Diablos Rojos del México ganó su primer campeonato en 1956

  • Diablos Rojos del México ganó su primer campeonato en 1956

Es un privilegio para cualquier organización obtener un campeonato, pero 16 títulos en un deporte profesional, es todo un récord. Ese logro está en manos de los Diablos Rojos del México, la historia de éxitos del equipo más ganador de la Liga Mexicana de Beisbol comienza el 26 de agosto de 1956, cuando obtuvieron el primer cetro de su historia, bajo el mando del cubano Lázaro Salazar que ganaba así su séptimo y último campeonato en la LMB, récord que se mantiene vigente.

En esa temporada, como fue en otras, no había Playoffs ni Series Finales. El monarca era quien finalizaba en el primer lugar.

Para los Diablos era su temporada 17 en la Liga Mexicana, y sólo estaban a un triunfo de obtener el banderín, cuando faltaban 8 juegos para concluir el rol, teniendo como más cercano perseguidor a los Tigres.

 

También te puede interesar: Messi pide su salida del Barcelona

 

Diablos terminó con récord de 83-37, sacando nueve juegos de ventaja sobre Tigres, segundo lugar general.

Ese 26 de agosto celebraron doble juego ante Leones de Yucatán, a quienes derrotaron 2-1, en el primer desafío para obtener el campeonato, teniendo como escenario el parque del Seguro Social.

EL INNING DEL TÍTULO

Yucatán anotó la primera carrera del juego en la tercera entrada por sencillo de Pablo Ortega, anotando por doble de Felipe "Muñeca" Iturralde, pero los Diablos empataron en el cierre del cuarto con triple de Juan Vistuer y elevado de sacrificio de Fernando "Bicho" Pedrozo.

Así llegaron al cierre del noveno episodio. Vistuer abrió con sencillo para arribar a la antesala con imparable de Alonso Perry. Las bases se congestionaron con pasaporte a Pedrozo. El pitcher dominicano Diomedes "Guayubin" Olivo bateó de emergente y conectó una rola por la intermedia en donde Felipe Iturralde pifió, propiciando que Vistuer llegara barrido a home, anotando la carrera del triunfo y campeonato. Vicente López obtuvo la victoria y la derrota fue para Julio Moreno.

En el segundo juego, Diablos estrenó el título con una victoria de 5-1, basados en el pitcheo de Guillermo "Memo" López quien se acreditó el triunfo y José Nakamura, perdió.

Los aficionados, además de ver la coronación del México, disfrutaron de nueve emocionantes entradas en donde hubo grandes jugadas, así como entrega total de los jugadores de ambos equipos.

La temporada de 1956 además de terminar con el primer campeonato de los Diablos Rojos, fue un año histórico para la organización escarlata ya que tanto la triple corona de bateo como de pitcheo se la llevaron dos jugadores escarlatas.

EL triple monarca de pitcheo fue Francisco “Panchillo” Ramírez, que tuvo récord de 20 juegos ganados y tres derrotas con un porcentaje de .870 y 2.25 en carreras limpias y 148 ponches. Panchillo que llegó a tener otros momentos de gloria en sus 17 temporadas en la LMB del beisbol profesional mexicano, ingresó al Salón de la Fama en 1982. Tuvo marca de 184 victorias por 161 derrotas de por vida con 3.69 de efectividad.

El rey del bateo en 1956 se llamó Alonso Perry y acabó con el cuadro, teniendo una temporada más que impresionante. Perry cubría la primera base para el México y bateaba del lado zurdo. Conquistó la triple corona con .392 porcentaje, 28 cuadrangulares y 118 carreras producidas; además fue campeón de hits con 177 imparables, 33 dobles (empatado con Leo Rodríguez) y por si fuera poco líder de triples con 13.

Notas Relacionadas