"Susurros en la niebla", una exposición que revalora el arte del dibujo

  • "Susurros en la niebla", una exposición que revalora el arte del dibujo

    Foto:  Luis Enrique Flores Aguilar

  • "Susurros en la niebla", una exposición que revalora el arte del dibujo

    Foto:  Luis Enrique Flores Aguilar

  • "Susurros en la niebla", una exposición que revalora el arte del dibujo

    Foto:  Luis Enrique Flores Aguilar

  • "Susurros en la niebla", una exposición que revalora el arte del dibujo

    Foto:  Luis Enrique Flores Aguilar

Con la intención de plantear una relectura del dibujo como expresión vigente a través de diversas técnicas y formatos, los artistas visuales Mayra León, Gerardo Rivera Kura y Víctor Lucero conforman la exposición "Susurros en la niebla. Punto, línea y mancha", que se presenta en la Galería José María Velasco a partir del 30 de marzo hasta el 5 de mayo.

Se trata de 41 piezas en las que se exploran distintas posibilidades del dibujo, como la técnica mixta (grafito, pastel, tintas de acrílico) o la tinta y la pintura acrílica, con las que se busca cuestionar los límites del dibujo y atreverse a trabajar con diversos formatos a fin de establecer un diálogo con el espectador, como el dibujo secuencial, el cómic experimental y el libro de artista.

 

También te puede interesar: Vincent van Gogh es “uno de los grandes maestros del cromatismo"

 

En entrevista para México Nueva Era, los tres artistas hablaron de su obra y algunas de sus motivaciones:

Mayra León y el ombligo de la luna

La artista Mayra León explicó que su propuesta tiene al Zócalo de la Ciudad de México como protagonista al ser este el "espacio donde confluyen la historia, los mitos y las personas y esta confluencia, es una representación simbólica, dado que es el corazón político del país". 

A través de un discurso político, dijo, "se trata de hablar con símbolos para contar lo cotidiano y hacer denuncia en asuntos como las mujeres asesinadas, algo que no debería seguir pasando, entre otros temas que van de lo pesadillezco a lo narrativo. Es expresar cómo estoy observando esta cotidianidad que va de lo maravilloso a lo terrible y que sucede todos los días". 

Su obra también comprende una serie de dibujos en acrílico, "que es como una manera de representar el Zócalo, porque entonces tenemos el cuadro del Zócalo y el círculo lunar, dado que sabemos que México Significa el ombligo de la luna. Entonces estoy haciendo referencia a esa situación", señaló.

Indicó que todo esto se complementa con una serie de libros de artista que ha estado desarrollando desde hace cinco años a través de un proyecto que se llama "Amoxcalli".

Mayra León comentó que parte de sus referencias artísticas son el blanco y negro, "ya que esta construcción de espacios en blanco y negro es maravillosa y aún sigue asombrándonos".

Reconoció la importancia de una muestra como esta que revalora el papel del artista del dibujo, pues esta expresión "no es sólo una forma mínima del arte o un boceto, sino que es una obra terminada y lo que estamos presentando aquí lo demuestra y yo creo que es algo muy acertado de la Galería José María Velasco".

El Necronomicómix de Gerardo Rivera Kura

La obra de este artista se trata de una serie que es un híbrido entre el dibujo tradicional y el cómic clásico en donde el eje temático es el erotismo y la muerte, "y a partir del Eros y el Tánatos podemos manejar todo el abanico humano y social", afirmó Rivera Kura.

Señaló que lo que pretende es que el público pueda hacer una lectura de su obra a través de las imágenes y el simbolísmo que en ellas se maneja.

Reconoció que en sus imágenes hay una carga onírica que alude al esoterismo, la religión y la cultura prehispánica, las cuales nos pueden remitir al mismo tiempo al cómic, las cartas del tarot o los exvotos.

"Me atrae mucho el exvoto y por eso de repente aparecen muchos elementos religiosos, tal vez un poco tergiversados o de una manera muy crítica", dijo.

En este sentido, aseguró Gerardo Rivera, su trabajo es crítico y provocador, pues "se trata de poner el dedo en la yaga acerca de los prejuicios y convencionalismos que tenemos como sociedad".

En cuanto al papel del dibujo, indicó que éste no ha perdido su papel fundamental dentro del arte, pues es la base de toda la creación plástica y el dibujo como obra en sí, le ha dado la oportunidad a muchos artistas de forjarse una carrera.

Victor Lucero, antes de que salga la luz

Este artista oaxaqueño comentó que su propuesta es un dibujo secuencial de gran formato sobre algunos páneles en donde se puede apreciar "un paisaje enrarecido en el que conviven varios seres mitológicos y simbólicos".

Advirtió que su obra está en un código abierto, "lo que significa que no hay una narrativa como un guión, sino que se puede ir y venir para que invite al espectador al movimiento y a la vitalidad de la mirada".

Víctor Lucero explicó que su dibujo es figurativo, pero al mismo tiempo muy intimista y "tiende a tener estas narrativas gráficas que son propias de las cartas del tarot o el simbolismo del siglo XIX, en el que no había guión, pero sí había imágenes que contaban una historia".

Abundó que al principio se trata de dibujos muy sólidos y al final son muy etéreos y eso da la sensación de que el dibujo puede continuar en el futuro o se puede quedar en una especie de primer volumen".

Subrayó que parte de su inspiración la encuentra en el pensamiento mexicano, sobre todo en el de su tierra natal. "En Oaxaca la gente piensa en fantasmas y al mismo tiempo en ovnis, y esta serie de cuentos y leyendas es algo que fue introduciendo en mi imaginación de forma natural".

Detalló que su obra es un discurso acerca del progresismo científico, en el que la fantasía y la mitología están como delgadas al ridículo, a los pensamientos infantiles, pero este pensamiento ha evolucionados y ahora "ya no tenemos el pensamiento de pelear contra el dragón, pues ahora pensamos de qué manera tenemos que pelear contra el 'reptiliano'; se trata de ver cómo la imaginación transforma estos seres que siempre han existido".

Respecto del estado del dibujo en el mundo de las artes plásticas, Víctor Lucero, apuntó que siempre ha estado delegado como práctica artística, aunque el dibujo es algo inherente al ser humano, como soñar, reír o llorar, pues desde niños ya hacemos trazos y a través de la historia siempre se ha dibujado, como ejemplo están las cuevas prehistóricas.

La muestra "Susurros en la niebla. Punto, línea y mancha", estará presente hasta el 5 de mayo en la Galería José María Velasco, ubicada en Peralvillo 55, colonia Morelos, en la Ciudad de México.

Notas Relacionadas