las mujeres prefieren mantener su dinero en efectivo