Pérdidas económicas millonarias por marcha del 2 de octubre

  • Pérdidas económicas millonarias por marcha del 2 de octubre

    Foto: Cortesía|MNE

  • Pérdidas económicas millonarias por marcha del 2 de octubre

    Foto: Cortesía|MNE

Las pérdidas por ventas no realizadas en negocios del Centro Histórico de la Ciudad de México derivado de la movilización de este 2 de octubre se estima en 33 millones de pesos como monto preliminar pues no se descartan daños a negocios como ya ha sucedido en las más recientes marchas desde que asumió el poder Federal y local, Morena.

Además, tras las estimaciones de pérdidas de la Canaco, se prevé un cinturón ciudadano, que no es tan ciudadano pues el Gobierno de CDMX que encabeza Claudia Sheinbaum por órdenes del Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, obligo a funcionarios del gobierno capitalino y a empleados para ser parte de esas vallas.

Entre las indicaciones maquilladas como “recomendaciones” son prácticamente: “dejarse madrear”, voltearse o dispersarse pero no responder la agresion, es decir, poner la otra mejilla como Jesus Cristo mientras que el Presidente de Mexico, Andrés Manuel Lopez Obrador como lo declaró en su conferencia mañanera se encargará de “cácharlos” y acusarlos, a los agresivos, con sus “mamacitas” y “abuelitos”.

 

También te puede interesar: Comerciantes deben extremar medidas precautorias ante marchas: Canaco



Aparentemente el primer cuadro de la Ciudad de México quedó “amurallado” con láminas que se tiran de una patada para la mayoría de negocios o zonas consideradas de valor arquitectónico.

Pero como siempre hay un “pero” las vallas de acero que son fortalezas les tocaron a los empresarios más poderosos así como a inmuebles considerados de mayor valor como es el hotel Hilton.

Así las cosas, con pérdidas económicas en uno de los días más activos financieramente y con cordones humanos que según respondieron al llamado presidencial ante la inoperancia de las autoridades en encargadas de la seguridad pública se lleva a cabo la movilización anual que conmemora a los estudiantes, hombres y mujeres, caídos en 1968 durante el régimen priísta de Gustavo Díaz Ordaz.

La gran diferencia entre 1968 y 2019 es que la lucha social con reclamo juvenil basado en necesidades reales está aniquilada toda vez que la conciencia de las actuales generaciones está endeble y busca hacerse notar a punta de “madrazos” sin propuestas y si bajo conveniencias, en algunos casos, ahora con programas para los jóvenes construyendo el futuro.
 

Notas Relacionadas