Impacto humano puede explicar 96% de las extinciones de mamíferos

  • Impacto humano puede explicar 96% de las extinciones de mamíferos

    Foto: Internet

Europa Press
10-09-2020

Madrid. El impacto humano puede explicar 96 por ciento de todas las extinciones de especies de mamíferos de los pasados 126 mil años, según un nuevo estudio publicado en Science Advances.

Durante esos años ha habido un aumento de mil 600 veces en las tasas de extinción de mamíferos, en comparación con los niveles naturales de extinción. Según el nuevo estudio, este incremento se debe casi de forma exclusiva al impacto humano.

El estudio muestra, además, que incluso los humanos prehistóricos ya tuvieron un impacto destructivo significativo en la biodiversidad, uno que fue más desastroso que los cambios climáticos más grandes de la historia reciente de la Tierra, como la pasada Edad de Hielo.

 

Quieres que te crezca el cabello: Kirkland - 6 Pack - Barba y Cabello - Tratamiento para 6 Meses, encuéntralo en Amazon

 

No encontramos esencialmente ninguna evidencia de extinciones provocadas por el clima durante los pasados 126 mil años. En cambio, hallamos que el impacto humano explica 96 por ciento de todas las pérdidas de mamíferos durante ese tiempo, afirma Daniele Silvestro, uno de los investigadores.

Esto contradice las opiniones de algunos estudiosos, que creen que los fuertes cambios climáticos fueron la principal fuerza impulsora detrás de la mayoría de las extinciones de mamíferos prehistóricos.

Por el contrario, los hallazgos sugieren que en el pasado las especies de mamíferos eran resistentes, incluso a las fluctuaciones extremas del clima.

Más amenazas

Sin embargo, el cambio climático actual, junto con los hábitats fragmentados, la caza furtiva y otras amenazas relacionadas con los seres humanos, representan un gran riesgo para muchas especies, señala Daniele Silvestro.

Las conclusiones del investigador se basan en un gran conjunto de datos de fósiles. Recopilaron y analizaron datos de 351 especies de mamíferos que se han extinguido desde el comienzo del Pleistoceno tardío. Entre muchos otros, estos incluían especies icónicas como mamuts, tigres dientes de sable y perezosos terrestres gigantes. Los datos fósiles proporcionados por la Sociedad Zoológica de Londres fueron una contribución importante al estudio.

Estas extinciones no ocurrieron de manera continua y a un ritmo constante. En cambio, se detectan estallidos de pérdidas en diferentes continentes en momentos en que los humanos los alcanzaron por primera vez. De forma más reciente, la magnitud de las despariciones provocadas por ellos ha acelerado nuevamente, esta vez en una escala global, sostiene Tobias Andermann, de la Universidad de Gotemburgo.

La tasa actual de declive de mamíferos es probablemente el evento de extinción más grande desde el final de la era de los dinosaurios, según los investigadores. Utilizando simulaciones por computadora, predicen que estas tasas continuarán aumentando rápida y posiblemente lleguen a 30 mil veces por encima del nivel natural para el año 2100. Esto es así si continúan las tendencias actuales en el comportamiento humano y la pérdida de biodiversidad.

A pesar de estas sombrías proyecciones, la tendencia aún puede cambiar. Podemos salvar cientos o miles de especies con estrategias de conservación más específicas y eficientes. Pero para lograr esto, necesitamos aumentar nuestra conciencia colectiva sobre la inminente escalada de la crisis de la biodiversidad y tomar medidas para combatir esta emergencia global. El tiempo apremia. Con cada especie desaparecida, perdemos irreversiblemente una parte única de la historia natural de la Tierra, concluye Andermann.

Notas Relacionadas