Aumentan casos de SIDA en México

  • Aumentan casos de SIDA en México

    Foto: Internet

En la actualidad se estima que en el mundo hay alrededor de 36 millones de personas viviendo con VIH, de las cuales, alrededor de 60 por ciento conoce el diagnóstico. A escala global, en 2016 ocurrieron 1.8 millones de infecciones nuevas y murieron un millón de personas por enfermedades atribuibles a esta infección.

Aunque se observa una tendencia a la baja de la epidemia desde 2004, cuando alcanzó el pico de mayor mortalidad, la enfermedad se sigue considerando como un problema de salud pública grave.

El número de casos nuevos también ha decrecido a partir de 1996, así como el número de muertes a escala global desde mediados de la década pasada, debido al mayor número de personas que reciben tratamiento anti-retroviral, que eleva la expectativa de vida de los pacientes hasta hacerla similar a la de personas que no tienen la infección.

No obstante, en México uno de los mayores retos es reducir el número de muertes por esa causa, el cual se ha mantenido constante en las últimas dos décadas, explicó Pablo Francisco Belaunzarán Zamudio, académico de la Facultad de Medicina (FM).

 

También te puede interesar: Papa llama al mundo a dar "ayuda inmediata" para crisis humanitaria

 

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el universitario refirió que en nuestro país ha aumentado el número de personas que reciben tratamiento; tan sólo en los últimos cinco años lo iniciaron 40 mil pacientes. Se trata de un logro enorme en términos de salud pública.

Sin embargo, todavía falta mucho por hacer en relación con la mortalidad, debida a la falta de diagnóstico oportuno. Por ejemplo, más de la mitad de la gente de entre 40 y 49 años que se diagnostica, lo hace tardíamente, cuando su sistema inmunológico está muy deteriorado o tiene complicaciones por la infección, lo que conocemos como Sida, “y eso tiene efectos importantes en la eficacia o éxito del tratamiento”.

En México, 65 por ciento de las personas con VIH están diagnosticadas; de ellas, 90 por ciento ya recibe tratamiento y un porcentaje alto está controlando la infección. Pero aún queda una brecha por reducir, dijo en conferencia de medios.

Belaunzarán Zamudio resaltó que en un paciente que recibe tratamiento efectivo se reduce en más de 95 por ciento la probabilidad de transmitir la infección a otra persona. “Esta también es una herramienta efectiva de prevención y control de la epidemia. Por eso es relevante identificar a los infectados”.

Guadalupe Soto Estrada, también académica de la Facultad, recordó que este año se cumplen 34 de que se diagnosticó el primer caso de sida en México. Hoy, sólo seis de cada 10 infectados saben que son portadores del virus.

La experta mencionó que la tuberculosis es la principal causa de muerte de personas con VIH, hasta en dos terceras partes. De los 37 millones de infectados, 35 millones son adultos y dos millones son niños, de los cuales, sólo la mitad está bajo tratamiento.

Recalcó que 60 por ciento de los jóvenes menores de 18 años que tienen relaciones sexuales, en su primera vez no usaron preservativo, a pesar de que el condón protege de la enfermedad en 85 por ciento o más.

Por ello, “hay que insistir no sólo en la educación, sino en eliminar estigmas hacia personas con otras preferencias sexuales”. Al respecto Soto señaló que los grupos de mayor riesgo son hombres que tienen sexo con hombres, sexoservidoras, personas transgénero y las que se inyectan sustancias, como drogas o silicones.

Hay que fomentar la inclusión, pero también la perspectiva de género, porque la mayor parte de las mujeres contagiadas son las que están con una pareja en sus casas. Ellas también son las más vulnerables a abandonar el tratamiento.

La universitaria recomendó que las personas se hagan la prueba de VIH una vez en la vida, así como las mujeres embarazadas o que planean tener un bebé. Si una mujer infectada recibe el tratamiento a tiempo disminuye el riesgo de contagio para su hijo e, incluso, puede lactar.

Asimismo, destacó los avances científicos notables que han permitido que el tratamiento que en el año 2000 consistía en tomar ocho pastillas diarias, se haya reducido a una, y que el costo haya bajado de 10 mil a 100 dólares al año. Se espera que para 2030 se tome una pastilla o una inyección cada tres meses.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Jóvenes prefieren contagiarse de Sida que usar condón

Según datos de la UNAM, el amplio conocimiento que tienen los jóvenes sobre enfermedades de transmisión sexual, en particular del VIH-Sida, resulta insuficiente para que usen condón.|Foto: Internet.