Tianguis de la “San Fe”, 36 años de ser opción de empleo

  • Tianguis de la “San Fe”, 36 años de ser opción de empleo

    Fotos: Gloria López 

  • Tianguis de la “San Fe”, 36 años de ser opción de empleo
  • Tianguis de la “San Fe”, 36 años de ser opción de empleo

Desde ingenieros y arquitectos hasta abogados y filósofos trabajan en el tianguis San Felipe de Jesús, ubicado en la Alcaldía Gustavo A. Madero. Considerado el más grande de América Latina y con más de 36 años de historia. De su empleo y ventas dependen más de 15 mil personas. 

Cada domingo, antes que salga el sol, se perfila la “columna vertebral” de comerciantes que cierran 5 kilómetros de calle para montar sus puestos y vender una gran variedad de productos. 

En el mercado ambulante puedes encontrar desde herramientas, antigüedades,  autopartes, bicicletas, muebles, juguetes, videojuegos, electrodomésticos, celulares, artículos deportivos, ropa, calzado, productos de belleza y comida,  hasta micheladas, medicinas, venta de mascotas y animales exóticos. 

 

También te podría interesar: Gobierno de Sheinbaum ahorrará 25 mil mdp con nuevo presupuesto

 

El tianguis dominical, es visitado por miles de personas en busca de las mejores ofertas, se encuentra dividido en 16 sectores a cargo de igual número de organizaciones que son las que controlan los espacios destinados para el comercio. 

De acuerdo a información proporcionada  por liderazgos de organizaciones de comerciantes de este tianguis a México Nueva Era, este lugar está lleno de historia y cultura pero además es una oportunidad para las personas que no tienen trabajo e incluso para profesionistas que cada domingo salen a generar un ingreso extra para completar sus gastos. 

El tianguis inició con 20 comerciantes en 1982 pero a partir de ahí creció hasta convertirse en un estilo de vida y en un espacio de oportunidad laboral. 

Uno de los líderes, quien pidió la reserva de su nombre y apellido por cuestiones de seguridad,  comentó que en su cuadrante existen 90 puestos donde trabajan tres abogados, dos ingenieros y un filósofo, que a pesar de tener una carrera se ven en la necesidad de montar sus puestos y gritar: “llévele, llévele.” 

En este sentido, el dirigente explicó que la cuota que se cobra es de 10 pesos por cada dos metros cuadrados, sin embargo esta puede variar de acuerdo al cuadrante y puede llegar hasta los 150 pesos.

Respecto a los precios de los productos, el líder resaltó que existen zonas donde se puede encontrar ropa y calzado a menor costo, como es en la zona sur y la zona conocida como el “gato negro” donde hay tenis originales desde 500 pesos y ropa de paca desde 10 pesos.

El dirigente aseguró que el tianguis de la San Felipe es parte del estilo de vida de las personas que habitan la colonia y se ha convertido en uno de los lugares favoritos para pasar el domingo, “incluso los vecinos ven con normalidad la obstrucción vehicular y el caos que a veces suele generar”. 

Uno de los motivos por los que el tianguis ha perdurado es por el gran número de personas que dependen de él así como por el aumento de consumidores al grado de que autoridades de la Alcaldía, Gustavo A. Madero  lo consideran como una “válvula de escape” para dar trabajo e ingreso a la población fija y flotante en este municipio. 

Cabe insistir en que la columna vertebral del tianguis es de 5 kilómetros pero se ha extendido por calles aledañas e incluso se junta con puestos que se instalan en el mercado “25 de Julio”, la avenida del mismo nombre y la Avenida Villa de Ayala, lo que dificulta su recorrido en un solo día. 

Sin embargo, este mercado ambulante se ha convertido en uno de los lugares favoritos de los chilangos y cada domingo llegan miles de visitantes de colonias aledañas como la Nueva Atzacoalco, La Providencia, Campestre Aragón e Impulsora, hasta personas de otros estados y extranjeros que vienen a buscar antigüedades o para conocer al segundo tianguis más grande del mundo.

 

Notas Relacionadas