Panorama de inversión débil requiere con urgencia de señales de confianza y certeza

  • Panorama de inversión débil requiere con urgencia de señales de confianza y certeza

    Foto: Internet

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) analizó los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) respecto a la Inversión Fija Bruta de noviembre del 2019, mismos que muestran la novena caída consecutiva con (-)2.8%.

De enero a noviembre de 2019, la inversión registró una caída de -5.1%. Pero en julio del 2019 se registró una caída de (-)9.1 por ciento, la caída más fuerte desde noviembre del 2009, en el contexto de la crisis económica mundial. Por su parte, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial del INEGI mostró una caída anual de (-)1.0 por ciento al cierre de 2019.

Con esta se hilaron caídas anuales consecutivas desde octubre 2018. El principal descenso se registró en la construcción con (-)4.9 por ciento, siendo los trabajos especializados y las obras de ingeniería civil las que tuvieron el más bajo desempeño.

 

También te puede interesar: Las empresas comerciales cerraron 2019 con pérdidas

 

Por su parte, la manufactura registró una ligera disminución de -0.7% anual. Entre las posibles explicaciones para este comportamiento se encuentran la debilidad del sector externo, sobre todo por el mal desempeño de las manufacturas en Estados Unidos y la incertidumbre respecto al T-MEC, que se manifestó, entre otros sectores, en la disminución en la venta de autos.

A nivel estatal, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa del INEGI muestra un panorama muy mermado. Se registraron caídas anuales en 24 de 32 entidades. Los peores descensos se registraron en Baja California Sur y Nayarit con 32 y 26 por ciento, respectivamente. Además, las exportaciones y la actividad económica en estos dos estados también tuvieron disminuciones.

A pesar de ello, vemos entidades que muestran un sector secundario sólido, como Chihuahua y Baja California, que registraron incrementos anuales de 3.6 y 0.3 por ciento, respectivamente. Además, ambos estados registraron aumentos en sus exportaciones y actividad económica.

En la COPARMEX observamos que otra variable de suma relevancia es la Inversión Extranjera Directa (IED), ya que nos permite visualizar la confianza e ímpetu que tienen los inversionistas y empresas extranjeras por traer su dinero a México.

Según datos preliminares de la Secretaría de Economía, en 2019 se registró una inversión por 32 mil 921.2 millones de dólares. Esto representa un aumento de 4.2 por ciento con respecto a las cifras preliminares del 2018.

Para la COPARMEX es importante tomar con cautela estas comparaciones ya que tradicionalmente las cifras definitivas difieren mucho a las cifras preliminares. Debido a esto, las comparaciones siempre se publican contrastando cifras preliminares con cifras preliminares del año previo y cifras definitivas con cifras definitivas del año previo.

Sin embargo, la comparación de cifras preliminares no necesariamente coincide en magnitud y sentido con la comparación de cifras definitivas. Por ejemplo, en el caso de los dos primeros trimestres del 2019 -que son los únicos para los que contamos con datos definitivos- vemos una clara divergencia.

La comparación preliminar fue positiva, de 6.9 por ciento. Sin embargo, al publicarse las cifras definitivas se registró una disminución anual de (-)4.3%. Para el caso del segundo trimestre, vemos que tanto la comparación preliminar (-15.2%) y definitiva (-31%) fueron negativas, pero la reducción en cifras definitivas fue del doble. Por ello, será importante esperar los datos definitivos para tener un panorama más nítido.

Sin duda, la reciente decisión del Banco de México (Banxico) de reducir la tasa de interés en 25 puntos base, de 7.25 a 7 por ciento, podrá incentivar la inversión. Más aún, el acuerdo del T-MEC ha reducido la incertidumbre que había mermado a la manufactura y a la inversión desde el inicio del gobierno de Donald Trump en 2016.

En la COPARMEX estamos convencidos de que para impulsar este débil panorama de inversión, se requiere fortalecer la confianza empresarial por medio del respeto gubernamental de la totalidad de las normas, las leyes y los contratos.

Notas Relacionadas