México y Hungría firman acuerdo para la restauración del patrimonio mexicano

  •  México y Hungría firman acuerdo para la restauración del patrimonio mexicano

    Foto: Cortesía | MNE

El gobierno de Hungría hará una donación al pueblo de México para apoyar en las labores de reconstrucción de su patrimonio cultural. Esta colaboración se formalizó este 9 de abril en el Palacio de Bellas Artes, mediante la firma del Acuerdo de Cooperación entre la Secretaría de Cultura de México y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Hungría, en materia de restauración y conservación de patrimonio cultural mexicano afectado por los sismos de 2017.

El monto de la donación asciende a los 2 mil millones de florines húngaros, que equivalen aproximadamente a 135 millones de pesos mexicanos y a alrededor de 7 millones 145 mil 293 dólares.

Los inmuebles afectados que se beneficiarán de estos recursos son el Templo y Antiguo Convento de la Natividad, en Tepoztlán, Morelos, y el Templo del Sagrado Corazón de Jesús, ubicado en la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México.

 

También te puede interesar: Inicia XLII concurso nacional de pintura infantil el niño y la mar

 

Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura destacó que este acuerdo es uno de los primeros logros del Consejo de Diplomacia Cultural, y que se trata de un gesto de solidaridad de Hungría para colaborar ante la catástrofe que México vivió con los sismos de 2017 y que afectaron nuestro patrimonio cultural.

Aseguró que supone una oportunidad para diversificar los lazos y formas de cooperación entre ambas naciones, por lo que México da la bienvenida a la cultura húngara y que nuestro país mostrará su cultura en el corazón de Europa, donde se localiza Hungría.

Por su parte, Péter Szijjártó Ministro de Asuntos Exteriores y de Comercio de Hungría,  agradeció la hospitalidad de México, país separado de Hungría por una gran distancia geográfica pero que están unidos por la religión, la cristiandad y la fe.

Hungría, agregó, es un país orgulloso de sus raíces religiosas por lo que ofrece su ayuda a México, que es la segunda mayor comunidad católica del mundo y que ha sufrido tras los terremotos de 2017 con la destrucción de sus iglesias.

Notas Relacionadas