¿Qué tan alcohólicos somos los mexicanos?

  • ¿Qué tan alcohólicos somos los mexicanos?

    Foto: Internet

De acuerdo con una encuesta de Consulta Mitofsky acerca del consumo de bebidas alcohólicas en México, entre 2009 y 2018 se observó un incremento de la población que ha consumido bebidas alcohólicas alguna vez en su vida, al pasar de 63.4 a 68.8 por ciento.

El estudio, que fue realizado en el mes de septiembre del 2018 entre mexicanos mayores de 18 años residentes en el territorio nacional en viviendas particulares, también arrojó que del universo de 68.8 por ciento, el 55.6 inició su consumo antes de los 18 años; el 27 por ciento lo hizo entre los 10 y los 15 años; el 14.5, a los 16 años; el 14.1, a los 17 y el 14.7 por ciento, a los 18 años. El menor indice se ubica entre los 19, 20 y 21 años, con porcentajes del 6.2, 9.5 y 8.9, respectivamente.

De este segmento que inició su consumo antes de los 18 años, el 62.7 por ciento son hombres y el 41.5, mujeres. De esta manera, se puede observar que los varones son más propensos a iniciar su consumo de alcohol antes de los 18 años y este fenómeno se va acentuando con el tiempo. Así, 50 por ciento de quienes hoy tienen más de 50 años consumieron siendo menores de edad; 20 años después, de quienes hoy tienen de 30 a 49 años, lo hicieron el 55 por ciento; y solo 12 años después, la siguiente generación 62 por ciento ya consumían alcohol sin tener la edad legal.

 

También te puede interesar: Alemania limita a Facebook para recopilar datos de usuarios

 

En cuanto a las bebidas alcohólicas preferidas por los mexicanos el estudio determinó que la cerveza es la favorita, seguida del tequila y el whisky.

Así, el 51.7 por ciento prefiere la cerveza; el 19.7, el tequila; el 17.3, el whisky; el  2.5, el ron; el 2.0, el vodka y el 3.9, otro tipo de bebidas alcohólicas.

En este mismo orden, el segmento masculino es quien más consume la cerveza con el 56. 8 por ciento, contra el 44.1 de mujeres que prefieren esta bebida; mientras que con respecto del tequila, el 17.7 de hombres lo prefieren, contra el 22.7 por ciento de población femenina que toma más tequila, lo que significa que el destilado del agave es una de las bebidas que mas consumen las mujeres, algo similar con los porcentajes del whisky, donde el 20.5 por ciento de sus consumidores son féminas, contra el 15.2 de varones.

El rango de edad donde más se consume cerveza se encuentra entre los 30 y los 49 años con un 54 por ciento; el tequila se consume más después de los 50 años con el 29.4, y el whisky se bebe más entre los 18 y los 29 años con el 21.2 por ciento.

Siguiendo con la cerveza, el estudió encontró que siete de cada ocho consumidores afirma haberla bebido el año anterior, seguido, igualmente por el tequila y el whisky.

Así, el 87 por ciento dijo preferir la cerveza; el 69.9, el tequila; el 47.8, el whisky; el 39.2, el vodka; el 31.7, el mezcal; el 29.6, el brandy; el  27.3, el vino de mesa y el 26.9 por ciento, el ron.

De los encuestados que respondieron haber bebido cerveza durante el último año, parece que ésta es consumida por todos los segmentos poblacionales, aunque parece consumirse más en el occidente del país y menor en las edades mayores de 50 años.

De los encuestados que respondieron haber bebido tequila durante el último año, se intuye que ésta se ha vuelto una bebida muy popular entre mujeres, jóvenes y nivel socioeconómico alto, por cierto esa bebida regionalmente está muy cargada en el centro y occidente del país.

En cuanto al consumo de whisky durante el último año se determinó que existe una clara distinción de su consumo por nivel económico, 68 por ciento de los ciudadanos de nivel alto y que consumieron alcohol en el último año afirman que al menos tomaron una copa de whisky, en cambio ese porcentaje baja hasta 33 por ciento en el estrato bajo.También por regiones, la que más incidencia registra es el centro del país.

Por lo que respecta al vodka, es más frecuente en las mujeres que en los hombres y más en el centro del país; también se nota una tendencia, esta vez por la edad, ya que las nuevas generaciones consumen mucho más esta bebida que los mayores de 50.

En lo que respecta al mezcal, se ha puesto “de moda” en el estrato económico alto y las edades medias.

El brandy ha perdido terreno ante otras bebidas, manteniendo fuerza solamente en el centro del país.

Respecto del producto de la vid, menos de uno de cada cinco mexicanos del nivel económico bajo dice haber tomado un vino de mesa en el transcurso del año pasado, y este porcentaje baja hasta 8 por ciento en la zona sur del país.

En el caso del ron parece una bebida con poca penetración en el norte del país, lo que hace perder fuerza a nivel nacional.

Considerando solo al 68.8 por ciento de las personas que “Si han consumido bebidas alcohólicas”, la frecuencia con la que se hace arroja que la mayor incidencia se registra en la población que lo hace una vez al mes con el 33 por ciento, seguido de quienes lo hacen una vez a la semana, con el 26.3 por ciento; menos de una vez al mes, con el 24.1; varias veces por semana, el 8.7; y nunca, el 7.5 por ciento.

Del 33 por ciento que bebe una vez al mes, las mujeres son el segmento que más lo hace con el 37.4 por ciento, contra el 29.9 por ciento, pero la cifras se invierten cuando el consumo es de una vez a la semana, pues del 26.3 por ciento, el 32 son hombres y el 18, mujeres. De la misma forma se observa que son los hombres quienes más beben cuando lo hacen varias veces por semana, con el 11.3 por ciento contra el 4.8 de mujeres.

La encuesta también indicó que quienes consumen alcohol, afirman que en una “fiesta” beben en promedio 6.4 copas, una más que las reportadas hace 9 años, es decir el consumo por fiesta ha aumentado, al grado que casi 3 de cada 10 dice tomarse 10 o más copas.

En este sentido, tomarse 5 copas haría emborracharse a 1 de cada 7 hombres y a más de la tercera parte de las mujeres, por ello preocupa que el promedio de consumo esté ya en seis copas por fiesta, más de las que se requieren para emborrachar a una gran parte de ellos.

Como resultado del exceso de esta ingesta de alcohol, los hombres consumidores han sufrido incidentes vergonzosos mucho más que las mujeres que no están exentas. Por ejemplo, 37 por ciento de hombres y 25 de mujeres han peleado o discutido con familiares estando borrachos(as); 23 por ciento ha olvidado totalmente lo que hizo en estado de embriaguez; 16 por ciento ha tenido problemas con la autoridad y algo muy grave, 13 por ciento ha sufrido un accidente.

 

Notas Relacionadas