Programa de bienestar emocional crece a nivel laboral

  • Programa de bienestar emocional crece a nivel laboral

    Foto: Internet

Con el propósito de contar con entornos laborales saludables, armónicos y productivos, 228 empresas se han adherido, desde abril de 2015, a la estrategia de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que fomenta el bienestar emocional de los trabajadores del País.

Mediante el Programa Nacional de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo (PRONABET), la STPS busca mejorar la condición integral de los empleados en su centro laboral, contribuyendo al desarrollo de sus capacidades y habilidades para, con ello, incrementar la productividad de su empresa y la competitividad de México.

Se trata de impulsar una nueva cultura de salud laboral que propicie la creación de entornos organizacionales favorables y fomente el cuidado de las emociones en el trabajo, a fin de prevenir factores de riesgo psicosocial que afectan el bienestar de los empleados.

 

También te puede interesar: Tercer lugar ocupa México en cirugías plásticas

 

De acuerdo con el registro a noviembre de este año, las empresas afiliadas a esta herramienta emplean, a la fecha, a 509 mil 914 trabajadores, la mayoría de los cuales (más del 60 por ciento) de los sectores Industria, Construcción, Servicios y Comercio.

Además, en 33 meses, mil 234 personas, entre trabajadores, servidores públicos e integrantes de asociaciones civiles, han sido capacitadas en la “Metodología SOLVE” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este instrumento permite atender casos de estrés laboral y económico, adicciones al alcohol, drogas, tabaco, violencia y rechazo a portadores de VIH/Sida, entre otras enfermedades.

Además, tiene que ver con recomendaciones o acciones ligadas a buena nutrición, reactivación física del trabajador (práctica de algún deporte), que se involucre en actividades culturales y que el empleado tenga posibilidades de descansar apropiadamente, a efecto de estar en condiciones para desempeñar correctamente su actividad y con ello, incluso, evitar accidentes de trabajo.

De la misma manera, vincula a las empresas con instituciones de salud que oferten atención a personas con trastornos mentales y adicciones, y establece enlaces con organismos empresariales, sindicatos de trabajadores, comunidad académica y gremios de profesionales para impulsar el bienestar emocional en el trabajo.

Esa metodología contiene, por un lado, los elementos para poder integrar un diagnóstico, pero al mismo tiempo es una guía para identificar aquellas acciones que pueden llevarse a cabo una vez que ya se cuenta con el diagnóstico.

 

Notas Relacionadas