Economía mexicana ‘navega en aguas turbulentas’, alerta Concamin

  • Economía mexicana ‘navega en aguas turbulentas’, alerta Concamin

    Foto: Internet

 

La economía mexicana se mantiene en medio de aguas turbulentas y en un ambiente incierto, pues el arranque de 2017 ha sido difícil para empresarios y consumidores en gran medida por los aumentos en las tarifas de los combustibles y la relación con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, señaló el líder de los industriales del país, Manuel Herrera Vega.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, alertó se ha deteriorado el balance de riesgos para el crecimiento de nuestra economía y tanto las empresas como la economía familiar están siendo sometidas a un elevado estrés.

Advirtió que en el entorno mundial y en el ambiente económico nacional se acumulan factores que anticipan un año difícil para la actividad productiva y que prevalecen vientos de desaceleración económica y cautela de consumidores y empresarios.

 

También te puede interesar: Salario mínimo no alcanza ni para alimentación ni transporte

 

Pese a ello, explicó que en la Concamin están convencidos que en tiempos de incertidumbre es preciso tomar decisiones a fin de mantener la estabilidad económica, el repunte de la actividad industrial y el impulso de un proyecto de desarrollo que fortalezca el funcionamiento y contribución del mercado interno, acompañado de una eficaz diversificación de los mercados externos.

Manuel Herrera Vega, explicó que la industria mexicana cerró 2016 presentando signos inquietantes en materia de producción, exportaciones y costos e inició 2017 en un ambiente difícil, adverso y cargado de desafíos para recuperar su trayectoria ascendente.

Para ello, señaló que tenemos instrumentos y margen de maniobra para lograrlo, pues pese a la austeridad que nos imponen las circunstancias, México necesita avanzar consistentemente hacia el fortalecimiento de sus capacidades productivas, aprovechar íntegramente el mercado interno, impulsar el desarrollo de cadenas de valor.

Asimismo impulsar la competitividad y productividad de la planta industrial, particularmente de las Pymes, y sobre todo, consumir lo Hecho en México porque se trata de productos cuya calidad acredita el prestigio a la manufactura mexicana. En esta tarea gobierno, empresas y trabajadores tenemos mucho por hacer.

Notas Relacionadas