México reporta las cifras más altas de embarazo adolescente en AL: OCDE

  • México reporta las cifras más altas de embarazo adolescente en AL: OCDE

    Foto: Internet 

En el marco del Día Internacional de la Niña, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dio a conocer que datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014, en México la Tasa de Fecundidad en Adolescentes era de 77 nacimientos por cada mil adolescentes. 

A su vez, estimaciones de CONAPO señalan que la tasa de fecundidad de niñas entre los 12 y 14 años para el año 2016 era de 3.5 por cada mil.

El embarazo tiene un efecto profundo en la vida de las niñas y las adolescentes, ya que afecta su desarrollo psicosocial y repercute negativamente en sus oportunidades de vida, su trayectoria educativa y su futuro laboral. 

 

También te podría interesar: Son 2.5 millones de jóvenes sufren depresión



Además, los embarazos no planificados amplían las brechas de género y desigualdad, y reproducen los círculos intergeneracionales de la pobreza.

Ricardo Bucio, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes señaló que “México es hoy el país con mayor incidencia de embarazos en niñas y adolescentes dentro del grupo de la OCDE, lo que genera problemas que afectan a las madres y a sus bebés como la muerte materno-infantil; la discriminación de género agravada por la desaprobación y rechazo familiar y social; la deserción escolar o el bajo rendimiento de las madres; el trabajo de ellas en condiciones de explotación o nula paga y la reproducción de la violencia que les afecta principalmente”.

Por ello la educación integral de la sexualidad busca dotar a niñas, niños y adolescentes de conocimientos, habilidades, actitudes y valores que los empoderen para entablar relaciones sociales y sexuales basadas en el respeto. 

El acceso restringido a este proceso de enseñanza tiene una relación directa con los índices de embarazo adolescente, pues la falta de información limita las capacidades de prevención y planeación.

“En México, aún muchas niñas y adolescentes no adquieren las habilidades ni reciben la información necesaria para hacer frente a los retos que limitan su pleno desarrollo hoy y hacia el futuro. 

Desde UNICEF, sabemos que la educación integral de la sexualidad es un elemento central para el fortalecimiento de estas habilidades para la vida”, señaló Christian Skoog, Representante de UNICEF México, durante la presentación.
 

 

Notas Relacionadas