Se cumplen las expectativas del macrosimulacro

  • Se cumplen las expectativas del macrosimulacro

    Foto: Internet

El Macro Simulacro en la Torre Miyana o corporativo Gigante, en Moliere y Miguel de Cervantes Saavedra, Polanco cumplió las expectativas por el interés y atención de la gente; sin embargo falto más coordinación, señaló el comandante Rafael Martínez García, de la Brigada Rotaría de Seguridad y Rescate, A.C.

Martínez García fue quien coordinó las acciones -del primero de tres simulacros que se realizarán durante 2020 en la Ciudad de México- para alistar a la población en caso de que se registre un sismo en el sitio, integrado por tres torres, la más alta con 30 pisos, las restantes con 25 y 22, además de un centro comercial y una plaza con restaurantes y tiendas. 

Previo al ejercicio que arrancó a las 11:00 horas, el ingeniero Isaac Cruz, representante del Corporativo Gigante, informó que el estimado de evacuación era de dos mil personas de las torres, dos mil 300 del centro comercial y la plaza, así como otros mil trabajadores de una obra que se realiza en el predio, pero esto fue un ejercicio de larte de la Torre Miyana. 

 

También te puede interesar: Realiza CDMX primer Macrosimulacro de 2020

 

Para el operativo se instalaron puestos de mando, servicio médico, ambulancias, además de coordinación con el escuadrón de radioescuchas, organización civil que junto a Protección Civil A. C. fueron parte del ejercicio. 

El comandante Rafael Martínez destacó que en este simulacro, a comparación de 2017, fue la mayor participación de las personas, que siguieron las instrucciones de los brigadistas pero señaló que hizo falta coordinación con otros gurpos, y que el tiempo de evacuación tomó 22 minutos.

Pese a que la lluvia complicó un poco las acciones, ya que los empleados no querían mojarse, y por tanto regresar a sus oficinas, así como los visitantes a la plaza que no querían salir a descampado, algunos de los oficinistas que hablaron con Notimex señalaron que en 2017, dos horas después del simularco en recuerdo de los más de 30 años del sismo de 1985, se registró un terremoto, por lo que consideraron que ejercicios así son buenos para saber cómo estar preparados para ese tipo de contingencias

El comandante Martínez señaló que algo fundamental en los momentos de siniestros, y sobre todo de un sismo, es el radio para comunicarse, pues los celulares se saturan y se pierde el servicio.

Por lo que el coordinador de radio, José Manuel Vázquez Pérez, destacó la importancia de contar con comunicación precisa, por lo que esta agrupación de radioescuchas son de mucho apoyo para las autoridades y la toma de decisiones, como ocurrió en el sismo de 2017.

Vázquez Pérez comentó que a nivel nacional son mil 500 radioaficionados, y en su agrupación son 110, y que en 2017 fueron convocados por Protección Civil y apoyaron en la colonia Condesa y el Colegio Rebsamen.

Francisco Lanz Durent y Valdes, de la asociación civil “Protección Civil”, explicó que una de las fallas en el ejercicio de este año fue el evacuar a toda la gente, sobre todo del quinto piso para arriba, lo que es un error, pues en un escenario real si llegara a caerse el edifico es más difícil recatar a la gente porque se desconoce donde pueden estar.

Finalmente, entre la gente que participó hubo diferentes opiniones, para unos fue bueno, a otros les enojó que lo sacaran de la plaza porque iba a comprar algo, a otros que no se acordaron del Macro Simulacro, los sorprendió, de momento, pero fueron parte de este ejercicio que se repetirá en mayo y septiembre de este año.

Notas Relacionadas