Hipertensión pulmonar es una enfermedad catastrófica y progresiva

  • Hipertensión pulmonar es una enfermedad catastrófica y progresiva

    Foto: Internet

En el segundo foro “Atención de la Hipertensión Pulmonar en el Sistema de Salud”, la diputada Maricela Contreras Julián (Morena) expresó que esta enfermedad es rara, catastrófica, grave, progresiva, incapacitante y potencialmente letal.

Aseguró que sus síntomas, como dificultad para respirar, fatiga, mareos y desmayos, ocurren hasta que el padecimiento ha progresado. Las opciones de diagnóstico y tratamiento no están a disposición de los pacientes por limitaciones de cobertura económica en los sistemas de salud, señaló.

Mencionó que la mayoría de los enfermos no cuenta con un diagnóstico oportuno ni tiene acceso a los tratamientos específicos. Esto incrementa los costos de su atención, debido a la necesidad de hospitalización y otra atención propia de la enfermedad, afirmó.

 

También te puede interesar: UNAM con un acervo superior a los 22 mil genes

 

Se estima que este padecimiento absorbe el 70 por ciento de los ingresos familiares en su atención y un promedio de gasto en 250 mil dólares anuales. En la actualidad, a nivel mundial, por cada millón de personas, 45 tienen Hipertensión Pulmonar, es decir, 25 millones la padecen.

En México se han diagnosticado mil casos; sin embargo, se calcula que cuatro mil personas desconocen tenerla. Por ello, afirmó, “se requieren acciones para visibilizar la urgente necesidad de elaborar una política concreta sobre esta enfermedad”.

Contreras Julián mencionó que esta Legislatura declaró el 7 de mayo como el Día Nacional contra la Hipertensión Pulmonar, fecha que permite recordar el papel fundamental del Estado en atención de este problema que afecta a la sociedad. Además, es un símbolo que representa el surgimiento de una esperanza para estos pacientes.

Refirió que se trabajó en una propuesta de Norma Oficial Mexicana (NOM) para la atención de la Hipertensión Pulmonar y tener nuevas Guías de Práctica Clínica. En las “próximas semanas estaremos con las autoridades de la Secretaría de Salud, donde se instalará el grupo técnico para comenzar con el proceso formal de elaboración de la NOM y de la revisión de las guías”.

Además, harán gestiones para que se liberen patentes de medicamentos y se incluyan dentro del Catálogo Básico para disminuir sus costos, ya que uno de los grandes retos es asignar un presupuesto específico.

Pablo Trejo Pérez, paciente y enlace institucional de las Asociaciones de Hipertensión Pulmonar, resaltó que el padecimiento es discapacitante y en muchos casos “nos enteramos cuando nos hace falta oxígeno, ya que no se nota; por ello, es fundamental visibilizarlo”.

Hizo votos para que la próxima Legislatura ayude a que el padecimiento se incluya en el Fondo de Gastos Catastróficos y los medicamentos estén en el cuadro básico, pues los costos de su atención son de entre 30 y 70 mil pesos mensuales.

Pugnó por dar certeza jurídica a médicos y pacientes. Puntualizó que, en efecto, se elaboró la NOM, pero “sigue en  el Senado de la República. Esperamos que la próxima Legislatura la apruebe, pues seríamos el primer país en Latinoamérica con una Norma en esta materia”.  

De la Secretaría de Salud, Carlos Manuel Castillo Vázquez, Jefe de Impulso a la Gestión, subrayó que desde esa dependencia se hacen los esfuerzos para atender a esta población afectada y se trabaja en la concientización de la enfermedad.

Indicó que se están haciendo esfuerzos para contar con guías de práctica clínica, las cuales permitirán tener el contexto actual, los nuevos tratamientos, estar a la vanguardia y lograr un método unificado.

En representación de la Asociación Mexicana de Hipertensión Pulmonar, Leonel Díaz Meléndez consideró fundamental una sana comunicación entre las autoridades, fundaciones y pacientes, “ya que la situación tan difícil que enfrentamos nosotros y los familiares radica en la falta de medicamentos específicos”.

Precisó que los avances de la ciencia han dejado nuevas terapias, pero “si se tuviera acceso a ellas, nuestra vida cambiaría de forma muy radical. El sistema de salud en México es un gran barco que se extiende y lo peor es que no cuenta con buenas opciones. Ojalá en la próxima Legislatura tengamos aliados para trabajar en el tema”.

En el evento coordinado con las asociaciones “Latidos de Hipertensión Pulmonar”, “Arteria Fundación de Hipertensión Pulmonar” y “Harp México”, diversos pacientes señalaron algunos síntomas como  tos, cansancio, falta de aire, alergias constantes y   labios y dedos morados.

Indicaron que obtener un diagnóstico de un especialista en el sector público, representa una travesía. A esto hay que añadir el alto costo de los medicamentos, de los cuales en muchas ocasiones se carece. Esta enfermedad, precisaron, es de alto cuidado; no obstante, externaron, con el tratamiento adecuado se puede lograr calidad de vida.

 

Notas Relacionadas