Líder de burócratas renuncia al PRI

  • Líder de burócratas renuncia al PRI

    Foto: Cortesía|MNE

  • Líder de burócratas renuncia al PRI

    Foto: Cortesía|MNE

Luego de 81 años de la constitución de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado y de ser un sector aliado, durante dicho tiempo, del PRI, ayer jueves, el Presidente de la FSTSE, Joel Ayala Almeida, informó al Presidente del CEN del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno Cárdenas, su renuncia a este instituto político y anunció que mientras siga en el cargo como el máximo líder sindical de los burócratas éstos fortalecerán a las “Instituciones de la República” pero resulta que ahora estás están en manos de la oposición.

Lo que marca una clara separación de la FSTSE con el PRI como aliado y en donde Joel Ayala aclara “no tener ningún resentimiento” en contra del Partido Político que lo arropó por décadas y aunque no lo declara en la carta presentada al líder del Revolucionario Institucional, le debe diputaciones federales, diputaciones locales y senadurías propias y de amigos, familiares y conocidos.

 

También te puede interesar: Provoca Napito encono y división entre mineros, acusa Frente

 

En su misiva entregada al dirigente nacional priísta, el aún líder sindical de los burócratas hizo un reconocimiento a este Revolucionario Institucional y le expresó su gratitud por las oportunidades brindadas durante su militancia.

Ratificó que mantendrá vigente su convicción del mandato de los trabajadores al Servicio del Estado y reiteró que fortalecerá a las instituciones de la República.

La escueta carta de dos párrafos que le dirigió a Alejandro Moreno Cárdenas, Ayala Almeida no revela las causas de su decisión de renunciar al PRI, sin embargo esta se da en un ambiente de en el que el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador impulsa una nueva reforma laboral en la que se comprometió con Estados Unidos para mejorar las condiciones laborales para la ratificación del T MEC y en donde el Jefe del Ejecutivo ve, en las añejas dirigencias sindicales un obstáculo para que sus modificaciones legislativas se cumplan según sus deseos.

Notas Relacionadas