Los trastornos mentales afectan a casi 450 millones de personas

  • Los trastornos mentales afectan a casi 450 millones de personas

    Foto: Internet

En México, 25 por ciento de las personas entre 18 y 65 años de edad presenta algún problema de salud mental, y solo tres por ciento busca atención médica, así lo señaló  Marcelo Valencia, Investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF).

Al presentar el libro “Remisión y recuperación funcional en depresión, trastorno bipolar y esquizofrenia”, Marcelo Valencia recordó que los pacientes requieren intervenciones múltiples y específicas, como medicamentos, tratamiento psicosocial, psicoeducación al paciente y a su familia, y funcionamiento comunitario, en conjunto con la atención médica especializada.

Asimismo, detalló que los programas enfocados al tratamiento de los trastornos mentales deben de estar avalados por evidencia científica, para garantizar resultados óptimos, lo que mejora la calidad de vida de los pacientes.

 

También te puede interesar: Disminuyó 17 por ciento la muerte materna

 

En el mundo, los trastornos mentales afectan a casi 450 millones de personas, dentro de los cuales, la depresión, bipolaridad y esquizofrenia son los más comunes. Estos trastornos se manifiestan a través de culpa, apatía, melancolía, tristeza, ansiedad y pérdida de interés.

Actualmente, los especialistas buscan que las personas con trastornos mentales tengan una recuperación funcional fuera del hospital, ya que de esta manera se integran a su entorno social y mejoran positivamente su tratamiento.

Valencia mencionó un par de casos en los que el uso correcto de medicamentos para tratar a personas con trastornos mentales fue un éxito, por lo que recalcó la importancia de que la familia esté bien informada y conozca los efectos secundarios de los fármacos para prevenir recaídas y hospitalizaciones.

Finalmente, la Investigadora del INPRF,  María Elena Medina Mora, mencionó que el avance de la medicina psiquiátrica beneficia directamente al paciente, ya que los fármacos de nueva generación causan menos efectos secundarios, lo que se traduce en estabilidad emocional y mental de quienes presentan algún problema de salud mental.

Notas Relacionadas