Transmite IECM la charla “Ayuda mutua, trabajo en equipo y solución de problemas en el trabajo”

  •  Transmite IECM la charla “Ayuda mutua, trabajo en equipo y solución de problemas en el trabajo”

    Foto: Cortesia | MNE 

El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) continuó con la sexta temporada de las charlas virtuales de En Conexión, con el tema: “Ayuda mutua, trabajo en equipo y solución de problemas en el trabajo”, cuyo objetivo fue abordar temas relacionados con la salud psicosocial ante la nueva normalidad.

El encuentro, presentado por la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos, la Consejera Carolina del Ángel Cruz, fue impartido por el especialista de la salud de la Facultad de Psicología de la UNAM, el Dr. Emmanuel Martínez Mejía, y estuvo dirigido al personal del órgano electoral capitalino que realiza actividades laborales a distancia, presenciales y mixtas, así como a la comunidad de Radio Educación y a la ciudadanía en general.

Durante su exposición, el Dr. Emmanuel Martínez señaló que la salud mental es un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones  normales de la vida, puede trabajar de forma productiva  y fructífera  y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

 

También te puede interesar:  Covid-19 da muerte a la celebración del Día de Muertos

 

Mencionó que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, un entorno laboral saludable es un lugar en donde todas y todos trabajan unidos para alcanzar una visión conjunta de salud y bienestar para el personal y la comunidad, lo que proporciona a la plantilla laboral condiciones físicas, psicológicas, sociales y organizacionales que protegen y promueven la salud y la seguridad.

En este sentido, refirió que, en el contexto actual de la pandemia debido al COVID-19, un concepto clave para establecer qué es lo que podemos hacer por otras personas es la empatía, la cual es la capacidad para comprender los sentimientos y las preocupaciones de otra persona, especialmente cuando difieren de los propios.

Señaló que ante la nueva normalidad laboral, en donde depende de nuestras conductas lo que le pueda pasar a otros, es necesario, dijo, cuestionarnos cómo somos como trabajadores y trabajadoras, como compañeros y compañeras, como jefas y jefes. “En la medida en que reflexionemos sobre nuestras propias características, de lo que nos pasa, de lo que somos en diferentes situaciones y contextos, es como vamos a poder desarrollar una mejor empatía”, sostuvo.

Indicó que en los entornos laborales el apoyo social es importante, por lo que las personas que reciben la ayuda deben sentir que ésta es real y debe ser proporcionada por parte de la comunidad, redes sociales, amigas y amigos íntimos.

Sostuvo que otro elemento para alcanzar el bienestar laboral o en el hogar es la ayuda mutua, en donde apoyamos a una persona y ésta nos responde de la misma forma y así sucesivamente, conformando una red de ayuda y apoyo. Al momento de ayudar a otra persona, agregó, debemos ser los primeros y las primeras en demostrar confianza, con la finalidad de que ésta sienta que no vamos a traicionarla, que no vamos a hacerle daño y establecer así un vínculo de confianza y ayuda mutua.

En este sentido, dijo, la norma de reciprocidad se puede explicar en dos pasos: “ayudar a quien nos ayuda y no traicionar a quien nos ha ayudado, pues eso es lo que dará resultado para ganar confianza”.

Al hablar sobre trabajo en equipo, el Dr. Emmanuel Martínez apuntó que cada una de las personas integrantes tiene un rol y un propósito, en donde están en el entendido que cada quien va a hacer bien su trabajo y éste será evaluado como positivo.

Agregó que bajo el enfoque de apoyo social, ayuda mutua e interdependencia, el trabajo en equipo se refiere a la labor de dos o más personas que van a interactuar socialmente, ya sea físicamente o de manera virtual, van a poseer uno más objetivos en común, se reunirán para desarrollar una tarea organizacional relevante, demostrando interdependencia respecto de la carga de trabajo, objetivos y resultados,  además de que tienen diferentes roles y responsabilidades en el sistema organizacional.

Finalmente, recomendó que para funcionar como un buen equipo de trabajo, las y los trabajadores deben tener capacidad para la resolución de conflictos, cooperación para alcanzar los objetivos y el uso de herramientas de comunicación para que todos y  todas realicen sus respectivos roles. Además, dijo que las y los líderes de los equipos deben desarrollar el establecimiento de metas claras y la asignación de tareas.

Notas Relacionadas