Secretaría de Cultura y el INAH trabajan para combatir el tráfico ilícito de patrimonio cultural

  • Secretaría de Cultura y el INAH trabajan para combatir el tráfico ilícito de patrimonio cultural

    Foto: Cortesía|MNE

México y Sudamérica conforman dos de las áreas geográficas con mayor patrimonio arqueológico e histórico en el continente americano. En nuestro país, la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lleva a cabo acciones permanentes de registro de bienes, concientización a la población y capacitación a las entidades aduanales, de investigación y tutela del patrimonio, para prevenir y combatir el saqueo y tráfico ilícito, actividad que quebranta la memoria histórica de nuestra nación. Derivado de esta labor, en el último año se logró la recuperación de poco más de cuatro mil 550 piezas arqueológicas e históricas, decomisadas en el extranjero.

Una de las medidas que ha dado frutos importantes en lo que va de la actual administración es la cooperación bilateral, establecida mediante acuerdos con naciones como Estados Unidos, China, Guatemala, Belice, Chile, Perú, El Salvador, Uruguay, Suiza, Italia y Santa Lucía.

La correcta aplicación de lo dispuesto en tratados internacionales y la Convención de la UNESCO de 1970, la cual da garantía a los Estados Parte de la devolución del patrimonio, en el último año ha permitido que el gobierno de Estados Unidos restituyera a México tres mil 946 piezas arqueológicas, entre ellas, alrededor de tres mil 900 hachuelas metálicas, empleadas como moneda de cambio hace más de 500 años en los actuales estados de Michoacán y Guerrero, cuya repatriación y entrega para resguardo de este Instituto será concretada en fecha próxima.

 

También te puede interesar: Recibe Fonoteca Nacional audios del artista Desiderio Hernández Xochitiotzin

 

Así mismo, en el vecino país del norte se recuperaron un par de figurillas teotihuacanas, datadas entre 200 y 700 d.C., sustraídas ilegalmente del país y recuperadas en el curso de una investigación llevada a cabo por el FBI (Buró Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés).

También, Estados Unidos repatrió a México un fragmento de la Estela 2 del sitio maya La Mar, ubicado en Chiapas, datada entre los años 800 y 850 d.C., fotografiada en 1900 por el explorador Teobert Maler.

Otro de los logros más relevantes en 2019, fue la repatriación en marzo de 594 exvotos mexicanos de los siglos XVIII al XX, sustraídos del país de manera ilegal a mediados del siglo XX, y que las fuerzas policíacas italianas recuperaron en 2018.

Tales piezas se exhiben actualmente en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, en la exposición Memoria de milagros, exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado, concebida no solo para mostrar los valores de los pequeños retablos mexicanos, sino crear conciencia sobre la protección de nuestro patrimonio.   

De esa misma nación europea, fueron repatriadas a nuestro país seis fragmentos de figurillas antropomorfas de estilo zapoteco, elaboradas en barro, procedentes del actual estado de Oaxaca, y cuya antigüedad se estima entre 200-600 d.C.

En enero de este año, México logró la recuperación y repatriación de tres piezas arqueológicas procedentes de las culturas del Golfo, Oaxaca y Campeche, que se encontraban en Alemania; gracias a las gestiones de la Embajada de México en ese país, las piezas arqueológicas fueron entregadas voluntariamente y sin acción judicial.

Se trata de una urna zapoteca, elaborada en barro (200 - 500 d.C.); un fragmento de figura antropomorfa de barro (500 - 900 d.C.); y una figurilla antropomorfa hecha con ese mismo material, sin cronología. Están bajo resguardo de la Consultoría Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores. También, del país germano se repatrió un fragmento de figura antropomorfa (200-600 d.C.) de estilo teotihuacano.

En igual sentido, como resultado del trabajo de cooperación internacional, en 2019 se logró la recuperación de un vaso trípode elaborado en barro, de estilo teotihuacano (200 - 650 d.C.); de un fragmento de figurilla antropomorfa del mismo material, de estilo huasteco (1000 - 1521 d.C.); y de una vasija efigie con la representación de un ave, de la tradición Tumbas de Tiro (300 a.C. - 600 d.C.). La procedencia de las piezas arqueológicas corresponde las actuales regiones culturales del centro de México, la Costa del Golfo y Occidente.

Cursos de capacitación

El INAH también ha implementado cursos de capacitación sobre el tema a personal de aduanas y ministerios públicos. Durante 2019, esta actividad se extendió también a la Guardia Nacional (GN), específicamente a la Dirección General Adjunta de Tutela del Patrimonio Cultural de la Coordinación de Gendarmería.

Como resultado de estas acciones, en octubre de 2019, la GN dio a conocer que incautó un envío de 28 piezas arqueológicas en el Aeropuerto Internacional de San Luis Potosí. Se supo que el paquete provenía de la Ciudad de México y tenía como destinatario un domicilio en Nogales, Sonora. El hallazgo fue resultado de inspecciones aleatorias en el área de paquetería de la misma terminal aérea. Del conjunto de objetos, el dictamen arrojó que solo tres son originales y el resto reproducciones.

Así mismo, el pasado 1 de febrero, en instalaciones de una empresa de paquetería de ese mismo aeropuerto, se aseguraron 22 piezas de posible carácter arqueológico; en colaboración con la GN y autoridades ministeriales del estado, personal del INAH realizará el peritaje correspondiente.

Catalogación

Otra tarea importante ha sido la elaboración de catálogos de arte sacro resguardado en templos del país, coordinada por el INAH, la Dirección General de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Cultura y el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM; así como la labor cotidiana de registro del patrimonio cultural paleontológico, arqueológico e histórico que lleva a cabo la Dirección de Registro Público de Zonas y Monumentos Arqueológicos e Históricos de la Coordinación Nacional de Asuntos Jurídicos, y la elaboración de catálogos de la Coordinación de Monumentos Históricos de este Instituto.

Finalmente, cabe destacar que el INAH ha proporcionado lineamientos para el adecuado embalaje de los bienes que son recuperados en las representaciones diplomáticas de nuestro país en el exterior, para su retorno al país mediante valija diplomática, a través de la Consultoría Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Con estas acciones, el Gobierno de México refrenda su compromiso de combatir el tráfico ilícito de bienes culturales, tanto propio como de otras naciones, así como de participar activamente en el fortalecimiento de los marcos legales nacionales e internacionales para la protección del patrimonio cultural.

Notas Relacionadas