Con éxito se realiza cirugía fetal de espina bífida

  • Con éxito se realiza cirugía fetal de espina bífida

    Foto: Internet

Un equipo de científicos liderado por Rogelio Cruz Martínez, investigador de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología (INb) de la UNAM, con sede en Juriquilla, Querétaro, realizó por primera vez en México una neurocirugía fetal para corregir en útero la espina bífida de un feto de 26 semanas de gestación.

En rueda de medios se informó que el equipo estuvo conformado por ocho especialistas mexicanos del grupo de Cirugía Fetal de Querétaro y tres especialistas del equipo de Cirugía Fetal de la Clínica Los Condes de Santiago de Chile.

 

También te puede interesar: Garantizados los servicios de salud para migrantes deportados: José Narro

 

Posterior a la cirugía fetal se hizo un seguimiento semanal en la Unidad de Investigación en Medicina y Cirugía Fetal del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro, y se realizó Resonancia Magnética Fetal en la Unidad de Resonancia Magnética del propio INb, con lo que se verificaron los movimientos motores en ambas piernas y la desaparición de espina bífida (mielomeningocele) y de hidrocefalia. 

Se practicó una segunda cirugía fetal exitosa, y el 21 y 27 de febrero de 2017, once y doce semanas después de las respectivas intervenciones, nacieron los dos primeros bebés vía cesárea, a las 35 y 38 semanas de gestación, con un peso neonatal de 2000 y 2800 gramos, respectivamente, sin complicaciones.

Ambos pequeños presentaron una cicatrización perfecta en la zona lumbar, en donde se corrigió quirúrgicamente el defecto, y una adecuada movilidad de ambas piernas. A los dos días de nacidos fueron dados de alta, señaló el especialista.

Los bebés fueron inscritos al programa de neurohabilitación neonatal, diseñado por Thalía Harmony Baillet, directora de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del INb dela UNAM, en donde se les realizan pruebas especializadas para valorar el desarrollo neurológico, cognitivo, visual, auditivo y motor. 

A la fecha, señaló Cruz Martínez, se han realizado tres intervenciones, todas exitosas, y la tercera con la participación exclusiva de especialistas mexicanos, en embarazadas procedentes de Sonora, Querétaro y la Ciudad de México, quienes estuvieron presentes en la conferencia de prensa. Las operaciones han sido totalmente gratuitas, gracias al apoyo de la Fundación Kristen de Querétaro.

El último caso, operado el 9 de febrero de 2017, a las 25 semanas de gestación, continúa su embarazo sin complicaciones y cuenta con una edad gestacional actual de 29 semanas. 

La espina bífida (mielomeningocele) es un defecto embrionario en el cierre del tubo neural, que provoca que el tejido nervioso de la espina dorsal quede expuesto en la columna vertebral. Es una enfermedad invalidante que ocasiona discapacidad motora, hidrocefalia, daño neurológico, incontinencia urinaria y fecal, y en la mayoría de los casos invalidez motora de ambas piernas.

Es muy frecuente, informó el investigador universitario, pues afecta a uno de cada mil embarazos, lo que representa unos 250 mil casos de recién nacidos al año en México. Hasta ahora se hacía una reparación por “capas” una vez que nacía el bebé y se presentaban casos que quedaban condenados a una silla de ruedas.

Casos

Por su parte, las tres madres intervenidas, dos de ellas ya con su bebé en brazos, agradecieron al equipo médico la atención que han recibido, y cuyo costo asciende a más de medio millón de pesos, más la rehabilitación que se requiere después de la operación. Para ellas fue totalmente gratuito.

Ana Harumi Hayashida Carrillo, de 42 años, está embarazada de su primer bebé; supo que había problemas a las 25 semanas de gestación y fue intervenida una semana después. 

La noticia es agobiante, y pensábamos cómo sería la vida del bebé, relató. “Cuando nos enteramos de los beneficios de la cirugía fue una gran esperanza, una gran bendición haber encontrado al doctor Cruz y su equipo, justo a tiempo. Hoy, ver a estos chiquitos a mi lado me da esperanzas de que mi bebé, que llevará por nombre Hanna, tendrá un resultado similar”.

Otro caso es el de Maricela Pacheco Velázquez de 27 años, de Querétaro, cuyo bebé, Ian Gael, fue operado a las 23 semanas de gestación. También es su primer hijo. 

Desde Sonora, Alma Yesenia Quintero, de 34 años, y su esposo, Alonso Montes Piña, arribaron a Querétaro para dar atención a su tercer hijo, que hoy lleva el nombre de Iker Alonso.

La madre relató que en su caso la solución que le habían dado varios médicos era abortar, hasta que otro la remitió a Querétaro. “Estoy muy agradecida con todos”, dijo entre lágrimas. 

El señor Montes expresó que tuvieron la fortuna de estar en manos de este equipo de especialistas, y agradeció a la UNAM y al campus Juriquilla el apoyo que le dan a la medicina fetal, así como a las instituciones “que hacen posible que hoy hablemos con esta felicidad”.

 

Notas Relacionadas