en la central mexiquense por 386 pesos, y en la capitalina por 353. 50 pesos. La medición del consumo diario familiar es para cuatro personas y se tomó en cuenta la tabla de la “Buena alimentación”, recomendada por el IMSS.

“Existe un déficit entre ingresos y egresos en gastos familiares y movilidad. Tan solo en este último rubro se egresa un 80 por ciento del salario, aunado a que solamente con el salario mínimo se puede comprar el 20 por ciento de una canasta básica”, remarcó Kenya Sánchez.

La universitaria resaltó que existen algunos casos emblemáticos que forman parte de su línea de investigación, como la situación de Chiapas. Ahí, la mayoría de los trabajadores sólo percibe un salario mínimo, y una tercera parte se encuentra en

el rubro de “no recibe ingresos”, es decir, no cuenta con un empleo formal por el cual tenga un sueldo fijo. En Guerrero la población está en el mismo rubro, según cifras del INEGI.

La pobreza es el efecto más grave de la violación estructural a los derechos sociales. La exclusión social tiene que ver con recursos, oportunidades y capacidades cancelados a la población a causa de la corrupción, la falta de transparencia y la impunidad de actos delictivos de cuello blanco”, concluyó.

El Día Mundial de la Justicia Social, impulsado por la ONU y celebrado desde 2007, reconoce que el desarrollo y la justicia social son indispensables para la consecución y mantenimiento de la paz y la seguridad en las naciones; asimismo, no pueden alcanzarse si no se respetan los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluido el rubro económico.

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
El “Gasolinazo” prendió la “mecha” de la inconformidad social

Apenas se ha prendido la “mecha” de la inconformidad social derivado del anuncio reciente de que la gasolina aumentará, diariamente, según el comportamiento del mercado cuando la promesa del Gobierno Federal, tras la Reforma Energética, era que no aumentaría el costo de los combustibles. | Foto: Internet