Salud financiera de una empresa depende de un flujo de efectivo positivo

  • Salud financiera de una empresa depende de un flujo de efectivo positivo

    Foto: Cortesía|MNE

La salud financiera de toda empresa  depende en buena parte de tener un flujo de efectivo o de caja positivo, mismo que a muchos emprendedores les es complejo lograr, debido a que en los inicios de casi cualquier negocio, el ritmo de las entradas y salidas de dinero es variable.

No obstante, existen cuatro principios que brindan mayor visibilidad y control de la ruta del dinero para que los nuevos empresarios logren ese balance positivo del flujo de efectivo. Pagaloop, la app ayuda a personas, PyMEs y startups a pagar con sus tarjetas de crédito a terceros que no aceptan esta forma de pago (como proveedores, empleados y arrendadores), explica en qué consisten:

1.- Cálculo de costos y gastos operativos. Tener conocimiento del monto mensual a pagar por  conceptos como renta, nómina, proveedores, servicios y viáticos  es indispensable para garantizar la continuidad del negocio. Aunque este principio podría parecer obvio, muchos empresarios no los conocen con exactitud y tienden a  mezclarlos con el dinero que se gana.

 

También te puede interesar: SAT embarga 22 autos irregulares con valor aproximado de 1.8 mdp

 

Conocer esta cifra evita que se gaste de más, ayuda a rastrear el paradero de cada inversión gastos corrientes de la empresa.

2.- Establecimiento de metas medibles. Para calcular cuántas ventas se necesitan para obtener ganancias netas, además de cubrir los gastos de operación, es necesario ponerse plazos para lograrlos, solo así se podrá alcanzar un punto de equilibrio en el flujo de efectivo.

Si en el lapso no se alcanza el monto deseado, habrá que replantear los procesos o volver a analizar la estrategia inicial. Si por el contrario, se llega a los objetivos, será posible establecer metas cada vez más ambiciosas.

3.- Calificación de clientes potenciales. Para mantener el flujo de caja saludable hay que generar clientes potenciales de manera constante, pero también medir cuánto se invierte en el proceso de conversión de cada uno. “Se recomienda evitar firmar contratos largos con clientes donde no se tenga claridad en la utilidad y flujo de efectivo que arrojará dicha relación contractual”, sugirió Servín.

Además de alcanzar un balance en el flujo de efectivo, estos principios sirven para calcular si la empresa está ganando más dinero del que gasta, de acuerdo con el ejecutivo de Pagaloop.

4.- Uso de tarjetas de crédito. Aunque un cliente se demore en pagar por los productos o servicios otorgados, la empresa no puede deber a sus partners, porque se corre el riesgo de deteriorar la relación con ellos y eventualmente, afectar las operaciones.

De este modo, recurrir a los fondos de una tarjeta de crédito es lo más aconsejable, ¿Pero cómo si muchos establecimientos y colaboradores siguen sin aceptar esta forma de pago? La solución se respalda en la tecnología:

“Para ello se creó Pagaloop. A través de esta app se usan los fondos de la tarjeta de crédito del emprendedor para liquidar cualquier concepto a cualquier proveedor que no acepte tarjetas y solo se requiere su cuenta de débito para hacerle un SPEI. El pago se refleja en instantes”, indicó Alejandro Servín.

El vocero finalizó comentando que, la tarjeta de crédito para saldar  pagos como la nómina, renta o trabajo de sus freelancers, es un recurso que funciona mientras se resuelve si se aprueba o no la propuesta de ley de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), que establece que las grandes empresas estarían obligadas a pagar a sus proveedores en un máximo de 30 días.

Notas Relacionadas