Sin consenso CONASAMI impone 15% de aumento a mínimos

  • Sin consenso CONASAMI impone 15% de aumento a mínimos

    Foto: Cortesia | MNE 

Sin la aceptación del sector patronal y/o empresarial, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos y el sector obrero acordaron aumentar el salario mínimo de 123.22 a 141.7 pesos diarios a partir del 1 de enero de 2021, lo que representa un incremento del 15% tal y como lo pidió el Presidente Andrés Manuel López Obrador pero como consecuencia de esta decisión “unilateral” se advierte más desempleo y cierre masivo de empresas.

El Gobierno Federal, representado por la CONASAMI, votó a favor de la propuesta así como el sector obrero quien puso sus 11 votos a favor. Se trata de la séptima vez que el salario mínimo no se fija por unanimidad por parte del Consejo de Representantes de la Comisión, de composición tripartita; las veces anteriores fueron en 1998, 1999, 2000, 2001, 2002 y 2012.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) dejó en claro que “con la determinación impuesta, se arroja a millones de microempresarios toda la carga del incremento,  lo que combinado con la aceleración de los contagios por la pandemia Covid-19 y el consecuente cierre de operaciones de más empresas, es inminente la quiebra de 700 mil empresas y la pérdida de todavía más fuentes de trabajo en los próximos tres meses”.

 

Has un bonito regalo esta navidad: Simple Joys by Carter's Baby, Little Kid y Toddler 3 Piezas de algodón Ajuste cómodo Navidad Pijama Set, Rojo/Blanco Rayas/Santa, 6 – 9 Meses, encuentraloe en Amazon 

 

 

Por su parte, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), advirtió que un incremento del 15% perjudicaría fuertemente a las micro y pequeñas empresas, haciendo inviable la sobrevivencia de muchas de ellas.

Estas son quienes, en razón de su debilidad económica, cubren mayormente cantidades cercanas al salario mínimo general. Son ellas las principales generadoras de empleo en México y quienes enfrentan problemas mucho mayores, comparados con los que enfrentan las grandes empresas pues no tienen las opciones de liquidez, créditos ni el acceso a financiamiento que sí tienen las grandes. Más aún, un incremento como éste no sólo frenaría los propósitos de formalizar las actividades sino que fomentaría la informalidad a costa de la productividad, sentenció Coparmex.

De tal forma que el salario mínimo vigente para 2021 será de 141.7 pesos diarios, lo que implica un aumento global de 15 por ciento.

En tanto, el salario mínimo para la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 185.56 a 213.19 pesos diarios en 2021, monto que se alcanzó tras aplicar un aumento de 15.75 pesos vía la MIR más un incremento de 6 por ciento.

Asimismo, se integran dos profesiones a la lista de salarios mínimos profesionales.

Trabajadoras del hogar, que tienen un incremento de 25% respecto al salario mínimo vigente, llegando a los 154.03 pesos.

Jornaleros Agrícolas, que reciben un incremento de 30% respecto al salario mínimo vigente, alcanzando el monto de 160.19 pesos.

Por todo lo anterior, la COPARMEX le reprochó al Presidente Andrés Manuel López Obrador, que el Gobierno Federal no quiso poner nada. “Tal y como lo ha hecho desde el inicio de la pandemia, el Presidente de la República, no accedió a realizar aportación alguna para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y preservar los empleos”.

Con la falta de apoyos gubernamentales y ahora un incremento irracional al salario mínimo, sin gradualidad ni lógica,  se agrava el riesgo de que 700 mil empresas más desaparezcan en los próximos tres meses, reiteró esta cúpula empresarial.

La meta de la Nueva Cultura Salarial no ha perdido vigencia, “pero ante la severa crisis actual exigimos prudencia y altura de miras.  No se debe sucumbir ante ánimos populistas contrarios a la realidad económica. El resultado podría ser la pérdida de más  empleos”, señaló la COPARMEX.

Insistimos en que el gobierno debe poner de su parte a favor de la recuperación económica, hasta el momento ha sido completamente insensible ante las afectaciones que han vivido las empresas, solo 5% de ellas recibieron algún apoyo o estímulo, sentenció.

De no actuar, México tendrá una recuperación económica mucho más lenta de lo esperado. Y serán millones las personas que habrán perdido su empleo.

Por su parte el Consejo Coordinador Empresarial consideró la necesidad de cuidar que los aumentos salariales y otras medidas relacionadas no comprometan la estabilidad de precios a fin de evitar que un brote inflacionario vulnere el valor real del salario.

Hoy se nos presenta la agudización de otra contingencia que daña y puede seguir dañando a los trabajadores y a las empresas. Las circunstancias prevalecientes en la economía son graves.

Actualmente el país enfrenta el riesgo de aceleración de los contagios de la pandemia Covid-19 y el consecuente cierre de operaciones de más empresas, con el peligro de perder todavía más fuentes de trabajo. El tamaño de la caída del Producto Interno Bruto no tiene precedentes bajo las técnicas estadísticas modernas, indicó el CCE.

La propuesta del sector empresarial en el seno del Consejo de Representantes, se propuso incrementar los salarios mínimos generales que tendrán vigencia a partir del 1° de enero de 2021 de la forma siguiente: En la Zona Libre de la Frontera Norte la cantidad de 192.98 pesos diarios por jornada diaria de trabajo resultando de aplicar 4% para la fijación del mismo y para el Resto del país se propuso como salario mínimo general la cantidad de 135.64 pesos diarios por jornada diaria de trabajo, cuyo incremento corresponde a 4% por fijación más 7.20 pesos de MIR (es decir, el equivalente a un 10% en total), lo que supera en ambos casos, el porcentaje de la inflación proyectada para el año 2021, pero “ni los oyeron, ni los vieron”.

 

Notas Relacionadas