Comisión de Hacienda de Cámara de diputados analizará Ley de Ingresos

  • Comisión de Hacienda de Cámara de diputados analizará Ley de Ingresos

    Foto: Internet

La Comisión de Hacienda y Crédito Público se declaró en sesión permanente, para analizar y, en su caso aprobar, la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el paquete económico para el Ejercicio Fiscal 2020.

Además, ratificó a José de Luna Martínez, como titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda (SHCP), en su calidad de empleado superior.

Asimismo, los integrantes de la instancia legislativa avalaron el calendario para evaluar y dictaminar las iniciativas enviadas por el Ejecutivo federal en la propuesta económica, integrada por los Criterios Generales de Política Económica y la Ley de Ingresos de la Federación.

 

También te puede interesar: Baja valor de producción de empresas constructoras

 

Además, por la Miscelánea Fiscal; leyes del Impuesto sobre la Renta, del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y del Impuesto al Valor Agregado; Ley Federal de Derechos; Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos e Informe de Aranceles y emitir la opinión en torno al proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación.

La presidenta de la comisión, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), destacó que la deliberación iniciará con la comparecencia de funcionarios de la SHCP y de Margarita Ríos, directora general del Servicio de Administración Tributaria (SAT), para analizar los Criterios de Política Económica.

Asimismo, la junta directiva recibirá las propuestas que presenten los legisladores para evaluarlas en las mesas de trabajo que se instalarán en torno a la Ley de Ingresos de la Federación, que debe dictaminarse y aprobarse, a más tardar, el 20 de octubre.

Se prevé recibir en parlamento abierto a representantes de los sectores académico, empresarial y de la sociedad civil, quienes expondrán sus inquietudes y propuestas.

Ratifican a José de Luna Martínez enla Unidad de Crédito Público

Por otra parte, los diputados de la comisión aprobaron con 23 votos a favor, en lo general y en lo particular, el dictamen para ratificar como titular de la Unidad de Crédito Público de la SHCP, en su calidad de empleado superior de Hacienda, a José de Luna Martínez.

El acuerdo precisa que “la Cámara de Diputados, en ejercicio de la facultad que le confiere la fracción III del artículo 74 de la Constitución Política, ratifica el nombramiento que el titular del Poder Ejecutivo federal expidió a favor del ciudadano José De Luna Martínez”.

Previamente, el diputado Antonio Ortega Martínez, del PRD, señaló que una de las políticas prioritarias del funcionario es evitar que la deuda del país crezca más allá del 50 por ciento del PIB, pero se están pagando más intereses porque no hay condiciones ni recursos, por lo que interrogó cuál es el servicio del costo de la deuda.

El diputado Carlos Alberto Puente Salas, del PVEM, preguntó que, dada la situación financiera internacional, cómo se ajustará la política de deuda y qué plantean para el paquete económico 2020 al respecto; además, si hay mayor riesgo de deterioro a la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos.

Del PES, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz pidió al funcionario informe cuál es la tónica de la SHCP en caso de que no se consolide la meta de crecimiento para el 2020, lo cual, sin duda, podría incrementar la relación de deuda con el porcentaje del PIB, así como el propio costo de la deuda, y solicitó saber cuál será la relación que llevará con las calificadoras internacionales a partir de la línea de confrontación.

Por MC, el diputado Higinio Del Toro Pérez pidió al funcionario que informe si considera que los proyectos prioritarios de infraestructura, como la refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía o el Tren Maya, tienen la factibilidad financiera desde el punto de vista hacendario, cómo sería, cuáles serían los proyectos adicionales y qué lineamientos tendrían.

El diputado Fernando Galindo Favela, del PRI, le pidió aclare que si no se va a lograr la estimación de ingresos y se van a utilizar 128 mil millones del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, por qué no está incrementando el nivel de endeudamiento en el requerimiento de precriterios.

La diputada Cecilia Patrón Laviada (PAN) interrogó sobre cómo recibió la Unidad de Crédito y qué áreas de oportunidad hay; además exigió conocer su plan de trabajo y qué medidas se tomarán para detener la degradación crediticia de la nota soberana de México y de las Empresas Productivas del Estado. Solicitó que cuando los legisladores lo requieran puedan ser recibidos en la Unidad de Crédito Público, porque debe haber comunicación permanente entre la Cámara de Diputados y funcionarios.

El diputado Marco Antonio Andrade Zavala (Morena) cuestionó sobre al manejo de la deuda pública para disminuirla, pues el pago que se genera de 700 mil millones de pesos impacta el PEF; además, sobre la línea de crédito del Fondo Monetario Internacional, las coberturas petroleras y el endeudamiento de las entidades federativas. Le requirió revisar lo concerniente a las paraestatales Pemex y CFE y cómo se apoyará al Banco del Bienestar para financiar los programas federales.

De Luna Martínez, al responder sobre los programas que anunció el gobierno para coadyuvar a la reactivación económica, dijo que Fonacot ha colocado créditos con las tasas de interés más bajas y aun así se logra rentabilidad y sustentabilidad para la institución; además Nacional Financiera también ya ha abierto su programa de garantías de crédito para que los bancos respalden con financiamiento a las micro, pequeña y mediana empresas.

Explicó que la permuta cruzada que llevó a cabo la Secretaría de Hacienda por 70 mil millones de pesos, fue muy exitosa considerando que es la primera vez que se cambian simultáneamente dos diferentes tipos de instrumentos y el monto. Respecto de la deuda, afirmó que no hay margen de maniobra para su crecimiento. Es necesario estabilizarla y reducir su monto de manera gradual porque no se tiene una posición fiscal holgada de ingresos. Dijo que el Banco de México ya realizó la primera reducción de tasas de interés y de continuar se refinanciará la deuda. 

Manifestó su interés por la situación de Pemex dado su alto nivel de endeudamiento, el cual es de alrededor de 106 mil millones de dólares (MDD). Mencionó que el gobierno le transfirió cinco mil MDD para bajar el monto total de su deuda. Con ello Pemex logró ofrecer bonos por siete mil 500 MDD, y recibió ofertas de financiamiento cinco veces mayores; logró reducir la diferencia entre bonos del gobierno federal y los bonos de Pemex. Con estas operaciones tendrá menor presión en el corto plazo, consideró.

Respecto a las calificadoras señaló que se ha hablado con las casas de análisis para explicar las acciones y programas del gobierno federal, y se espera que aprecien mejor los esfuerzos.

Al responder los cuestionamientos sobre la infraestructura, indicó que se facilitarán las asociaciones público-privadas con el objetivo de permitir la participación de capital particular en los proyectos. Además, se analiza la reestructuración del Fondo Nacional de Infraestructura para financiar nuevos proyectos.

En torno a la línea de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que la actual vencerá en noviembre y existe la intención de renovarla para que la economía tenga un mecanismo adicional de blindaje que dé seguridad a los inversionistas. El monto planteado por el FMI en la línea de crédito flexible es aproximadamente de 74 mil MDD. Hay interés del gobierno para renovar esta línea de crédito aun cuando sea por un monto menor.

En materia de coberturas petroleras, el gobierno lleva a cabo una operación con muchos participantes del mercado que tratan de conocer información para tomar posturas financieras que les permitan maximizar sus ganancias y el gobierno mexicano ha mantenido este tema con mucha discreción con el fin de mantener los términos financieros favorables para el país.

Dijo que el Banco del Bienestar es un extraordinario instrumento de inclusión financiera, por lo que se apoyará su modernización para que más personas accedan a servicios de ahorro, pagos de crédito, seguros y sea una plataforma en la distribución masiva de productos.

Antes, De Luna Martínez expuso a los legisladores su plan de trabajo, en caso de ser ratificado, cuya prioridad es manejar de forma prudente la deuda pública, elemento imprescindible para la estabilidad económica del país.

Para lograrlo, planteó cuatro estrategias, por lo que la decisión del Jefe del Ejecutivo de controlar el crecimiento de la deuda, estabilizarla y gradualmente reducirla es acertada.

Aseguró que prevalece la confianza de los inversionistas en los mercados de capital, tanto nacionales como extranjeros, en el gobierno y en la política de deuda, factor que se fortalecerá, se comprometió.

Expresó su disposición a establecer diálogo con los legisladores para informarles sobre la situación de la deuda, evolución, retos y objetivos que se persiguen.

Sobre las estrategias para manejar de forma prudente la deuda, señaló la necesidad de que el monto no sea mayor al 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Estimó que al cierre de este año alcanzará 45.3 por ciento; es decir, “ya no tenemos mucho margen para aumentar nuestro empréstito. Si pasamos el umbral del 50 por ciento, automáticamente se encienden los focos amarillos y conforme se incremente, las luces de alerta se convertirán en rojos. México podría entrar en una situación de vulnerabilidad extremadamente grave”.

Otro elemento, explicó, es que la deuda pública tenga una composición adecuada en moneda nacional y extranjera. En la actualidad, el 78 por ciento está denominada en pesos mexicanos, el restante 22 por ciento en dólares, euros y yenes.

Se requiere mantener un plazo de vencimiento largo. Hoy la deuda en pesos mexicanos tiene un promedio de ocho años y la deuda en moneda extranjera de 18 años. “Podemos sentirnos cómodos de tener una deuda establece, pero hacia delante deben verse oportunidades para alargar los periodos”.

Además, un manejo responsable de la deuda significa que el costo sea relativamente bajo. Hoy se destinan alrededor de 730 mil millones de pesos para el pago de intereses y en un entorno mundial en que las tasas bajan, consideró que hay oportunidades a fin de reducir el monto del empréstito.

Para concluir, los integrantes de la instancia legislativa avalaron su programa de trabajo, para el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura y el segundo informe semestral del primer año de ejercicio.

Notas Relacionadas