Principal sospechoso de traición en caso de Ana Frank es un notario judío

  • Principal sospechoso de traición en caso de Ana Frank es un notario judío

    Foto: Getty Images

Afp
17-01-2022

La Haya. Una investigación realizada por un exagente del FBI en torno al misterio sin resolver de quién traicionó a Ana Frank y permitió que los nazis encontraran su escondite señaló que el principal sospechoso es un notario judío, reveló un libro que será lanzado esta semana.

Arnold van den Bergh podría haber revelado el escondite de Ana Frank en Ámsterdam para salvar a su propia familia, según una investigación que duró seis años y que fue plasmada en la obra The Betrayal of Anne Frank (La traición de Ana Frank) de la autora canadiense Rosemary Sullivan, que será publicada el martes.

Las acusaciones contra Van den Bergh, que murió en 1950, se basan en evidencias, incluyendo una carta anónima enviada al padre de Ana, Otto Frank, después de la Segunda Guerra Mundial, según extractos publicados por los medios holandeses el lunes.

 

También te puede interesar: Estrecha relación cultural entre las civilizaciones Olmeca y Maya

 

El Museo de Ana Frank dijo a la AFP que la investigación, dirigida por el agente jubilado del FBI Vincent Pankoke, es una "hipótesis fascinante" pero que son necesarias más indagaciones.

Las teorías sobre cómo llegaron los nazis al escondite que ocupó la familia Frank durante dos años, hasta que fueron descubiertos el 4 de agosto de 1944, abundan, pero el nombre de Van den Bergh no ha recibido mucha atención.

Esta nueva investigación fue realizada a partir de técnicas modernas, incluyendo el uso de inteligencia artificial para analizar enormes cantidades de datos.

Así, se redujo la lista de sospechosos a cuatro personas, incluyendo Van den Bergh, que fue un miembro fundador del Consejo Judío, una organización que los nazis impusieron a los judíos para organizar las deportaciones.

Los investigadores descubrieron que Van den Bergh consiguió evitar la deportación, pero que esta orden fue revocada en una fecha cercana a la traición que permitió a los nazis encontrar a la familia Frank.

"No tenemos un arma humeante, pero tenemos un arma caliente con casquillos vacíos a su alrededor", afirmó Pankoke a la emisora holandesa NOS.

Tras la redada, la familia fue deportada y Ana y su hermana murieron en el campo de Bergen-Belsen al año siguiente. Su padre publicó de forma póstuma su diario, que ha vendido más de 30 millones de copias desde entonces.

Notas Relacionadas