Martha Chapa presenta un delicioso libro sobre el cacao

  • Martha Chapa presenta un delicioso libro sobre el cacao

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • Martha Chapa presenta un delicioso libro sobre el cacao

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • Martha Chapa presenta un delicioso libro sobre el cacao

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • Martha Chapa presenta un delicioso libro sobre el cacao

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

“Yo que de Tabasco vengo

con nudos de sangre maya,

donde el cacao molido

dio nuevo sentido al agua…”

Carlos Pellicer

Como bebida, comida, postre, afrodisiaco, estimulante, medicina u ofrenda, el cacao es un producto milenario de origen mesoamericano, que a lo largo del tiempo ha tenido diversos usos como los ya dichos, incluso, llegó a ser moneda de cambio entre las culturas precolombinas , donde era tal su importancia que se le llegó a concebir como el alimento de los dioses.


Para celebrar el cacao (tal vez nunca dejemos de hacerlo), la artista plástica y escritora, Martha Chapa, presentó, en el marco de la XXXVIII edición de la Feria Internacional de Libro del Palacio de Minería, su texto reciente, "Cacao. La bebida de los dioses", editado por el gobierno del estado de Tabasco.


Durante la presentación, la también autora de "La cocina mexicana y su arte", se hizo acompañar por Gabriela Marí Vázquez, Directora General del Instituto Estatal de Cultura de Tabasco; Óscar Cantón, representante del gobierno de este estado y Alejandro Ordorica quien fungió como moredaror.

 

 

También te puede intersar: Presentan programa editorial para conocer nuestra Carta Magna

 


Fiel a su estilo, el libro de Martha Chapa contiene el rigor de la investigación culinaria, pero también tiene la pizca de sabrosura y sensualidad (como buena cocinera) que caracteriza a sus textos.


"El árbol del cacao es como una historia de amor maravillosa y eso me inspiró para escribir este libro", dijo Chapa, al tiempo que se soltó a arrojar datos acerca del cacao, como si arrojara a la olla los ingredientes de un buen puchero.


Entre otros, aquel que dice que fueron los olmecas quienes domesticaron la planta o que en el año de 1753 se le asignó su nombre científico, "Theobroma cacao", justamente, del griego theobroma que significa "alimento de los dioses" por si queda duda de su importancia.
Asimismo, uno de esos datos que funcionan como condimento al libro, es el que dice que "la semilla del cacao es como una alegoría del corazón; del cacao se obtiene el chocolate y del corazón la sangre", por ello es comprensible su papel ritual y su uso exclusivo por parte de las élites, dijo la autora.


Agregó que, al final del libro, incluyó algunas recetas que llevan cacao para que los lectores se animen a prepararlas, como la del pozol, la bebida tradicional de la región maya.


Durante su intervención, el representante del gobierno de Tabasco, Ósacr Cantón, destacó la importancia de este producto para los tabasqueños, tanto en la economía del estado, pues de las 20 mil toneladas producidas al año, el 65% corresponden a esta entidad, seguida por Chiapas, con el 35%; así como en la cultura de sus habitantes, pues el cacao nos recuerda la riqueza de nuestra historia y nos da identidad, dijo.


Comentó que en fechas recientes, el cacao obtuvo la denominación de origen como "Cacao Grijalva", y agregó que en estos tiempo atribulados, es importante voltear a nuestros orígenes, a nuestros productos; el estado de Tabasco está "despetrolizando" su economía y está volteando, precisamente, a la producción de cacao.

Orgullo tabasqueño


En breve charla con México Nueva Era, la Directora General del Instituto Estatal de Cultura de Tabasco, Gabriela Marí Vázquez, dijo que para los tabasqueños, el cacao "es algo que nos enorgullece, pues es parte fundamental de nuestra gastronomía".


La funcionaria explico que para revitalizar este producto hacen falta espacios como estos para difundirlo, además de iniciativas que el propio estado promueve como las visitas a la haciendas cacaoteras en el estado, a través de las secretarías de Desarrollo Económico y Turismo.
"Es necesario que como mexicanos nos acerquemos a conocer los cacaotales, que nos acerquemos a conocer este bello fruto, desde su textura, sus colores, sus sabores, y es así como vamos a poder valorar, acercándonos, conociéndolo; nadie puede valorar lo que no conoce".
En este sentido, aprovecho para reconocer a los productores del cacao y chocolate que hacen un esfuerzo porque esta industria crezca.


"Hay que reconocer  a esas manos, las de los cacaoteros, manos que se exponen al sol a los mosquitos, a todo el medio ambiente de un cacaotal para que nosotros podamos gozar de este producto".


Finalmente, dijo que el cacao y chocolate de tabasco es de los mejores y que un buen producto se reconoce tan solo con probarlo.


"Nosotros podemos reconocer que es un buen chocolate porque cuando lo comemos, nuestros dientes no quedan manchados; un buen cacao se diluye con la sola temperatura de la boca".

Notas Relacionadas