En lo que va del 2021 la gente ha solicitado créditos para invertir en un negocio

  • En lo que va del 2021 la gente ha solicitado créditos para invertir en un negocio

    Foto: Internet

Aunque históricamente, para la plataforma de financiamiento colectivo Prestadero, las solicitudes de crédito han sido principalmente para consolidar deuda, en lo que va del 2021 los créditos para iniciar o invertir en un negocio encabezan la lista con 5971 solicitudes, seguido por el rubro de hogar con 4181 y consolidación de deuda con 4009 solicitudes.

Así lo comentó en entrevista con México Nueva Era, Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero, quien aseguró que esto podría deberse a la situación sanitaria provocada por el Covid-19, en donde “estamos viendo esa reactivación entre gente que a lo mejor busca poner un negocio, quizás porque a raíz de la pandemia estuvo en su casa maquinando algún tipo de plan para tener un negocio propio, quizás perdieron el empleo y decidieron montar uno”.

Sin embargo, reconoció que, ante la misma situación, la cautela es un rector de la empresa, pues la autorización crediticia depende de la comprobación de ingresos. “Muchos de los créditos que aprobamos para negocio son personas que tienen un empleo y quieren poner un negocio aparte o quiere invertir en una franquicia o que con el negocio propio pueda comprobar los ingresos; sí hay manera para otorgarlos, pero no podríamos hacerlo a negocios que parten de cero”.

 

 

También te puede interesar: Aumentan los precios al consumidor en un 7.05%: INEGI

 

 

En la misma línea, señaló Obregón, la gente se ha dirigido con mesura a la hora de solicitar o no, algún crédito. “Vimos que también la gente era cautelosa inclusive en solicitar crédito, porque sabía que era un compromiso que tenía que enfrentar, que si iba a tener un problema económico, posiblemente no lo iba a poder pagar”. Lo anterior, a pesar de que contrario a lo que podría pensarse, durante la pandemia, la gente prefirió no endeudarse.

Confió en que, ante la visible reactivación económica, la gente vuelva a solicitar créditos, no sólo para solventar deuda o para negocio, sino para otro tipo de rubros, como educación, vacaciones u otros.

En este sentido, Gerardo Obregón subrayó que, precisamente, el rubro de “otro”, es el siguiente en el ranking crediticio de Prestadero con 2961 solicitudes, seguido de los créditos para automóvil con 1638; 1519 para educación y sólo 249 para vacaciones, un monto relativamente bajo, lo que indica que todavía un gran sector de la población no está vacacionando.

El directivo comentó que para Prestadero, el hecho de haber superado, por así decirlo, la crisis sanitaria, ha sido algo positivo, ya que “justamente cuando sucedió la pandemia, nos reunimos con el consejo, estábamos muy preocupados y dijimos a ver qué va pasar: vamos a tratar de reducir todos los gastos, vamos a tratar de ser muy cautelosos con la entrega de créditos, y lo fuimos, muy al principio casi no liberamos créditos mientras veíamos como se comportaba la situación, y también hicimos un esfuerzo muy importante en permitir que nuestros solicitantes tuvieran cierta flexibilidad en algunos pagos, lo que permitió que la cartera se mantuviera vigente y eso para nosotros fue como el foco más importante”.

Otro de los aspectos positivos que resaltó Obregón en estos tiempos de pandemia es que la empresa obtuvo la regulación otorgada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. “Muchos de nuestros recursos humanos y recursos de desarrollo estuvieron enfocados, y todavía lo está, con proyectos referentes a esa regulación. Además de robustecer la cuestión de la seguridad y el de conocer a tu cliente. Al día de hoy hay unas 6 instituciones de financiamiento colectivo autorizadas y operando; fuimos de las primeras en tener esa regulación”.  

Siguiendo con el balance de la plataforma, Gerardo Obregón señaló que, en lo que va del año, se han liberado cerca de 100 millones de pesos en crédito, y que estima que, para finales del año, se puedan liberar 110 o 120 millones de pesos. “Si bien no llegamos a la meta estimada de 150 millones, también es cierto que le estamos dando mucha importancia al tema de la cartera vencida, de cuidarla mucho por toda la situación que se está viviendo, y si bien la economía se está reactivando, todavía hay muchas personas que están sufriendo, por falta de empleo, baja de sueldo, incluso problemas de salud que merman su capacidad de pago para otras cosas”.

En el tema de las Fintech (Tecnologías Financieras), Gerardo Obregón apuntó que el desarrollo es positivo. “El crédito en línea es algo que tenía que pasar, no es algo que tengas que ir forzosamente a una sucursal, la verdad esto es cuestión del pasado; no requieres absolutamente nada para tener a la persona ahí enfrente para darle el crédito. Tan es así que cuando vas a un banco a solicitar un crédito, quien analiza tu solicitud no es el personal del banco, hay un área central donde se hace eso y en la sucursal sólo recopilan tu documentación.

Las Fintech es un modelo que ya está sucediendo en México y también es cierto que es algo que va a generar consolidación entre varias plataformas, inclusive puede generar algunos problemas, ya que habrá algunas que quiebren, habrá otras que tengan que salir del mercado, que haya fusiones u otras que pivotear a otro tipo de negocio por no cumplir con las regulaciones establecidas por las autoridades. Pero en general es una tendencia positiva, porque el acceso a servicios financieros digitales es crítico para la inclusión financiera y todo se está dirigiendo hacia allá”.

Finalmente afirmó que, desde su campo, se percibe que la gente ya no le tiene tanto miedo a hacer sus transacciones o a utilizar los servicios financieros en línea; “algunos lo hacen por necesidad, ya que durante la pandemia no podían salir, o que no tienen servicios financieros donde viven y tienen que recurrir a plataformas digitales. La otra es que cuando las personas ya crecen con diferentes tecnologías y les es muy natural valerse de los servicios financieros en línea; es difícil que recurran a un entorno físico. Créditos personales pequeños, tarjetas de crédito, créditos automotrices, inclusive muchos créditos hipotecarios serán completamente digitales”.

 

 

Notas Relacionadas