El arpa y sus sonoridades serán expuestos en Los Pinos

  • El arpa y sus sonoridades serán expuestos en Los Pinos

    Foto: Cortesia | MNE 

Como parte del programa Los Pinos Suenan, cuyo objetivo es vincular al público con la vida académica y artística de los grupos y programas del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), los días 29 y 30 de octubre se llevará a cabo el Ciclo de Arpa en el Complejo Cultural Los Pinos, donde instrumentistas de dicha especialidad de la Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh) y de otras instituciones educativas, así como el público en general, tendrán un acercamiento al conocimiento y experiencia de Lily Tamayo y Edmundo Camacho, connotados arpistas y académicos del ramo.

El miércoles 29 de octubre realizarán dos conferencias magistrales: El Arpa a través de Lily Tamayo y El Arpa Novohispana, ambas en el Salón Adolfo López Mateos del Complejo Cultural Los Pinos, la primera será a las 16 horas, la segunda, una hora después.

Lily Tamayo, reconocida por su propuesta vanguardista para hacer del arpa un instrumento solista, hablará sobre las posibilidades sonoras del arpa, los retos que pueden o deben enfrentar los instrumentistas de la especialidad en su búsqueda artística y en su labor para ampliar el repertorio para este instrumento, el trabajo creativo con los compositores, así como la técnica del instrumento.

 

Tambien te puede interesar: La Feria de Todos los Santos invita a disfrutar las tradiciones

 

Edmundo Camacho, arpista y maestro en interpretación musical y licenciado en las carreras de Música y Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, quien ha realizado investigaciones sobre el arpa en la Nueva España (Siglos XVII y XVIII), dictará la segunda conferencia, en la que brindará un amplio panorama sobre la presencia de este instrumento en dicho periodo.

Para Lily Tamayo esto significa una oportunidad invaluable para escuchar y acercarse a las nuevas generaciones, según explica la también académica, quien además se ha dedicado a impulsar la difusión del repertorio del arpa de pedales, así como el de arpas mestizas e indígenas de México, que, cabe señalar, es la nación con el mayor número de estilos de arpa tradicional.

“Compartir mis experiencias y dar oídos a las inquietudes de los jóvenes siempre ha sido enriquecedor. En esta ocasión quiero dirigir mi intervención hacia los caminos que hay que seguir dentro de la música, me refiero a los que se abren dentro del mismo quehacer musical, a cómo se debe seguir el impulso natural de la búsqueda artística de cada quien para definir su estilo y perfilar su carrera; asimismo platicaré sobre la responsabilidad y compromiso del instrumentista con el instrumento, es decir, del acercamiento que debemos tener con los compositores para ampliar el reportorio”.

En este sentido, Tamayo comparte que le encantará escuchar las propuestas de los jóvenes. “Sé que ahora ellos se comunican de diversas formas a través de la tecnología, pero mi consejo siempre será que se busquen relaciones creativas, que se junten con sus amigos y con los estudiantes de composición para idear de manera conjunta -sin entrometerse en el proceso de concepción de una obra- diferentes formas y estilos de hacer sonar el arpa”.

Para ella, que inició su formación musical a los 12 años, ha sido un gozo resolver los retos que le imponen los compositores a través de sus obras. “Lo más importante de la dupla creativa compositor-instrumentista es el respeto por la labor de cada uno. A veces los compositores no conocen todos los recursos técnicos y expresivos de un instrumento −en este caso del arpa− y a veces te marcan en la partitura movimientos o sonidos que son casi imposibles de lograr, aquí la importancia está en hablarlo y también en la pericia del instrumentista en buscar resolverlo”, señala.

“He tocado descalza porque a veces solo así logró que mi arpa suene como el compositor la ideó y ha sido muy divertido”, justo eso es lo que quiero transmitir a los chicos que la música debe ser diversión y sentimiento. Deben saber que hay que desnudar el alma en el escenario para que el público conecte con nuestro arte”, dice.

El 30 de octubre a las 16 horas, los arpistas que hayan asistido a las conferencias magistrales y, después de haber trabajado con Lily Tamayo en su técnica, realizarán un recital en el Salón Adolfo López Mateos. Más tarde, en esa misma sala, el Ensamble de Arpas de la Orquesta Escuela Carlos Chávez interpretará un programa con obras Alfredo Rolando Ortiz, Franz Poenitz, Stephanie Curcio, Macedonio Alcalá, Francisco Tárrega, José Alfredo Jiménez y Rubén Fuentes.

 

Notas Relacionadas