El Planeta 9, "un robo" del Sol a otra estrella

  • El Planeta 9, "un robo" del Sol a otra estrella

    Foto: Internet

partir de la observación de seis cuerpos extremos transneptunianos que deambulan a menos de 100 unidades astronómicas (distancia media entre la Tierra y el Sol, abreviada UA) de nosotros y giran heliocéntricamente, se ha propuesto la existencia de un nuevo planeta gigante en el Sistema Solar, expuso Bárbara Pichardo, investigadora del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.

Estos objetos, en lugar de distribuirse en todas direcciones, se alinean como si algún perturbador importante los hubiera obligado a colocarse en sus posiciones actuales. Por ello, se ha planteado la presencia de un planeta llamado 9 o X, agregó.

A partir de estas observaciones, surge ahora la teoría de que se trata de un cuerpo extrasolar, es decir, que antes orbitaba otra estrella y que pasó lo suficientemente cerca de nuestro Sol, en el cúmulo de su nacimiento, cuando la ubicación de las estrellas hermanas de éste era aún muy próxima.

 

También te puede interesar: Crean App para monitoreo en estancias infantiles

 

En otras palabras, se encontraba a una distancia suficiente como para que el Sol lo atrajera y extrajera, explicó la universitaria.

“Esto no es común, ni siquiera en el cúmulo de nacimiento del Sol, donde la probabilidad de que dos estrellas se aproximen tanto como para que esto ocurra es de menos del 10 por ciento. Después de esa época —los primeros 100 millones de años que le tomó a dicha formación disociarse—, la posibilidad de un encuentro cercano con otro astro en la vecindad solar es de prácticamente cero”, especificó la académica.

Hasta el momento no se ha comprobado si hay un planeta X, pero de ser real, los cálculos infieren que estaría a una distancia de entre 600 y mil 500 UA de la Tierra. De acuerdo con dichas estimaciones, en su máximo acercamiento al Sol estaría a 500 unidades astronómicas, y en su máximo alejamiento a mil 500.

Se ha especulado que su tamaño es de 10 masas terrestres, lo que significa que, por su lejanía, sería tremendamente complejo estudiarlo y saber su composición exacta con la tecnología actual.

También, se ha planteado la posibilidad de que pertenezca a nuestro Sistema Solar; de ser así, debería tener la misma composición química que los demás objetos de nuestro vecindario e, incluso, si proviniera de otra estrella, pero del mismo cúmulo de nacimiento del Sol, ésta sería similar a la de Neptuno.

“Es difícil establecer su origen, porque desde donde estamos es complicado averiguar cómo está formado”, aseveró Pichardo.

Seis pistas sobre su existencia

Un argumento en favor de la existencia del planeta X son seis cuerpos transneptunianos que en vez de distribuirse de forma aleatoria, presentan un ordenamiento de las órbitas. Por ello se cree que si no hubiera algo más grande que provocara este fenómeno, se desplazarían en cualquier dirección, explicó.

Los objetos que lo circunvalarían son un poco más grandes que Plutón. El más conocido es Sedna, que por años ha maravillado a los astrónomos por la extraña trayectoria que describe. Aunque se han hecho cálculos, podría haber errores en las observaciones orbitales de éstos, pues se necesita mucho tiempo para obtener el dato exacto. La incertidumbre es enorme, añadió la universitaria.

En la historia

A lo largo de la historia se ha mencionado en nueve ocasiones la probable presencia de un nuevo planeta; sin embargo, ninguna ha tenido mucho eco. No obstante, en esta ocasión la idea fue planteada por dos reconocidos científicos estadounidenses: Michael Brown y Konstantin Batygin, quienes se han basado en procesamientos por computadora.

Hoy, muchos investigadores trabajan para comprobar su existencia, pero deberán pasar al menos 10 años para saber la respuesta. “El planeta 9 es un resultado teórico, no sabemos nada sobre él y nos llevará tiempo comprobarlo”, concluyó la investigadora.