La consulta y el imperio de la IP

La consulta y el imperio de la IP

Foto: Internet

Aunque ampliamente criticada por sus errores, la consulta sobre el aeropuerto capitalino, podría ser el principio del fin de una era en la que las decisiones importantes del país se tomaban bajo las órdenes del imperio de la iniciativa privada y el gobierno en turno.

Más allá de los datos oficiales sobre la opción ganadora – hasta las 22:00 horas de este domingo aún no se daban a conocer- la consulta fue un ejercicio interesante para terminar con las decisiones privadas, aprobadas por menos del 0.001 por ciento de la población.

Me refiero por iniciativa privada a los organismos empresariales, que carecen de representatividad (sólo 700 mil empresas afiliadas, de 5.5 millones de unidades económica existentes), pero sus intereses lograron permear a buena parte de la sociedad a través del miedo y de manejar “opciones únicas”.

Así, en oscuros acuerdos (y a veces no tan oscuros pero sí alejados de la sociedad, como en el caso del Pacto por México), se firmaron los acuerdos comerciales (las tres versiones del tratado con Estados Unidos y Canadá), se aprobaron las reformas estructurales y se otorgaron un sinnúmero de concesiones y privatizaciones que afectaron a buena parte de los mexicanos.

La consulta despertó el coraje de los organismos empresariales que no solo la rechazaron, sino la consideraron ilegal, manipulada e innecesaria. Este último punto porque insistieron en que la única voz válida era la de los técnicos, pero no todos los técnicos, sino sus técnicos, como los del Massachusetts Institute of Technology Research (Mitre), un organismo que hace 20 años ponía objeciones a la opción Texcoco cuando competía contra el posible aeropuerto de Tizayuca.

Ese organismo pertenece al Massachusetts Institute of Technology (MIT), y tuvo una fuerte influencia en México para las negociaciones del primer Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Recuerdo las conferencias de Rudiger Dornbusch, como representante de ese instituto hablando de las bondades del acuerdo para la sociedad mexicana.

Personalmente no estoy convencido de la opción de Santa Lucia, pero tampoco de la de Texcoco. He leído más de 10 estudios de ambas partes y considero que podría haber incluso otras alternativas, pero la iniciativa privada se ha decantado en favor de Texcoco, invalidando a cualquier otra opinión.

Desde luego, la opción de Texcoco fue aceptada (por segunda ocasión) en acuerdos privados para acciones públicas. Precisamente las negociaciones privadas para asuntos de interés social fueron rechazadas por la población en las elecciones del uno de julio.

Las críticas a la consulta

Durante el tiempo que duró la consulta, en las redes sociales se expusieron decenas de panfletos en contra de este ejercicio. Retomo casi textualmente uno de ellos que me llegó por Facebook.

“No es legal, porque la organiza un particular y afecta los ingresos y egresos de la Federación, con lo que se viola el artículo 35 de la Constitución”.
“No es Segura, porque se utilizan boletas sin folio ni elementos de seguridad y el conteo será realizado por un particular, sin participación del INE”
“No es objetiva, porque se basa en la opinión de personas que no cuentan con información ni educación suficiente sobre el tema en cuestión”
“No es imparcial, porque es organizada por un grupo político que tiene una clara y abierta preferencia por una de las opciones, además, se dejarán fuera otras”
“No es necesaria, porque pretende resolver una controversia creada con fines políticos. Los expertos y organismos internacionales ya entregaron su veredicto”.
“No es democrática, porque se basará en un muestreo sesgado e insuficiente de la población, que no alcanza criterios legales ni estadísticos de validez”.
“No es económica, porque en tiempos de austeridad genera un costo, siendo que el estado paga a funcionarios para tomar este tipo de decisiones”.
“Esta simulación pretende validar una decisión que ya fue tomada tras puertas cerradas y libra a los organizadores de culpa sobre posibles consecuencias”.

Hasta aquí el panfleto que circuló en las redes. Posteriormente, mientras se realizó la consulta varios medios (y desde luego los organismos empresariales) condenaron el ejercicio por sus fallas: la tinta se borra fácilmente, las boletas no están foliadas, la app no funciona correctamente, no se registra a los votantes, se puede votar muchas veces.

Respuesta de un ciudadano común

Desde luego sí se registraron muchas fallas y es necesario profesionalizar este sistema de consultas no oficiales, si se quiere seguir utilizándolo en un futuro. Sin embargo, me atrevo a nivel personal a responder a muchas de estas acusaciones.

1.- Es consulta, no elección. La iniciativa privada y muchos medios de comunicación le dieron a la consulta el carácter de elección o de consulta oficial. Ni siquiera en las boletas apareció algún elemento oficial, pues se indicaba claramente: “Consulta Nacional Nuevo Aeropuerto”.

2.- Eso fue, una consulta nacional sobre el nuevo aeropuerto, es decir un ejercicio en el cual se intentó que el ciudadano externara su opinión, pero sin que sus resultados fueran obligatorios.

3.- Si el próximo presidente de la República quiere hacer vinculatorios los resultados, es su facultad como jefe del Poder Ejecutivo.

4.- Precisamente al no ser una consulta oficial, no existieron los “candados” que se requieren en una elección o en una consulta realizada por el INE. Reitero: no fue una elección, ni se intentó que fuera una consulta popular como las reglamentadas en el artículo 35 Constitucional. Tampoco fue un plebiscito o un referéndum, sino una consulta para conocer la opinión de los ciudadanos.

5.-Fuera de que la mayoría de los ocho puntos mencionados en el panfleto anterior (reitero que es un ejemplo de los muchos que circularon en las redes sociales) no resisten un análisis serio desde los puntos de vista legal, social, ni periodístico, voy a referirme solo a dos de ellos: el tercero y el quinto. “No es objetiva, porque se basa en la opinión de personas que no cuentan con información ni educación suficiente sobre el tema en cuestión” y “No es necesaria, porque pretende resolver una controversia creada con fines políticos. Los expertos y organismos internacionales ya entregaron su veredicto”.

6.-Estas dos premisas o afirmaciones, muestran una clara discriminación hacia los mexicanos y sí, pueden considerarse, violatorios al mismo artículo 35 Constitucional que se refiere precisamente a “los derechos del ciudadano”. Y considero grave la frase “Los expertos y organismos internacionales ya entregaron su veredicto”.

7.-Esta frase, que antepone los intereses del país a “los expertos y organismos internacionales”, es la que ha sido más utilizada por la iniciativa privada en el caso del aeropuerto.

8.-Ni la iniciativa privada, ni los organismos internacionales, ni los técnicos, tienen el derecho (ni legal ni moralmente) de adjudicarse para sí las decisiones que tienen que ver con la población mexicana.

Las mañas de la IP y del gobierno en la consulta

Desde luego, al no tratarse de una consulta oficial ni el gobierno ni la iniciativa privada tuvieron que acatar las normas de una elección o de un plebiscito o un referéndum. Sin embargo, sí incurrieron en varias acciones negativas para la democracia, como las siguientes

1.- Los concesionarios de las obras del actual aeropuerto en construcción, llevaron a votar masivamente a sus trabajadores, exigiéndoles que favorecieran la opción de Texcoco.

2.-Abiertamente llamaron a que la gente votara por su opción, promoviendo una política del miedo, en el sentido de que votar contra Texcoco ocasionaría problemas económicos.

3.-Promovieron, para desvirtuar la consulta, que se realizaran acciones poco éticas, como el doble o triple voto, cuando en una consulta lo que importa es la opinión ética y moral de cada ciudadano.

4.-Descalificaron la consulta, de antemano y hasta promovieron la denigración de quienes estaban en contra de su opción. Hubo muchas otras acciones más que, en una elección formal, hubieran sido motivo de multas o sanciones. 

¿Cuál fue el fin de estas cuatro acciones mencionadas? Creo, en síntesis, que proteger los privilegios empresariales logrados en los últimos seis sexenios, para tomar las decisiones en privado.

Es muy probable que la consulta, por sí sola, ponga fin al imperio de la iniciativa privada. Por eso sería conveniente que en lugar de tratar de imponer sus condiciones los organismos empresariales comenzara a buscar nuevas formas de interlocución y autoanalizaran puntos como los siguientes:

1.- Privatizar a la iniciativa privada. Es decir que comience a actuar, por primera vez, como gremio independiente, y deje de depender de las decisiones gubernamentales. Este tema da mucho de qué hablar para futuras entregas.

2.- Democratizar sus organismos para lograr una verdadera representatividad. Las cifras y los escándalos electorales dan fe del oscurantismo en que viven

3.- Dejarse de auto asumir como los únicos representantes de la sociedad civil. Sí es un gremio importante, pero no el único. De hecho es un grupo minoritario de la sociedad, aunque con poder.

Ojalá la iniciativa privada comience a reflexionar sobre estos asuntos internos, porque ya una buena parte de la sociedad no cree en sus promesas, ni en sus palabras, ni en sus amenazas. Dice el filósofo del metro, parafraseando al gran Tito Monterroso: Cuando despertó, el gran elector ya no estaba ahí.

Tianguis

Siguiendo con el tema de los personajes incómodos para el futuro presidente Andrés Manuel López Obrador, es grave que haya nombrado como subsecretario de Industria y Comercio a Ernesto Acevedo, quien quedaría bajo las órdenes de Graciela Márquez. Fue coordinador de asesores de Bruno Ferrari en la Secretaría de Economía, quien se salvó, por su enfermedad, de ser juzgado por traición a la patria. Actualmente es director de Fertilizantes Nacionales (Fertinal), una empresa que enfrenta fuertes problemas financieros y hasta está a punto incumplir compromisos como el pago a sus proveedores. Incluso Fertinal fue demandada por Servicios Mexicanos para la Navegación, empresa naviera que le transporta materia prima de la mina en Baja California a la planta en Lázaro Cárdenas, Michoacán, porque le adeuda más de seis millones de dólares y no ha pagado desde abril de este año. Lo más grave es que son los trabajadores quienes sufren las torpezas de Acevedo, pues está frenada la producción al no contar con materia prima, y por lo tanto hay incertidumbre sobre la estabilidad de su fuente de trabajo. Ojalá los asesores de AMLO revisaran el currículum y dieran marcha atrás antes del uno de diciembre… Siguiendo con el tema del aeropuerto, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), que encabeza Federico Patiño, puso en línea el libro blanco del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), abriendo los detalles de la obra. Ahí se menciona que se han reportado más de 170 mil millones de pesos, mismos que representan más de 60 por ciento de la inversión total del proyecto… Un tema para Claudia Sheinbaum, es que los más de 77 mil locatarios de los 299 mercados públicos distribuidos en las 16 alcaldías de la Ciudad de México rechazan tajantemente la iniciativa de ley priista que pretende privatizarlos. Por eso, este lunes realizarán una movilización ante diputados. Zuleika Castellanos, Miguel Ángel Nacar, Edgar Álvarez, José García, Víctor Ríos, Héctor León y Edgar Mendieta, representantes de diversos mercados, expusieron que con este proyecto de ley se beneficiará las empresas como Walmart, Soriana, y las tiendas de conveniencia… El pasado fin de semana los alcaldes de Bahía de Banderas, Nayarit, y de Puerto Vallarta, Jalisco, pidieron al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador decretar a Vallarta y Bahía de Banderas como Zona Metropolitana. La petición fue hecha al futuro titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón. Vecinos de Nayarit agrupados en la Alianza de la Costa Verde, consideraron que la medida no es conveniente porque se exportarían problemas de una entidad a otra, sin beneficiar a la población… Una de las filiales de GINgroup, GINxti, cumplió 10 años en octubre. Actualmente tiene una plantilla de más de 162 mil afiliados. Se trata de una solución global, creada por el equipo de Raúl Beyruti, que brinda innovación y crecimiento, garantizando la permanencia y pertenencia de los colaboradores del grupo. GINxti está dirigida por Alejandro Rocha y es parte del compromiso social de GIN, enfocado a cubrir cuatro grandes rubros: Salud, Educación, Deporte y Patrimonio… IPADE Business School, que dirige Rafael Gómez Nava, también festejará 10 años, pero de la fundación de su Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), que surgió con el objetivo de incluir a las mujeres en el ámbito corporativo desde una perspectiva de negocio, talento y responsabilidad social. Para el evento conmemorativo este 29 de octubre, el IPADE reunirá a diversas panelistas del más alto nivel… El diputado petista Emilio Manzanilla Téllez, durante la instalación de la Comisión de Ganadería, dijo que la ganadería y el campo están siendo muy afectados por las importaciones, en especial, las que vienen de Estados Unidos. “Dichas importaciones son las que descontrolan los precios”, dijo y señaló que es necesario velar por los pequeños y medianos ganaderos. 

Notas Relacionadas

El filósofo del metro