Masticar bien permite una adecuada alimentación

  • Masticar bien permite una adecuada alimentación

    Foto: Internet

El Desayuno a base de alimentos de origen animal, carbohidratos y fibra, de preferencia durante la primera hora después de despertar, y masticar bien permiten una adecuada alimentación y buena digestión, señaló la responsable de Nutrición Clínica en la Unidad Médico Quirúrgica del Hospital Juárez Centro, Gabriela Chávez Basurto.

Detalló que una comida saludable consiste en elegir los alimentos que aporten los nutrientes y energía que cada persona necesita para mantenerse sana y prevenir obesidad, hipertensión, diabetes, anemia, osteoporosis y algunos cánceres.

Las carnes rojas aportan proteína, hierro y zinc, mientras que el pollo y pavo contienen menos colesterol y grasas saturadas, en tanto que el pescado contiene grasas que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

 

También te puede interesar: Consumo de alcohol, uno de los factores que pueden provocar osteoporosis

 

Abundó que la leche y sus derivados como el yogurt y queso, contienen proteínas y calcio, esenciales para formar huesos y dientes sanos.

Las frutas y verduras aportan vitaminas, minerales y antioxidantes. También, contienen fibra dietética que baja el colesterol de la sangre, hace más lenta la absorción de azúcar contenida en otros alimentos y favorece la digestión.

Sugirió comer cada cuatro horas en pequeñas cantidades, e incluir al menos tres grupos alimenticios.

Finalmente sugirió disminuir la ingesta de sal para prevenir el riesgo de hipertensión o presión sanguínea elevada, que constituye uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades del corazón.

Notas Relacionadas

Video Relacionado: 

La importancia de las proteínas en tu alimentación

05-05-2017

La vida acelerada que llevamos actualmente nos orilla al consumo de alimentos sin jerarquización pero...

Fotogalería Relacionada: 
"Comida Chatarra" es igual a niños "esponjocitos"

La diabetes, la obesidad, la hipertensión, enfermedades que padecen nuestros niños porque no cuidamos lo que ingieren empezando en el hogar y extendiéndose a los centros educativos donde pasan la mayor parte del tiempo. |Foto: Internet