Fuertes vínculos culturales, económicos y políticos entre México y Holanda

  • Fuertes vínculos culturales, económicos   y políticos entre México y Holanda

    Foto: Internet

Wilfred Mohr, embajador del Reino de los Países Bajos en México, aseguró que la cooperación permite a las naciones aprender cómo se hacen las cosas en otras latitudes y los acuerdos internacionales son una buena opción para ello, porque también se estimula la competencia que naciones como México pueden aprovechar para mejorar sus procesos y productos. 

Al ofrecer la charla “El rol de Países Bajos y la Unión Europea en las relaciones internacionales”, como parte del ciclo Conversaciones desde la diplomacia europea, organizado por el Centro de Estudios Europeos (CEE) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, añadió: 

“México tiene una muy fructífera y potencial relación con las naciones de la Unión Europea. Nuestra relación es muy diversa y con fuertes lazos culturales, económicos y políticos; esperamos que este año podamos ser parte de nuevos acuerdos, sobre todo porque compartimos objetivos comunes como la democracia, resiliencia y prosperidad”, destacó el diplomático. 

 

 

También te puede interesar: Ante la tragedia, la especulación debe ser sustituida por la firmeza de la verdad: PRI

 

 



El embajador aseveró que para Holanda nuestro país es el décimo primer exportador y el décimo tercer importador, lo que implica una cantidad importante de ganancias. La nación europea exporta a México productos minerales, farmacéuticos, ópticos y de fotografía; maquinaria y vehículos, entre otros. 

Recordó que múltiples empresas holandesas se han instalado con éxito en Baja California Norte, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Colima, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Campeche, Quintana Roo y Yucatán. 

El diplomático europeo agregó que una de las prioridades de Holanda en la cooperación con México es la económica, ya que para las empresas de su país es una importante puerta hacia Estados Unidos; “además de que nuestros países son muy similares en muchas cosas, son ricos y diversos”. 

Wilfred Mohr recordó que, a nivel mundial, los Países Bajos trabajan desde hace tiempo en fomentar la paz y la seguridad, el orden legal, la justicia social, la sustentabilidad, el intercambio cultural y compartir el conocimiento.  

“Nuestro objetivo es ser vistos como socios en la meta de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible: los holandeses siempre buscamos nuevas aproximaciones, y nos distinguimos por nuestra comprensión y perspectiva multidisciplinaria; trabajamos mucho en alcanzar estos objetivos”, comentó. 

Precisó que parte de lo que define el carácter de los holandeses son tres conceptos fundamentales: apertura, valoramos la libertad, transparencia y claridad; innovación, buscamos siempre soluciones innovadoras y pragmáticas; inclusión, nos gustan las consideradas ganar-ganar y las formas de cooperación que trascienden sectores y fronteras nacionales (triple hélice). 

Esto implica que cuando toman decisiones buscan estar de acuerdo, aunque las cosas son un poco más lentas, “pero cuando adoptamos una solución o decisión nos aseguramos de que todos estén involucrados”, dijo. 

Algunos ejemplos de las soluciones colaborativas implementadas son: un pacto sobre plásticos, donde las multinacionales holandesas y las compañías medianas se comprometieron a reducir, a la mitad, el uso de estos materiales; o bien, el Proyecto de Prevención de Inundaciones Nueva Orleans, el cual produce modernas tecnologías de seguridad y sirve como puente que une a las partes interesadas. 

Notas Relacionadas