Influenza, conspiración y virus ASPAN

Influenza, conspiración y virus ASPAN

Foto: Internet

Nuevamente estamos ante una posible pandemia de influenza en México, a 10 años de que fue descubierto (o redescubierto) el virus H1N1, llamado en ese momento “influenza porcina” y conocida en Europa como “la influenza mexicana”.

Lamentablemente, muchos de los datos que existen alrededor de ese virus (que en México ocasionó una especie de estado de sitio en abril de 2009) apuntan a que se trató una especie de “enfermedad de diseño” o de “virus fabricado”, presumiblemente para privilegiar a algunos laboratorios.

Vamos por partes. En primer lugar, lo que sucede en México hoy es que hay un nuevo brote. Según el informe semanal de la temporada de influenza estacional, con información al 31 de enero, se han notificado 28 mil 685 casos probables, confirmándose por laboratorio tres mil 729, con 368 fallecimientos.

La información oficial indica que estas cifras, tanto de pacientes como de fallecimientos son muy superiores a las de los últimos cuatro años y la temporada apenas comienza. El conteo de esta temporada año abarca 17 semanas, desde el inicio del otoño hasta hace unos días.

En 2014-2015 hubo dos mil 273 casos con 70 muertes; para el año siguiente fueron mil 626 con 127 fallecimientos; en la temporada 2016-2017 fueron mil 609 casos con 180 muertes, y el año pasado hubo dos mil 249 enfermos con 90 fallecimientos.

El anterior brote registrado fue en 2013-2014 (cinco años después de que se presentó la emergencia en México) con seis mil 535 casos y 931 fallecimientos.

Ahora, las autoridades epidemiológicas señalan: “en la temporada de influenza estacional 2018-2019, se han confirmado tres 729 casos positivos a influenza: mil 205 de AH1N1pdm09, 332 de B, 150 de influenza A y 42 de AH3N2. Se han notificado 368 defunciones por influenza: 332 por AH1N1pdm09, 24 por influenza A y 12 por influenza B”.

La sospechosa historia del virus

Hay muchos datos que llevan al sospechosismo (palabra supuestamente acuñada por el secretario de Gobernación en funciones en 2004, Santiago Creel) sobre todo lo que ha rodeado a las epidemias de influenza en México. Aquí algunos.

Donald Rumsfeld, fue director de la empresa farmacéutica estadounidense Gilead Science, que desarrolló el antiviral Tamiflu, que posteriormente fue vendido a la transnacional Roche. Rumsfeld fue secretario de la Defensa de Estados Unidos de 2001 a 2006, periodo en el que participó en las negociaciones para el Acuerdo para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN). Tamiflu es hasta la fecha el principal antiviral contra la influenza.
Este acuerdo fue firmado por los presidentes George Bush (hijo) de Estados Unidos y Vicente Fox, por México, y por el primer ministro canadiense Stephen Harper, en Waco, Texas, el 23 de marzo de 2005. Ahí se menciona la necesidad de “desarrollar un Plan de América del Norte para combatir las pandemias de influenza, pues la amenaza de una pandemia de influenza requiere de planificación y preparación de los tres gobiernos en colaboración estrecha. La reacción y respuesta a una pandemia requieren de cooperación y coordinación, tanto a nivel nacional como internacional para ayudar a minimizar el impacto en la salud de la sociedad, en la economía y el sistema de salud dentro de un país afectado”.
En el mismo acuerdo de 2005 se expuso un cronograma, en el cual se señala textualmente que en 2009 se realizará “un gran simulacro en materia de salud”, el cual debería efectuarse en la primera mitad de ese año. En algunos documentos del ASPAN se indica la necesidad de “ayudar a México en el desarrollo de inventarios de bajo costo para satisfacer las necesidades nacionales específicas se mejorará la capacidad de respuesta para enfrentar emergencias en América del Norte”.
En 2006, en Cancún los tres países firmaron otro acuerdo “con el objetivo de prevenir la dispersión de los virus de la influenza aviar y pandémica en América del Norte” y se comprometieron a desarrollar un plan “integral, coordinado y científico para manejar la amenaza de un brote de esas amenazas sanitarias”.
En agosto de 2007, los tres gobiernos firmaron el Plan for Avian & Pandemic Influenza (PAPI por sus siglas en inglés o Plan de América del Norte para la Influenza aviar y pandémica PANIAP por sus siglas en español), en el que se describe que el virus altamente patógeno de la influenza aviar y pandémica (HPAI) H5NI resurgió en Asia a fines de 2003 y prevé su llegada a América del Norte.
En 2009, México activó “El Plan de Contingencia de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte” (ASPAN) para realizar un intercambio informativo con Canadá y Estados Unidos sobre la emergencia sanitaria, una vez que Canadá y Estados Unidos confirmaron a México que el virus de la influenza detectado era nuevo. Ese mismo año, en abril fueron cerradas las escuelas y muchos centros de trabajo y México entró en una especie de estado de sitio.
Ese mismo año, el virus fue conocido oficialmente por la Organización Mundial de la Salud como Virus H1N1/09 Pandémico, haciendo referencia al año de su aparición. Esta nueva cepa viral es conocida como gripe porcina (nombre dado inicialmente), gripe norteamericana (propuesto por la Organización Mundial de la Salud Animal) y nueva gripe (propuesto por la Unión Europea), nombres que han sido objeto de diversas controversias. El 30 de abril de 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió denominarla gripe A (H1N1). El secretario de Salud, José Ángel Córdova declaró el 24 de abril: “Estamos tratando con un nuevo virus de la gripe que constituye una epidemia respiratoria, aunque es controlable”.

El gran ensayo o simulacro de 2009

Desde hace 10 años, entonces como columnista de El Financiero, comencé a sospechar que algo había de raro al prever el ASPAN, desde 2005, la realización de un “gran simulacro” en nuestro país por una pandemia de influenza. ¿Por qué desde 2005 se pronosticaba una crisis como la que ocurrió en México cuatro años después?

Hoy continúan mis sospechas por todos los puntos mencionados anteriormente. Si bien el virus fue bautizado oficialmente como H1N1, puede llamarse “virus TLCAN2” o “Virus ASPAN”. Pero también hoy hay un nuevo brote de una enfermedad que probablemente fue diseñada por expertos en salud y en defensa de Estados Unidos.

Retomo frases de una de mis columnas de 2009: “desde hace cuatro años los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá tienen como prioridad dentro del Acuerdo para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte –textualmente- luchar contra una epidemia de influenza humana”.

“En el cronograma de los trabajos de la ASPAN, aparece un gran simulacro en materia de salud que debería realizarse precisamente en la primera mitad de 2009. ¿La crisis de la influenza en México estaba planeada desde hace más de cinco años?”, preguntaba a mis lectores en 2009.

Lamentablemente no hay una respuesta a esa pregunta, pero hoy sí hay muchos enfermos y el Tamiflu sigue siendo el principal medicamento para enfrentar al virus. Dice el filósofo del metro: sospechosismo significa pensar mal para analizar bien.

Tianguis

Una buena nueva es que el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez Gavica, informó a los asociados que el Luis Niño de Rivera Lajous, presidente del Consejo de Administración de Banco Azteca, resultó electo presidente de la Asociación para el periodo 2019 – 2021. Esta fue la segunda elección de la presidencia de este organismo que se realiza por voto directo y secreto, mediante notario público, lo que garantiza equidad y transparencia. Martínez Gavica dijo que “la elección de Luis Niño de Rivera es un acierto, confirma la fortaleza del gobierno interno de la ABM y la unidad de sus asociados asegura una representación gremial sólida y con capacidad para responder a los retos que afronta la banca, siempre teniendo como prioridad el desarrollo del país”. A su vez, Niño de Rivera agradeció la confianza de los asociados para elegirlo y dijo que “la ABM se ha destacado por ser un gremio unido y cuya tarea es fundamental para México, y seguiremos comprometidos con el país a través de nuestra labor de financiamiento, con la solidez que caracteriza a la banca”. Tomará protesta en la 82 Convención Bancaria, a celebrarse en Acapulco, Guerrero… Varias cosas llaman la atención de la designación. En primer lugar (aunque el personaje ya había sido mencionado en otras ocasiones como posible presidente) que se trata de un representante de Ricardo Salinas Pliego y de un banco que ha sido beneficiado por el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al ser el que operará algunas de las operaciones para receptores de subsidios. Recuerdo hace unos años, cuando llegó Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, Luis Niño de Rivera me comentaba, con su lenguaje de cronista de clavados: ·México debe cambiar de tono ante el nuevo presidente de Estados Unidos. Es como si, durante muchos años, México hubiera aprendido a ejecutar un único clavado. Hasta nos especializamos en él, cuando hay cientos de ejecuciones que pueden ayudarnos a ganar puntos en una competencia internacional. Es decir que, en economía, hay que diversificar los tipos de clavados”. ¿Se aplicará esta frase a los cambios que ahora plantea López Obrador?...  Hace unos días, el INEGI presentó los resultados de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) Trimestral, al final del año pasado. Ahí se indica que el crecimiento en el último trimestre fue de 0.3 por ciento en términos reales, frente al periodo previo.  En su comparación anual, la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto hay un incremento real de 1.9 por ciento en el trimestre en cuestión con relación al cuarto trimestre de 2017. Es decir que durante el 2018 el PIB registró un alza promedio anual de dos por ciento frente a 2017. Si la estimación se confirma quiere decir que en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el crecimiento anual promedio de 2.3 por ciento, cifra casi igual a la de Vicente Fox, pero ligeramente mayor a la de Felipe Calderón… Jesús Padilla Zenteno, director general de Corredor Insurgentes, empresa concesionaria de la Línea 1 del Metrobús, dijo que es necesario cambiar el modelo de negocio para mejorar el transporte público en la capital del país. “En una ciudad donde en 18 años apenas se ha logrado renovar el 50 por ciento del parque vehicular del transporte colectivo de pasajeros, donde existe una sobreoferta de 30 por ciento de unidades y donde tres administraciones anteriores no han podido cambiar el hombre-camión, la solución es migrar a un nuevo modelo de transporte, mediante una integración tarifaria”, señaló… Regresando al tema bancario, Banorte dio a conocer que los cerca de 1.4 millones de sus clientes digitales con servicio Telcel ya pueden usar todos los servicios de la institución financiera desde sus celulares, sin costo alguno y sin consumir datos. Héctor Ábrego, director general Adjunto de Desarrollo e Innovación de Canales de Banorte, dijo que para mayor inclusión financiero y seguridad de sus clientes, se ponen a su disposición más de 50 funcionalidades sin costo, como son transferencias interbancarias, consulta de saldos, pago de servicios y de tarjeta de crédito, retiros de efectivo sin plástico, tarjeta digital y token celular… Alfredo Cordero, director creativo de Tradex Exposiciones dijo que “cada año presentamos a los cafés ganadores del Premio Sabor Expo Café en la zona #YoTomoCafé. Como ya es costumbre, este año estarán acompañados de una muestra dedicada a Annie Lenox, donde cada café presentará un vínculo musical que cuenta una historia”. Los cafés premiados son los siguientes: Bola de Oro Mezcla Especial, Finca Arriaga, Tierra Sagrada, Black Blend by Polvora, Maneken Mezcla de la casa, Tresso y Sonata…

Notas Relacionadas

El filósofo del metro