El boxeo también demanda impulso por parte de AMLO

  • El boxeo también demanda impulso por parte de AMLO

    Foto: Carlos Velasco

 

El Box está en crisis y reclama una política de Estado para que se impulse este deporte como ahora lo hace el Presidente, Andrés Manuel López Obrador con el Beisboll toda vez que el boxeo es una disciplina como muchas otras que ha demostrado su impacto en la reducción de los índices de inseguridad en naciones avanzadas y en México ésta práctica carece de apoyo, coincidieron en señalar Humberto González mejor conocido como “Chiquita González”  ex campeón mundial de boxeo mexicano y Alejandro Reyes directivo de la Promotora “Decisión Divida”.

En conferencia de prensa donde presentaron la Noche de Promesas con 9 representantes en donde la pelea estelar será entre Jerson Aguilar y Eduardo H.Rizo con el apoyo de Consejo Mundial de Box este 31 de mayo, resaltaron la importancia de apoyar a las nuevas generaciones de boxeadores Millennials y Z pero con la mística del box donde “no se regalen peleas”.

Si bien en el proceso de preguntas y respuestas ambos actores del encuentro con los medios de comunicación masiva evitaron puntualizar, a pregunta expresa de mexiconuevaera.com, en dónde sí se regalan peleas y si acaso podríamos tener un ejemplo con los recientes encuentros del boxeador, El “Canelo Álvarez”, ambos reconocieron carencias en el ejercicio actual de esta disciplina en donde inunda la mercadotecnia y logra deslumbras a las nuevas figuras.

 

También te puede interesar: La IP puede organizar el GP de México: Ana Gabriela Guevara

 

Por ello, precisaron la importancia de apoyar a los nuevos rostro del Box mexicano con jóvenes que van de los 20 a poco más de 30 años y que hacen un esfuerzo por no dejar la práctica, buscar peleas y combinar esto con actividades académicas y laborales ya que esta disciplina, a nivel inicial, no deja para vivir dignamente.

Humberto González quien también tiene su promotora “Chiquita González Boxing”  y Alejandro Reyes directivo “Decisión Divida”, aseguraron que es importante llevar a cabo peleas parejas, donde se permita la incursión de la mujer, exista mayor difusión del boxeo mexicano para aumentar las entradas y así con llenos totales se puedan mejorar los ingresos de los boxeadores participantes.

Los conferencistas señalaron que no se puede olvidar que el Box es “cultura y el mexicano nace con los guantes puestos”.

En este orden de ideas, Lilia Hernández, boxeadora de 28 años quien pertenece a la generación Millennial, señala que para ella esta disciplina es su vida, se considera una atleta de alto rendimiento y dijo combinar esta práctica con su trabajo, ser policía, y con sus estudios rumbo a ser  licenciada en Criminalística y Ciencias Forenses.

Finalmente, Moises Sixto de 22 años quien pertenece a la generación Z, comenta que trabajo y disciplina se pueden combinar siempre y cuando se tenga amor por este deporte como él lo hace a diario al ser entrenador de Box por la zona de Interlomas en lo que es el Valle de México.

Notas Relacionadas