Regreso a clases por TV protege la salud de niños

  • Regreso a clases por TV protege la salud de niños

    Foto: Internet

Aunque de último momento los padres de familia tuvieron las listas de útiles que sus hijos utilizarán en el programa “Aprende en Casa II”, con el que la Secretaría de Educación Pública (SEP) puso en marcha el ciclo escolar 2020-2021, transmitiendo las clases por televisión e internet, la crisis económica que enfrentan muchas de las familias y el hecho que los libros y cuadernos no tengan que ser presentados para la revisión de los maestros, ha generado que, hasta la primera semana del regreso a clases, la venta de artículos escolares para las papelerías se haya desplomado en más del 80 por ciento en comparación con las ventas obtenidas en años anteriores, lo cual quedó manifestado en el sondeo de opinión realizado por ConComercioPequeño AC., entre 118 giros del sector.

La consulta hecha de manera presencial y por teléfono, se llevó a cabo entre el 10 y el 26 de agosto, considerando establecimientos mercantiles ubicados en la Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Morelos, Puebla y Tlaxcala, preguntando el aproximado de venta que están registrando en comparación con el año pasado a negocios que tienen entre 1 y 5 empleados, clasificados como pequeño comercio.

Por medio de un comunicado ConComercioPequeño AC., informó que los negocios con más afectación son aquellos que están ubicados en las inmediaciones de las escuelas, los cuales registran una mayor caída en sus ventas, en contraposición de aquellos que se encuentran en zonas habitacionales debido a que los niños no están acudiendo a las escuelas para recibir las clases y por lo tanto el consumo disminuye significativamente en el entorno de los planteles educativos.

 

También te puede interesar: Se unen IECM y CAPEL para reforzar observación de mecanismos de democracia directa

 

Tomando en cuenta que el año pasado la industria papelera calculó ventas estimadas en alrededor de los 25 mil millones de pesos a nivel nacional, la caída de alrededor del 80 por ciento en su facturación significará pérdidas que rondan los 18 mil millones de pesos para el sector en este año.

A nivel nacional los giros registrados como papelerías al menudeo y mayoreo suman un total de 126 mil 810, de los cuales 13 mil 706 –que representan poco más del 10 por ciento–, se concentran en la Ciudad de México. A nivel nacional el giro papelero da trabajo a más de 380 mil personas.

En la Ciudad de México, las calles de Regina-Misioneros, Mesones y República del Salvador, en las inmediaciones de Palacio Nacional, siguen siendo una de las principales zonas en donde están establecidos los comercios tradicionales que venden artículos de papelería al mayoreo y menudeo, en desafío de las tiendas departamentales especializadas que, desde hace más de una década, han venido creciendo.

Estos negocios papeleros enfrentan hoy, además de la competencia desleal que les representa la venta del comercio ambulante que se instala en las puertas de sus negocios, las restricciones establecidas por el gobierno de la Ciudad de México para el Centro Histórico que, además de reducir las vialidades para el tránsito vehicular y los horarios de servicio, impone el cierre de comercios de manera alternada; solo pueden abrir un día sí y otro no, dependiendo del número de su nomenclatura, lo cual se ha convertido en un factor más que afecta sus ventas.

Los giros mercantiles relacionados con el sector educativo de manera directa e indirecta son:

Giros directos:

Giros indirectos:

Venta de libros de texto y de lectura.

Abarrotes.

Papelerías y útiles escolares.

Alimentos.

Venta de uniformes.

Dulcerías.

Mochilas.

Mercerías.

Transporte escolar.

Peluquerías y estéticas.

Venta de materiales de apoyo pedagógico y especializado.

Transporte público, taxis y transporte privado de pasaje.

Cooperativas y cafeterías.

Artículos deportivos.

Lunch escolares.

Zapaterías.

Club de tareas y regularizaciones.

Ropa en general.

Obras de teatro, visita a museos y torneos deportivos.

Venta de artículos electrónicos, computadoras, teléfonos, etc.

Servicios fotográficos y fotocopias.

Telefonía celular.

Servicios de internet.

Paleterías.

Es previsible que, sin un plan gubernamental de ayuda financiera y fiscal y ante el riesgo de que todo el año escolar se realice de manera virtual para proteger la salud de los niños como la principal estrategia para compensar el mal manejo que las autoridades sanitarias han tenido para controlar de la pandemia, más del 80 por ciento de los negocios pequeños y medianos relacionados con el sector educativo serán inviables como fuentes de empleo y tendrán que cerrar o reducir sus operaciones en próximos meses.

 

Notas Relacionadas