Financieros confían que en 2020 economía mexicana mejorará

  • Financieros confían que en 2020 economía mexicana mejorará

    Foto: Internet

Contrario a lo ocurrido en 2019, cuando se presentaron tensiones e incertidumbre como consecuencia del desabasto de gasolina o paros laborales, los ejecutivos de finanzas confían en que 2020 quede libre de este tipo de “sorpresas” y la actividad económica muestre signos de mejoría.

“Vemos elementos para estimar un año mejor, pero sujeto a factores de riesgo importantes”, aclaró Ángel García Lascuráin-Valero, nuevo presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) registré un crecimiento de 1.0 por ciento este año, un porcentaje dentro del rango de 0.8 y 1.8 por ciento del Banco de México (Banxico).

 

También te puede interesar: EIA recorta pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo

 

Pero el pronóstico sigue aún lejano del previsto por el gobierno federal, de 1.5 y 2.5 por ciento. “No es un crecimiento elevado, pero si estamos viendo un año relativamente mejor”.

En entrevista con Notimex, el experto en economía y negocios sostiene que el escenario planteado es porque atrás quedaron los problemas de desabasto de gasolina, los bloqueos en Michoacán y Tamaulipas y la curva de aprendizaje del gobierno federal.

Esos fueron factores que impactaron negativamente las expectativas de crecimiento, los planes de inversión y la confianza de los consumidores durante el año pasado, dijo durante el encuentro desde un conocido hotel de colonia Polanco, una de las zonas más concurridas de la Ciudad de México.

A ello se suma la pronta ratificación del nuevo acuerdo comercial de Norteamérica, que vendrá a sustituir al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que podría quedar listo en el Senado de Estados Unidos antes de concluir esta semana.

“Con ese avance se despeja el factor de incertidumbre y ayudará a incentivar la inversión”, asegura el representante de mil 500 ejecutivos que a diario toman decisiones de todos los sectores del país.

A lo largo de 2020 deberá también verse un impacto positivo en la economía mexicana con los acuerdos en materia de infraestructura que alcanzaron el gobierno federal y el sector privado.

En noviembre pasado fue presentado el Plan de Inversión en Infraestructura, que considera un paquete de 147 proyectos con una inversión de 859 mil millones de pesos. Se prevé que en 2020 queden listas 72 de esas iniciativas y el resto en los siguientes años.

“Nosotros creemos que en la promoción de la inversión está la clave para la recuperación de crecimiento económico”, que en 2019 fue prácticamente nulo, argumentó el también académico de la Universidad Anáhuac.

La inversión y el consumo serán incentivados a través de la reducción de las tasas de interés, que el año pasado el Banxico bajó hasta 7.25 por ciento, expuso.

Lascuráin-Valero reiteró que si bien esos son factores positivos para impulsar la actividad productiva en México, es necesario poner atención a posibles riesgos que impidan lograr ese cometido.

Es prudente reforzar las medidas para consolidar sosteniblemente mantener el equilibrio de las finanzas públicas, propiciar un ambiente de confianza y certidumbre e impulsar una mayor productividad.

De lo contario, indicó, los proyectos de inversión de largo plazo podrían verse afectados si se pierde ese balance de finanzas públicas.

Además, acotó que de tener un crecimiento económico menor se impactará a la recaudación tributaría del país “y nos preocupa que esto se convine con un deterioro de las finanzas de Petróleos Mexicanos”.

“Si se llega a dar una baja en la calificación que impacte también en la nota de la deuda soberana, pues podría ser un año bastante complicado”, advirtió el economista, quien tomó las riendas del IMEF desde el primer día del año en curso.

Notas Relacionadas