Presentan libro "México Insólito" en Berlín

  • Presentan libro "México Insólito" en Berlín

    Foto: Internet

Notimex
30-03-2017

El investigador mexicano Miguel Gleason presentó "México Insólito", un libro que no tiene precedentes porque reúne las fotografías y la investigación de todos los vestigios culturales de México que hay en el Continente Europeo.

El autor presentó el libro en el Instituto alemán Iberoamericano (Ibero-Amerikanisches Institut) el cual contiene fotografías a color de piezas, códices, penachos, una amplia variedad de objetos que reflejan la historia del país desde la época del México precolombino.

El instituto alemán de investigación y estudio es una prestigiosa institución que resguarda en Alemania y promueve el patrimonio cultural y el acervo del mundo hispanoparlante. Es el mayor instituto en su tipo en Europa.

 

También te puede interesar: Roban la mayor moneda de oro del mundo en Berlín

 

El prólogo de libro lo escribió el reconocido historiador mexicano, Miguel León-Portilla, quien al conocer este trabajo de investigación participó en esa obra.

Su presentación se inserta en el Año Dual México-Alemania, en el que participa la Embajada de México en el país europeo, celebración que está por llegar a su fin. Su objetivo es fortalecer la relación bilateral.

Miguel Gleason presentó la obra, que está contenida en un catálogo de arte de 255 páginas y una presentación multimedial. La investigación ha durado 14 años.

Es fundador de la Asociación México en Europa, cuyo objetivo es inventariar, valorar y difundir el patrimonio cultural mexicano que se encuentra en Europa.

Desde el 2001, con el apoyo de las autoridades culturales del gobierno de México, y de algunas empresas privadas presentes en Europa, el investigador se ha dedicado a registrar los objetos de patrimonio cultural mexicano en el Continente pertenecientes a todas las épocas.

El resultado de esa investigación fue condensado en seis proyectos multimedia, los cuales abarcaron la investigación que hizo Gleason en 17 países europeos. Su investigación ha permitido registrar cerca de nueve mil objetos en 320 ciudades, así como cerca de 450 iglesias, museos, instituciones y organismos.

Gleason declaró a en Berlín que la aquiescencia del prestigioso historiador mexicano, Miguel León-Portilla, "quien, al valorar mi labor, decidió redactar el magnífico prólogo... Esa fue la energía principal que me movió a concretar este libro".

En la realización de la obra "principalmente quiero agradecer a México, porque sin México ésto no hubiera sido esto posible".

Manifestó que "existen varios miles de objetos –de orígen mexicano-, fuera del país, pero estas obras no son la grandeza en sí, sino meros productos o resultados de ésta".

"Puedo contar cuáles fueron los objetos o hechos, que a lo largo de todos estos años, me impactaron considerablemente, no por una cuestión estética o funcional, sino por una especie de energía invisible", escribió en su prólogo para la obra.

"El tener en mis manos las cartas originales que Carlos V le envió a Hernán Cortés y el Códice Sahagún, escuchando y a videograbando como era analizado por los mejores especialistas, al igual que descubrir y dar a conocer dos obras inéditas de Cristóbal de Villalpando", lo impactaron especialmente.

En su búsqueda, visitó pueblos remotos y poco accesibles en Italia donde encontró imágenes de la Vírgen de Guadalupe, que es la patrona de esos andurriales desde hace siglos.

"El único ser que no fue buscado ni planeado, sino producto de una enorme casualidad, fue un descendiente de Moctezuma, muy ocupado, y con justa razón, en reinvindicar la memoria de su ancestro", señaló.

A ello sumó el haber leído las cartas del General Miguel Miramón antes de ser fusilado, así como las vendas que se dice fueron colocadas a Maximiliano de Habsburgo, Tomás Mejía y a Miramón durante su fisilamiento.

Otro encuentro inédito fue el hallazgo de un penacho de Cuauhtémoc, que existe en París, en el Museo Quai Branly, ya descolorido por los siglos transcurridos, pero aún mostando su grandeza hecha de plumas, de tela de algodón y de fibras vegetales.

Notas Relacionadas