Se hará la segunda biblioteca comunitaria en la Sierra Mixe

  •  Se hará la segunda biblioteca comunitaria en la Sierra Mixe

    Foto: Internet

“El conocimiento no debe ser un privilegio de pocos, sino el derecho de muchos; somos células transformadoras que se contagian unas a otras, sobre todo para una transformación social”, afirmó Adriana Kupijy Vargas Huitrón, creadora de primera Biblioteca Comunitaria en la Sierra Mixe, de Oaxaca.

La alumna del cuarto semestre de la licenciatura en Pedagogía, en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, e integrante del Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas (SBEI), del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural e Interculturalidad (PUIC), aclaró: “la biblioteca no es mía, es de toda la comunidad; seguiremos descentralizando el conocimiento y le daremos atención y continuidad a lo que ya tenemos”.

Además, hizo un llamado a la Universidad, a la sociedad y a los tres órdenes de gobierno para que “sigan poniendo interés en los proyectos que tienen los jóvenes, porque es importante que se mire hacia nuestras comunidades, hacia nuestros contextos, nuestras realidades, para gestar conocimientos desde ahí”.

 

También te puede interesar: Pintor indígena vende artesanía para exponer su obra en Europa

 

En conferencia de medios anunció que a fin de año abrirá la segunda biblioteca en la comunidad Las Flores, y explicó que fue en enero de este año cuando logró la apertura de la primera, en la Ranchería de Tejas, con cuatro mil ejemplares.

Relató que su mochila azul con negro y bordes con vivos rosas fue su principal transporte para los primeros libros donados; además, reconoció el apoyo fundamental de sus compañeros de Acatlán y de la Facultad de Ciencias (FC), y ahora el patrocinio en Oaxaca.

La relación con los libros

Aquellas noches en Tlahuitoltepec, Oaxaca, regidas por el rumor del viento y los insectos, eran acompañadas por Adriana Kupijy Vargas Huitrón con letras de “Lilus Kikus”, la obra de Elena Poniatowska, que leía su madre cada que envejecía el día. Así se fraguó la relación de los libros con la ahora gestora universitaria de las Bibliotecas Comunitarias en la Sierra Mixe.

Notas Relacionadas