Mensaje papal podrá dar luces para iluminar la penumbra social

  • Mensaje papal podrá dar luces para iluminar la penumbra social

    Foto: Internet

Con la llegada del Papa Francisco al Centro Histórico, el principal impacto para el comercio establecido no son ganancias o péridas económicas, sino el mensaje social, espiritual de humanismo  y solidario que dará al pueblo de México.

Gerardo López Becerra, presidente de la Canacope, así lo afirmó en conferencia de prensa e indicó que a partir de hoy por la tarde la zona del Centro Histórico quedará cerrada y solamente funcionarán restaurantes y hoteles que presten servicio a los asistentes a la visita del Papa Francisco.

El sábado al medio día la actividad comercial volverá a su normalidad y se espera la llegada de unas 70 a 80 mil personas que acudan a los diferentes establecimientos.

 

 

 

También te puede interesar: Norcorea dice"declaración de guerra" por cierre surcoreano

 

 

López Becerra, advirtió que no puede haber pérdidas en los negocios que dejen de laborar el viernes porque con anticipación se le informó a los propietarios o encargados de que no tendrían clientela.

Además, se les sugirió que el viernes doce del mes en curso lo ocupen para darles el día de descanso a sus empleados y sea sábado y domingo cuando reanuden sus actividades.

Aclaró que en lo referente a los hoteles localizados en el Zócalo, se espera que este fin de semana tengan una ocupación del 72 al 75 por ciento, es decir superior a la otras fechas que alcanza entre el 56 y el 70 por ciento.

Aclaró que los hoteles tienen reservaciones hasta de un 100 por ciento, en la mayoría de los casos, turistas nacionales y extranjeros que vienen a la Ciudad de México a presenciar la llegada del Santo Padre.

Explicó el presidente de la Canacope, que los negocios situados en 5 de Mayo, Bolivar, Uruguay y San Juan de Letrán, podrán abrir sus puertas pero posiblemente no tengan mucha clientela ya que la mayoría de las personas se concentrará en el Zócalo.

Comentó que hubo una conversación con joyeros, relojes, dueños de perfumerías, así de tiendas de ropa a quienes se les invitó a no abrir para no sufrir pérdidas por la posible baja en las ventas.

Aclaró en conferencia de prensa, desarrollada en un restaurarte del Centro Histórico,  que en lo referente a la zona de la Basílica de Guadalupe, se invitó a los propietarios de negocios con giros diferentes a tiendas de abarrotes, farmacias y de comida a no abrir  para no tener pérdidas en sus ingresos.

Dijo estar seguro que para el pueblo de México y de la Ciudad de México, la presencia del Vicario de Cristo, significará días de fiesta y júbilo donde se podrán escuchar los mensajes que promueven un humanismo integral y solidario.

Estos siembran un orden social, económico y político fundado en la dignidad y libertad de la persona, lo cual es base de ka paz, la justicia y la solidaridad.

Concluyó afirmando que México, necesita de valores morales y espirituales para enfrentar la corrupción, violencia, criminalidad y falta de transparencia y los mensajes del Papa Francisco “nos podrán dar luces para iluminar la penumbra social que enfrentamos”.

 

Notas Relacionadas