Facebook adquiere whatsapp

iProfesional
19-02-2014

Facebook confirmó la compra del servicio de mensajería WhatsApp por 19.000 millones de dólares, de los que 16.000 millones se pagarían en efectivo y acciones y otros 3.000 millones llegarán como retribución en acciones restringidas de la red social para los directivos y miembros del staff de la compañía adquirida.

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, consideró que "éste es el primer paso para conseguir el objetivo de conectar a mil millones de personas". 

Se estima que Facebook tiene en torno a 1.100 millones de usuarios en todo el mundo, algo más del doble que WhatsApp, cuyas últimas cifras hablan de 450 millones de clientes. 

Si se hace una extrapolación, Facebook ha pagado más de 35 dólares por cada usuario activo de WhatsApp.

El CEO de WhatsApp, Jan Koum, se unirá a la junta directiva de la red social, mientras que el servicio de mensajería, por el momento, mantendrá su marca y actividad autónoma. 

En una nota publicada en el blog de WhatsApp, Kuom explicó el motivo de su decisión y cómo será la aplicación en el futuro: “Esto es lo que va a cambiar para ustedes, nuestros usuarios: nada”.

Kuom prometió que el servicio funcionará de forma autónoma e independiente, disponible a partir de la misma cifra.

Hoy WhatsApp es gratuito el primer año y cuesta un dólar anual a partir del segundo, y seguirá siendo utilizable desde cualquier lugar y cualquier teléfono. 

También Koum prometió que no habrá anuncios que interrumpan la comunicación. 

"No habría habido acuerdo entre nuestras empresas si hubiésemos tenido que comprometer los principios básicos que definen nuestra compañía, nuestra visión o nuestro producto", señaló. 

En una conferencia de prensa conjunta de Zuckerberg y Kuom, el primero insistió en que no tiene intención de llenar WhatsApp de publicidad.

"Personalmente, no creo que los anuncios sean la mejor forma de monetizar los sistemas de mensajería", aseguró.

Facebook tiene su propia aplicación de mensajería, Facebook Messenger, que es la más utilizada en los Estados Unidos y Canadá, pero cuyo impacto en Europa y Asia es menor. 

El movimiento de la red social tiene en este caso un ojo puesto también en los países emergentes, donde espera aumentar su influencia en los próximos años.