En caso de un sismo, el metro de la CDMX actúa de manera estratégica entre sus áreas

  • En caso de un sismo, el metro de la CDMX actúa de manera estratégica entre sus áreas

    Foto: Cortesia | MNE 

El Metro de la Ciudad de México cuenta con un protocolo de actuación en caso de sismo, en el que intervienen todas las áreas, que actúan de forma estratégica, coordinada y ordenada con el objetivo de salvaguardar la integridad física de usuarios y trabajadores.

Las áreas que reaccionan de forma inmediata y estratégica son: los Puestos Centrales de Control (PCC), Transportación, Instalaciones Fijas, Seguridad Institucional, Seguridad Industrial e Higiene, Mantenimiento de Material Rodante y Protección Civil, esta última, encargada de implementar el Plan de Emergencia de Sismo del STC.

En caso de activarse el Sistema de Alerta Sísmica (SAS) en la sala de tableros de los PCC y de los Puestos de Control de Línea del Metro CDMX, los reguladores, responsables de la circulación de los trenes, procederán a efectuar el siguiente procedimiento:

 

Tambien te puede interesar: En operación 100 máquinas expendedoras de tarjetas de movilidad

 

1. Establecer la señalización para detener la circulación de los trenes que se encuentran en la estación.

2. Indicar a los conductores de los trenes que se encuentran saliendo de las estaciones que se detengan y esperar a que los trenes en movimiento arriben a las estaciones.

3. Cuando todos los trenes se encuentran detenidos, el Regulador realizará el corte de corriente de alimentación tracción.

4. El Jefe de Reguladores y el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) notificará de la activación de la Alerta Sísmica, 

5. El personal operativo del PCC recabará la información del personal operativo de Línea, del estado que presentan las instalaciones fijas, trenes y construcciones en materia de obra civil.

6. El área de Instalaciones Fijas realizará la supervisión general inmediata de los cajones de vías, rieles e instalaciones electromecánicas. 

7. De no existir reportes de daños a las instalaciones fijas, trenes y fallas estructurales, el Jefe de Reguladores autorizará a los Reguladores a energizar la Línea, correspondiente. 

8. Energizada la Línea, los Reguladores verificaran que existan las condiciones de operación seguras ordenaran reanudar la circulación de los trenes en “marcha de seguridad” (35 k/h). 

9. Tras reanudar la circulación en este modo, los conductores deberán verificar el estado físico de los equipos e instalaciones y de que no exista algún objeto en las vías, de ser el caso deberá reportarlo al PCC.

10. Cuando no exista alguna eventualidad que sea reportada por el personal de conducción, se procederá a autorizar que la circulación de los trenes sea en forma normal.

En tanto, en el momento del movimiento telúrico, los Inspectores Jefes de Estación y el personal de taquillas realizarán  voceos para orientar y mantener la calma entre los usuarios. Los elementos policiales y de vigilancia indicarán a los usuarios replegarse hacia los muros en andenes y pasillos; evitar correr; y si se encuentran dentro del vagón permanecer ahí hasta que finalice el evento.

Trascurrido el sismo, la Coordinación de Seguridad Industrial e Higiene del Metro, acudirá a las estaciones en las que se requiera brindar primeros auxilios o atención médica a los usuarios.

En caso de un movimiento telúrico con una magnitud superior a los 6 grados, la Coordinación de Protección Civil activará el Plan de Emergencia del Metro CDMX, a través del cual estará en constante comunicación con el Centro Estratégico de Operación, el PCC y los responsables de las 58 brigadas en edificios administrativos, talleres, Cendis y con Protección Civil del Gobierno de la CDMX, para la atención y seguimiento de los incidentes reportados.

La infraestructura de las estaciones y cajones de vía del Metro CDMX están diseñadas con parámetros superiores a los establecidos en el Reglamento de Construcciones para la CDMX y sus Normas Técnicas Complementarias, por lo que son consideradas zonas de alta seguridad, de menor vulnerabilidad en caso de sismo, y por esta razón no se evacuan las estaciones.

En el macro simulacro convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil, que se realizará el próximo 20 de enero, el Metro de la CDMX participará de forma activa en sus edificios administrativos, talleres de mantenimiento, clínicas y centros de desarrollo infantil, sin afectar o interrumpir la circulación de los trenes.

Notas Relacionadas