Atlacomulco, impulsa nanosatélites

  • Atlacomulco, impulsa nanosatélites

    Foto: Internet

En una alianza con Roberto Téllez Monroy, alcalde de Atlacomulco, y René Santín Villavicenciol, rector de la Universidad Politécnica de Atlacomulco (UPA), la Agencia Espacial Mexicana anunció un acuerdo para que estudiantes mexicanos formen parte de la próxima misión satelital internacional programada para la segunda mitad de 2021, denominada “D2/AtlaCom-1”.

La UPA, y otras universidades regionales que soliciten sumar académicos y estudiantes destacados a este proyecto educativo, podrán sistematizar datos del avanzado satélite D2/AtlaCom-1, explorar y desarrollar soluciones de innovación para optimizar diversas industrias como *energía, minería, ganadería, monitoreo de contaminantes, o alerta temprana de incendios forestales.

Téllez Monroy afirmó que Atlacomulco será un referente nacional en desarrollo de ciencia y tecnología satelital* atrayendo talento hacia la ingeniería y desarrollo local de nanosatélites para tareas sociales prioritarias, por ello están construyendo el primer Centro Regional de Innovación y Desarrollo Espacial de su tipo en la historia del país, que estaría listo a finales de este año.

 

Saca el balon y juega con tus amigos: WILSON - Balón de fútbol Tradicional, Tamaño 4, Blanco/Negro, Talla 4, encuentrala en Amazon 

 

En el anuncio oficial de la misión, Brent Abbott, CEO de la compañía europeo-estadounidense “NanoAvionics US”, desarrolladora del D2/AtlaCom-1, expresó que esta alianza sentará las bases para una infraestructura de nanosatélites y futuras misiones espaciales de nuestro país.

“La participación de México en este proyecto, ha sido posible gracias al apoyo de la compañía mexicana Space JLTZ y su visionario CEO y Presidente, José Luis Terreros, la visión a largo plazo y los extraordinarios esfuerzos del Titular de la AEM, Dr. Salvador Landeros, y, especialmente el apoyo ejemplar del Municipio de Atlacomulco, con su Alcalde e Ingeniero apasionado del espacio, Roberto Téllez”, reconoció Abbott.

La compañía mexicana “Startup” Space JLTZ, logró asociarse en esta cooperación internacional para procesar y distribuir los datos del D2/AtlaCom-1, a fin de que puedan ser útiles en tareas sociales prioritarias como la protección de poblaciones frente a desastres naturales, o apoyar la productividad agrícola para la seguridad alimentaria y hacer más con menos, ya que, por ejemplo, un satélite puede "ver” preventivamente una enfermedad invasiva que amenace la cosecha, y permitir a los agricultores tomar medidas.

“Es una verdad bien conocida que la exploración espacial es el próximo paso para la humanidad. No podría estar más emocionado y orgulloso por este proyecto para conducir a México por un camino espacial. Sabemos que esta alianza con los gigantes NanoAvionics y Dragonfly Aerospace (socio sudafricano del proyecto), es sólo el comienzo, y cambiará el curso de la industria espacial en México”, pronosticó el joven CEO y presidente de Space JLTZ, José Luis Terreros Corrales.

Notas Relacionadas