Llega el clásico “Un tranvía llamado deseo” al Helénico

  • Llega el clásico “Un tranvía llamado deseo” al  Helénico

    Foto: Cortesía|MNE

  • Llega el clásico “Un tranvía llamado deseo” al  Helénico

    Foto: Cortesía|MNE

Luego de 21 años de no montarse en la ciudad de México, las directoras Iona Weissberg y Aline de la Cruz apuestan por llevar a escena un clásico desde una perspectiva femenina y contemporánea.

 

Es así que Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams, la obra más representada de la dramaturgia estadounidense, llegará a partir del 3 de marzo al Centro Cultural Helénico con una producción mexicana.

“Un tranvía llamado deseo es mucho más perverso y menos poético de lo que generalmente se presenta. Vemos en la obra a un marido que le pega a su mujer y ella lo aguanta, a una señora que se acuesta con uno de sus alumnos, gente alcohólica. Es un mundo muy degradado que generalmente se presenta desde una perspectiva más lírica. Lo que nosotras tratamos de hacer es cómo se ve esto a principios del siglo XXI”, comentó Iona Weissberg.

 

También te puede interesar: Llega "La pasión de Frida” al Instituto Italiano de Cultura

 

A pesar de que se respeta la época en que se desarrolla la trama (mediados de la década de los cuarenta del siglo pasado) y esto se hace visible en el vestuario y la escenografía, Aline de la Cruz comentó que el tipo de situaciones que se presentan se han vuelto problemas sociales que aquejan a la sociedad actual.

“Hay una parte de nosotras en que estas perversiones retumban en la conciencia colectiva. Creo que por eso la obra sigue siendo vigente, aunque nos pega de manera distinta”.

Mónica Dionne da vida a Blanche Dubois, Marcus Ornellas representa a Stanley Kowalski, María Aura interpreta a Stella Dubois y Rodrigo Murray encarna a Harold Mitchell. Completan el reparto los actores Héctor Sandoval, Daniela Rodríguez, Luis Montalvo, Omar Saavedra, Angélica May y Rebeca Roa.

En la historia, Blanche, una mujer madura y anclada en el pasado, visita a su hermana Stella y a su marido Stanley, un joven rústico y violento, que vive en Nueva Orleans y tiene ascendencia polaca. Blanche decide quedarse durante un período indefinido a vivir con su hermana. En este momento Blanche le cuenta sobre la pérdida de una antigua propiedad de la familia llamada Belle Reeve. Esto levanta sospechas en el marido de Stella, quien decide investigar más acerca del escabroso pasado de Blanche.

Monica Dionne señaló que interpretar a Blanche Dubois es una fantasía para toda actriz por el reto que implica este personaje que posee emociones exaltadas. De ahí la importancia de proponer un estilo actoral que retratara a una persona afectada e histriónica, pero cuidando los matices para no ser tan exagerado.

De acuerdo con el actor Rodrigo Murray, hay que quitar ese aire de seriedad y solemnidad que rodea a la obra, por lo que espera que pueda convocar a jóvenes que no han tenido la oportunidad de verla.

Notas Relacionadas