¿Efecto AMLO?: Banamex pierde; Romo gana

¿Efecto AMLO?: Banamex pierde; Romo gana

Foto: Internet

 

Después de que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones en julio del año pasado, durante el tercer trimestre de 2018 se presentaron varios movimientos interesantes en el sector bursátil mexicano.

Para empezar, descendió el número de clientes de las casas de bolsa; para continuar, también bajó el monto de sus bienes en custodia (el valor de lo que salvaguardan estas instituciones): desde luego que, como consecuencia, despidieron empleados. Incluso disminuyeron sus utilidades, las cuales (¡Claro!) son a pesar de todo mayores que las tenían el año anterior.

Pero si se investigan más a fondo los datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, puede observarse un fenómeno que quizá tenga que ver con la política: las principales casas de bolsa que atacaron a Andrés Manuel López Obrador fueron las que resintieron mayor pérdida de clientes y de bienes en custodia, mientras que las que lo apoyaron tienen ahora más cuentas y hasta más patrimonio de terceros en su haber.

Concretamente, CitiBanamex (o Acciones y Valores), la casa de bolsa que sistemáticamente se dedicó a atacar al actual presidente de la República desde antes y durante su campaña redujo en más de 50 por ciento su monto de bienes en custodia. En septiembre de 2017 tenía un billón 233 mil 460 millones de pesos. La cantidad subió a un billón 287 mil 679 millones, al cierre de junio de 2018. Al terminar septiembre (luego de que López Obrador fue declarado presidente electo) la cifra había disminuido a sólo 583 mil 249 millones de pesos. Con esta caída pasó del segundo al cuarto lugar en este rubro, superada por Inversora Bursátil (de Carlos Slim), Casa de Bolsa BBVA Bancomer y Casa de Bolsa Banorte (de Carlos Hank González, ahora miembro del consejo asesor empresarial de AMLO) . Antes sólo la empresa bursátil de Slim estaba por arriba.

Por el contrario, la casa de Bolsa Vector, de Alfonso Romo (uno de los hombres más cercanos al actual presidente de los mexicanos), incrementó de 110 mil 081 a 113 mil 965 el monto de bienes en custodia sólo entre julio y septiembre.

Para seguir con la comparación, Citibanamex, en un año perdió casi 20 por ciento de sus clientes, pues en septiembre de 2017 tenía 23 mil 200 cuentas. Al cierre de septiembre sólo le quedaban 19 mil 600. Mientras tanto Vector ya la superó, pues hace un año tenía 20 mil 500 depositantes y ahora tiene 21 mil 800, lo que significó un aumento de más de 10 por ciento.  Aquí vale la pena hacer un paréntesis para mencionar que Inbursa de Carlos Slim se mantiene estable con nueve mil 500 cuentas, pero con el mayor monto de bienes en custodia (más de dos billones de pesos).

Uno de los indicadores interesantes es el número de trabajadores de las casas de bolsa. En este sentido (quién sabe por qué lo permite la Comisión Nacional Bancaria y de Valores), desde hace varios trimestres la mayor parte de las instituciones más fuertes (Citibanamex, BBVA Bancomer, Banorte) registran “0” (cero) empleados.

No así empresas bursátiles como Vector (la de Alfonso Romo) que aumentó en un año de 703 a 734 empleados o Inbursa (la de Carlos Slim) que incremento su personal ocupado de 237 a 250 trabajadores en el lapso de un año.

En fin, todos estos datos sirven para demostrar que, en materia de clientes y de bienes en custodia, Citibanamex sufre una fuerte caída, mientras que Vector sigue creciendo. No sé si tenga que ver el hecho de que la primera se dedicó a golpear con todo a Andrés Manuel López Obrador tanto en la campaña como inmediatamente después de que fue declarado presidente electo. Mientras tanto, Vector, del hombre que es la mano derecha del presidente actual, sigue creciendo en estos dos indicadores. ¿Tendrá algo que ver la política y que los clientes no estén de acuerdo con el golpeteo contra quien ahora gobierna a México?

Pero a nivel general las 35 casas de bolsa tuvieron un tercer trimestre no muy bueno, pues registraron, al cierre de septiembre (último dato reportado por la CNBV) un saldo en cuentas de orden de nueve billones 665 miles de millones de pesos, 5.6 menos que en un año antes.

Sin embargo, sus activos, llegaron a 627 mil millones de pesos, lo que representó un incremento de 5.3 por ciento, con relación al mismo mes de 2017.

En el trimestre en que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones, las casas de bolsa perdieron clientes al pasar de 284 mil 381 a 263 mil 637 entre julio y septiembre (al inició el sexenio de Enrique Peña Nieto apenas había 209 mil). En el mismo lapso despidieron a 300 trabajadores, pero sus ganancias más que se duplicaron al sumar ocho mil 600 millones de pesos, cuando al cierre de junio habían sido de tres mil 800 millones de pesos.

De todos estos datos pueden sacarse algunas conclusiones: es probable que la injerencia de las casas de bolsa en política les pueda ayudar a ganar o a perder como en el caso de Banamex. Otra es que las instituciones bursátiles ganan aunque sus clientes pierdan. Dice el filósofo del metro: es mejor estar en la casa… de bolsa, que trabajar.

Ahora resulta que el de adelante paga

Durante décadas todos los agentes de la economía neoliberal, desde el presidente de la República hasta el Banco de México y los analistas (claro, neoliberales) justificaban todo lo malo que sucedía en México atribuyéndolo a fenómenos externos, a turbulencias mundiales o a la incertidumbre internacional.

Hoy el discurso es diametralmente opuesto. El exterior ya no cuenta y todo lo negativo es atribuible a fenómenos internos, es decir a las políticas asumidas por el presidente López Obrador.

El ejemplo más claro es que el jueves pasado se dio a conocer la minuta del Banco de México de su más reciente reunión, cuando se decidió aumentar las tasas interés en 25 puntos base, y el motivo de este incremento fue que los miembros de la junta de gobierno están preocupados por los algunos puntos en los planes del presidente.

Concretamente dijeron (o dicen que dijeron) que las políticas contempladas por el Gobierno federal pueden generar distorsiones, afectar la asignación de recursos en la economía y ‘golpear’ la productividad, que el paquete económico no mejora la estructura del gasto o que la estrategia de la administración de López Obrador aparenta dar mayor peso al consumo que a la formación de capital físico y humano lo que, posteriormente, repercutiría en el crecimiento potencial.

No mostraron preocupación por lo que sucede en el exterior, en donde los mercados registran fuertes turbulencias. Todos los analistas mundiales ven un futuro bastante negro a nivel internacional, pero en México insisten en adjudicar la opacidad a las políticas presidenciales.

A nivel internacional por ejemplo, el jueves pasado la cibernética Apple dio a conocer que sus ingresos fueron de 84 mil millones de dólares y no 89 mil millones como se había planeado inicialmente. Este anunció ocasionó que el índice bursátil estadounidense Dow Jones perdiera 2.70 por ciento y que las bolsas europeas descendiera uno por ciento en promedio.

Aquí vale la pena mencionar que en este periodo vacacional se registraron dos días de fuertes turbulencias para los mercados mundiales, el del jueves y la negra navidad, cuando se registró en Estados Unidos la peor Nochebuena que se recuerda en Wall Street y el más nefasto diciembre desde la Gran Depresión. Las causas de este declive son la intranquilidad por los síntomas de desaceleración del crecimiento económico a nivel internacional y las tensiones comerciales con China, además de los problemas internos estadounidenses.

De hecho, si se analizan los datos desde una perspectiva más amplia, el Dow Jones acumuló una caída mensual en diciembre del 8.7 por ciento (peor mes desde febrero de 2009) y de 5.6 por ciento en todo 2018 (el peor año en una década).

Claro, la Bolsa Mexicana de Valores lo resintió y cerró 2018 con una pérdida anual de 15.63 por ciento, la mayor en una década y los analistas atribuyeron la caída a fenómenos internos, por la incertidumbre tras la llegada a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

¿Es realmente el actual presidente mexicano el culpable de que exista incertidumbre entre los empresarios? Quizá la respuesta la da de manera directa el Índice de Confianza Empresarial, en el que mes a mes el INEGI y el Banco de México sondean a representantes de la iniciativa privada y que fue dado a conocer hace unos días.

Cuando se les preguntó si, ya con Andrés Manuel López Obrador, es decir en diciembre, era el momento para invertir en el sector financiero, menos del 50 por ciento dijo que sí era el tiempo para arriesgar capitales en el país.

Esto podría considerarse una mala noticia para el presidente mexicano, pero cuando se analizan los datos, resulta que van 133 meses en que menos de la mitad de los empresarios manufactureros consideran que es el momento adecuado para invertir. Es decir, que casi desde el inicio del sexenio de Felipe Calderón, pasando por todo el de Enrique Peña Nieto, no ha habido un solo mes con certidumbre para la inversión.

Pero eso no importa para los neoliberales, que hoy adjudican lo malo en México a López Obrador y lo negativo mundial no cuenta, cuando durante décadas el exterior (sus turbulencias e incertidumbres) fue el culpable de los males (ojo con la redacción tres males en un mismo párrafo ¡para reprobar al redactor!). Lo real es que el discurso neoliberal fue incapaz de culparse a sí mismo y ahora sí lo malo (otro malo en pocas líneas) es por el futuro.

Tianguis

La agrupación Alianza de la Costa Verde (que agrupa a varias organizaciones no gubernamentales o de la sociedad civil) dio a conocer que el cierre del acceso a la playa pública La Lancha cerca de Punta Mita solamente es la “Punta del Iceberg” para un desarrollo turístico agresivo en contra de los derechos constitucionales de la población de la Bahía de Banderas, Nayarit. Y añade que “todo ya está negociado con la Asociación de los Empresarios de Punta Mita, pues hay un Plan Parcial "ante portas" para el desarrollo turístico “Mega” en toda la costa interior de la Bahía entre Destiladeras y Punta Mita. Explica que seis inversionistas que tienen la mayoría de la propiedad de las seis mil 500 hectáreas del polígono de este Plan, que ocasionará la pérdida de corredores biológicos, impacto a la biodiversidad, entre ellas especies protegidas por la NOM 059, la eliminación de toda el área silvestre que da habitabilidad a una gran parte de la Sierra de Vallejo, fábrica de agua para la región y se extinguirán tres esteros de la zona (Litibú, Careyeros y La Lancda). Además es una zona que sufre graves problemas de agua… Interesante un estudio de The Competitive Intelligence Unit, que señala que durante 2018, las telecomunicaciones mexicanas se caracterizaron por un marcado dinamismo medido en crecimiento de ingresos, superior al mostrado por más de un lustro.  El sector de telecomunicaciones en su conjunto generó el año pasado 491 mil 198 millones de pesos, que representa un crecimiento anual de cinco por ciento, superior al 3.0 por ciento registrado en el año previo. Para 2019 CIU pronostica un resultado aún más favorable, con un coeficiente de crecimiento superior a 5.6 por ciento, atribuible a la reactivación del mercado de TV de Paga, el crecimiento de datos móviles, la reducción de la caída de los ingresos fijos y el creciente consumo de servicios de banda ancha, tanto fija como móvil… Los consejeros de la Administración Portuario Integral de Manzanillo expresaron su desacuerdo en el otorgamiento del permiso de instalación de la terminal de almacenamiento de combustibles y petrolíferos a la empresa Logística de Fluidos y Graneles, porque primero debieron haberse concretado los permisos de las autoridades competentes, así como verificar que se hubiesen cumplido todos los requisitos. Por eso enfatizaron que en caso de que no se demuestre el cumplimiento legal del contrato, automáticamente se cancelará la concesión por inconsistencias en el mismo. El Consejo de administración solicitó al Órgano Interno de Control (OIC), la investigación de estos hechos y que informe sobre la conclusión de la investigación y si se impondrán sanciones a servidores públicos derivadas de dicha investigación… El Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste, Raúl Pérez Bedolla, lamentó que el presupuesto para la Secretaría de Agricultura, para este año aprobado por la Cámara de Diputados, por un monto de 65 mil 435 millones de pesos sea el más bajo de los últimos 11 años. En 2009 se aprobó un Presupuesto a Agricultura por un monto de 70,961.4 millones de pesos; en 2010 fue de 73 mil 368.5 millones de pesos y en 2018 fue de 76,476.0 millones de pesos. Dijo también que el Programa Especial Concurrente desaparecen 11 programas que operaron el sexenio pasado… En los últimos 20 años el desempeño económico del país ha tenido una tasa promedio de 1.7 por ciento, porcentaje por debajo de media en América Latina, que es de 2.36 por ciento. En materia de empleo, con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la tasa de crecimiento del empleo fue de 2 por ciento en el país, mientras que en el continente latinoamericano fue de seis por ciento. Por eso, GINgroup, de Raúl Beyruti Sánchez, considera importante revisar las causas que impiden incrementar la productividad del país, mejorando las condiciones del capital humano… Expo Café & Gourmet Guadalajara, se realizará del 21 al 23 de febrero en la ciudad de Guadalajara, Jalisco y se dará especial énfasis al mezcal (en la tierra del tequila y por eso es importante). Según los organizadores del evento El precio promedio de una botella de mezcal es de 400 pesos… Por cierto, este lunes no deje de escuchar el programa sobre el mezcal que en el programa Relieves transmitirá Radio Educación. Será a las 8:30 de la noche y ahí estaré como invitado. Si usted es mezcalero (también si no lo es) seguramente oirá puntos de vista interesantes.

Notas Relacionadas

El filósofo del metro