Tener bebé a los 35, aumenta probabilidad de que nazca con Síndrome de Down

  • Tener bebé a los 35, aumenta probabilidad de que nazca con Síndrome de Down

    Foto: Internet 

En 2017 se registraron 250 mil embarazos en mujeres de 35 años porque postergan la maternidad por múltiples razones personales, sin embargo, esto aumenta la probabilidad de tener un bebé con alteraciones congénitas como es el Síndrome de Down.

Por lo que el Director Médico de Gedeon Richter México, Leopoldo Vázquez Estrada, señaló que embarazarse a los 35 años podría afectar al bebé con alteraciones congénitas, específicamente las relacionadas con un mayor o menor número de cromosomas.

Explicó que la etapa reproductiva tardía de la vida de la mujer, durante la fecundación del óvulo en que tiene lugar la combinación de la información genética contenida en 23 cromosomas maternos con 23 cromosomas paternos provenientes del espermatozoide, puede resultar en un número mayor o menor de los 46 cromosomas normales, afectando el desarrollo ulterior del embrión.

 

También te podría interesar: Vete de “pata de perro”…Ya viene navidad

 

La alteración más conocida y frecuente es el Síndrome de Down (SD o trisomía 21: el producto afectado tiene 3 en lugar de dos cromosomas 21), “el riesgo de que se presente un caso con SD aumenta con la edad materna: a la edad de 30 años es menor de 1 en 1,000, mientras que a los 40 años es de 1 en 100”, detalló.

Por lo que Vázquez Estrada subrayó que es importante que las mujeres sepan que existe la prueba de “tamizaje”, que sirve para detectar estas alteraciones previamente al nacimiento.

Por otro lado, la Especialista en Salud Sexual, Aline Huante, resaltó que “el ultrasonido permite identificar la probabilidad de que el feto pueda estar afectado, así como el estado general de salud fetal”.

En México la Norma Oficial 007, que contempla el cuidado del embarazo, del parto y puerperio y la atención del recién nacido señala la importancia de la atención prenatal con intervenciones integrales y preventivas permite detectar riesgos fetales y maternos pudiendo aplicar el tamizaje prenatal oportuno entre 11 y 13.6 semanas, y segundo trimestre de 16 a 22 semanas, donde el ultrasonido es un medio fundamental de vigilancia.

El tamizaje prenatal deberá ofrecerse y explicarse a toda mujer en el embarazo temprano, independientemente de su edad, es una prueba de detección

 

Notas Relacionadas