El Lobo del populismo y de la serie

El Lobo del populismo y de la serie

Foto: Internet

 

Prácticamente durante una semana y media, la clase política mexicana y sus observadores, así como los seguidores de varios de los candidatos a la presidencia de la república, han estado pendientes de lo que sucede con la supuesta serie “El Populismo en América Latina”.

¿Por qué? Porque de repente aparecieron cientos de camiones en la ciudad de México con la imagen de Andrés Manuel López Obrador en primer plano y en segundo las de Hugo Chávez, Juan Domingo Perón y Luiz Inacio Lula da Silva, en ese orden y con el letrero “próximamente”.

Inmediatamente se especuló que se trataba de una serie televisiva que sería transmitida por NatGeo. Sin embargo, casi de inmediato prácticamente todas las cadenas televisivas negaron que se tratara una serie a difundir en sus canales.

También al poco tiempo se dio a conocer que la publicidad en los camiones era ilegal y ninguna de las empresas que se dedican a ese tipo de difusión o propaganda se atribuyó su contratación. Por eso el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pidió al Instituto Nacional Electoral que se investigara el caso.

Más tarde apareció un comunicado de prensa (y después una entrevista con él) de Javier García Mata, director una productora llamada “La División” señalando que Andrés Manuel López Obrador “presionaba” para que no se difundiera la serie y hasta mostró un “tráiler” de pocos segundos con entrevistas a académicos para justificar la existencia de esa serie.

Paralelamente, a través de Whatsapp, Facebook y Twitter comenzaron a circular ligas (o links) de capítulos de una serie que produjo NatGeo hace casi 10 años, conducidos por Álvaro Vargas Llosa sobre el tema del populismo.

Miles de personas (entre ellas políticos y me atrevo a decir que incluso López Obrador) dijeron entonces ya haber visto la serie publicitada en los camiones, pero realmente se trataba de un trabajo televisivo ya muy antiguo.

Confieso que personalmente desde el miércoles pasado comencé a dudar de la existencia de esa serie y mis dudas aumentaron cuando leí el artículo “Todo para que no llegue” de Ricardo Raphael en El Universal, y el reportaje “Populismo en América Latina: contradicciones y datos”, de Orquídea Fong en Etcétera.

Hasta el momento no conozco a persona alguna que haya visto la serie o siquiera algún capítulo. Incluso hasta la coordinadora de campaña de AMLO, Tatiana Clouthier, retó públicamente a García Mata a organizar una función para ver el supuesto documental.

No conozco a nadie que haya visto siquiera un “tráiler” serio (repito, el que apareció con Ciro Gómez Leyva no es más que una secuencia de entrevistas con académicos que no dura ni medio minuto) del documenta, por lo que dudo al igual que Ricardo Raphael de su existencia.

En boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso

La frase anterior es una especie de moraleja al clásico cuento infantil de “Ahí viene el lobo”, en el cual un pastor grita varias veces: ¡Socorro! ¡El lobo! ¡Viene el lobo! ¡Ayuda! Las primeras veces la población acude en su auxilio. En la última ya no hacen caso a su llamado y el lobo se come a las ovejas y en algunas versiones hasta al pastorcillo.

En el caso de esta serie hay dos puntos que recuerdan esa fábula: el primero la alerta que lanzan los anónimos patrocinadores de la publicidad en los autobuses al gritar ¡Cuidado, ahí viene el populismo! El segundo, la expectativa de ciudadanos y políticos en el sentido de “ahí viene la serie”, aspecto en el que cayeron muchos compañeros periodistas.

Reitero que tal serie no creo que exista y menos que un productor de cintas de ficheras sea capaz de hacer un documental político de alta calidad.

Es más considero que todo este episodio no fue sino una estrategia de comunicación de los grupos antilopezobradoristas que, en principio logró dos objetivo: 1.- Viralizar el viejo documental sobre el populismo para que los mexicanos no voten por quien ellos consideran un “populista” en el sentido peyorativo de la palabra. 2.- Utilizar las palabras del productor en el sentido de que AMLO presiona para que no se difunda la serie, lo que hace aparecer al candidato de Morena como un enemigo de la libertad de expresión.

Sin embargo, la estrategia se les puede revertir por dos razones: 1.-la invitación que hace Tatiana Clouthier a presentar el documental. De no responder quiere decir que la serie nunca existió. 2.-La petición al INE para que esclarezca el asunto de la publicidad en los camiones. De no investigar, el instituto perdería credibilidad. De hacerlo tendría que dar a conocer los personajes o instituciones que financiaron la campaña.

El lobo de Cabrera Infante

Concluyo esta columna con un cuento del escritor cubano (anticastrista) Guillermo Infante, con otra versión de “Ahí viene el Lobo”.

“El niño que gritaba ¡Ahí viene el Lobo!

“Un niño gritaba siempre “¡Ahí viene el lobo! ¡Ahí viene el lobo!” a su familia. Como vivían en la ciudad no debían temer al lobo, que no habita en climas tropicales.

“Asombrado por el a todas luces infundado temor al lobo, pregunté a un fugitivo retardado que apenas podía correr con sus muletas tullidas por el reuma.

“Sin dejar de mirar atrás y correr adelante, el inválido me explicó que el niño no gritaba ahí viene el lobo sino ahí viene Lobo, que era el dueño de casa de inquilinato, quintopatio o conventillo donde vivían todos sin (poder o sin querer) pagar la renta. Los que huían no huían del lobo, sino del cobro –o más bien, huían del pago.

“Moraleja: El niño, de haber estado mejor educado, bien podría haber gritado “Ahí viene el Sr. Lobo”! y se habría ahorrado uno todas esas preguntas y respuestas y la fábula de paso”.

Dice el filósofo del metro: al que obra bien le va bien, al cachirulo se le pudre el ídem.

A medicamentos, 56% del gasto en salud

De acuerdo con las más recientes cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre la “Cuenta Satélite del Sector Salud en México” el Producto Interno Bruto Ampliado de todos los elementos que conforman este sector equivale a algo así como un billón 100 mil millones de pesos anuales.

En términos generales, el sector salud representa el 5.6 por ciento del PIB total de México que asciende a poco más de 20 billones de pesos. Se trata de una cantidad bastante considerable y de la cual sólo el 7.7 por ciento está destinado a la Administración Pública de la Salud.

Pero lo interesante es que cada 100 pesos de gasto de los hogares en bienes y servicios de salud, 54.4 centavos se destinan al rubro de medicamentos y otros bienes, lo que significa que las familias mexicanas cada día usan más dinero para adquirir medicinas.

Por eso es importante que en México, ahora que están las campañas presidenciales, se busque establecer un marco de seguridad y bienestar para los ciudadanos. De hecho, es interesante que uno de los puntos más importantes del sector salud es la prevención del riesgo constante de la falsificación de medicamentos.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que uno de cada tres medicamentos de los países en vías de desarrollo, es falsificado. En México, se calcula que solamente es 4.5 por de los medicamentos en circulación.

Este avance se debe a que nuestro país cuenta con una agencia que sí mantiene estabilidad, continuidad y autonomía en su regulación: la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que ha encontrado mecanismos para prevenir las actividades de falsificación, adulterio y violación de medicamentos; a través de acciones como la liberación de patentes, la mejora en legislación y la constante vigila y capacitación de médicos, laboratorios y farmacias.

De hecho, ante el enorme gasto que realizan las familias en medicamentos existen algunas reglas básicas para evitar adquirir falsificaciones: lo fundamental es comprar medicamentos en farmacias bien establecidas, evitar alternativas de precio en lugares dudosos, siempre consultar con un médico sobre nuestras condiciones, y darnos cuenta que es más importante nuestra salud que una factura. Dice el filósofo del metro: la salud del bolsillo también cuenta.

Tianguis

Este martes se celebró en todo el mundo el Día Internacional del Trabajo, en memoria de los mártires de Chicago de 1886. Hubo disturbios en París, Chile y países centroamericanos como Honduras. En México, los líderes de trabajadores priistas (de la Confederación de Trabajadores de México) fueron recibidos por Enrique Peña Nieto, en un evento en el que exaltaron los beneficios de la reforma Laboral. Afuera, en la ciudad de México hubo seis marchas y una concentración, en las cuales precisamente fue repudiada esta reforma por atentar contra los derechos de los trabajadores… Con motivo del Día Internacional del Trabajo, GINgroup señaló cuatro puntos importantes que se deben resolver en el ámbito laboral: la formalidad, el acceso a las instituciones de salud, evitar el empleo de menores de edad y la lucha por la equidad de género. Raúl Beyruti, presidente de ese grupo, dijo que “uno de los grandes pendientes que se tiene con los trabajadores de México es darles acceso a la salud, para lo cual es indispensable que los empleadores generemos empleos de calidad, bien retribuidos y de carácter formal, con el objetivo de incrementar los índices de productividad y competitividad”…  Otro que habló sobre el día del trabajo, fue el presidente de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social, Javier López Macías, quien demandó al Secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, fijar un salario mínimo profesional a los 5.5 millones de jornaleros agrícolas, establecer contratos laborales entre las partes y proporcionar prestaciones sociales como seguro médico y Afore para esos trabajadores… También relacionado con el trabajo, este miércoles el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), de David Penchyna Grub, entregará el crédito 10 millones, durante de la “Cumbre Infonavit 2018”,a la que asistirá como invitado Enrique Peña Nieto. En el evento participarán centros de urbanistas, arquitectos y expertos del tema de movilidad y sustentabilidad, Finn Kydland, Premio Nobel de Economía, Universidad de California; Jeffrey Sachs, Director del Earth Institute, de la Universidad de Columbia; Edward Glaeser, de la Universidad de Harvard; Al Borde Arquitectos, de Quito, Ecuador; MVRDV, y OMA, ambos de Rotterdam, Holanda… Interesante que la Suprema Corte de Justicia comenzará a analizar dos demandas sobre la contaminación del Río Colorado en Sonora, considerado el peor desastre medioambiental en México. Una de ellas sobre el Fideicomiso Río Sonora que fue creado por Grupo México para reparar los daños causados por el derrame de 40 millones de litros de solución de cobre acidulado a los ríos Bacanuchi y Sonora, provenientes de las instalaciones de la mina Buenavista del Cobre. El caso llama la atención porque se trata de un fideicomiso público pero también privado y en eso ha insistido organizaciones civiles… Gruma informó al mercado que en su pasada Asamblea General Ordinaria, celebrada el pasado 27 de abril, se aprobó pagar a sus accionistas un dividendo efectivo por mil 852 millones de pesos, pagado en cuatro exhibiciones. En la asamblea también se aprobó un incremento al fondo de recompra de acciones de Gruma que era de 650 millones de pesos y que ahora asciende a dos mil 500 millones de pesos. Con ello, la empresa cuenta con mayores recursos para comprar sus propias acciones cuando considere que están a buen precio.

Notas Relacionadas

El filósofo del metro