Nokia: del reconocimiento al repudio

Nokia: del reconocimiento al repudio

Foto: Internet

Durante años la marca Nokia gozó en México de un especial reconocimiento de la sociedad. En primer lugar porque ¿quién no tuvo un Nokia que le ayudó a conocer los beneficios de la telefonía celular? En segundo, por su proveniencia, pues Finlandia es uno de los países más admirados debido a sus logros sociales. En tercero porque mantenía una imagen basada en una reputación empresarial intachable.

Sin embargo, ahora el consorcio finlandés, que dirige en México Marco Antonio Vigueras Villaseñor, ha generado una serie de conflictos que ponen en riesgo la conclusión de un proyecto que busca ofrecer la cobertura de cuarta generación (4G) a más de 100 millones de mexicanos.

Además, puede ser culpable de la quiebra de decenas de pequeñas empresas que son sus proveedoras, en contradicción con los ideales finlandeses de apoyar a los pequeños negocios y de buscar siempre mecanismos que resulten benéficos para la sociedad.

Concretamente el proyecto de 4G, que es uno de los pocos mediante el cual el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, podría levantar cabeza y hasta obtener elogios por parte de los mexicanos, se encuentra en peligro.

Resulta que este gran proyecto –que busca dar conexión a internet de cuarta generación a los mexicanos-, que se conoce como Altán, debe estar listo en menos de dos meses. Para construir la red, los responsables contrataron a dos empresas: Huawei de China y a Nokia de Finlandia.

A cada una le correspondió la mitad de la infraestructura. El gran problema es que Nokia no le ha pagado a la mayor parte de sus proveedores desde hace casi un año (marzo de 2017, cuando comenzaron las obras) y algunos están a punto de cerrar sus puertas porque están financiando con recursos propios este proyecto. Hay que señalar que se trata de empresas pequeñas que apenas pueden mantener su operación, por lo que un atraso de pagos de esta magnitud las coloca al borde de la quiebra.

Nokia Solutions & Networks, que es el nombre completo de la firma, trabaja bajo el esquema de subcontratación de todo tipo de proveedores. Lamentablemente, la rotación de ejecutivos en el consorcio finlandés y la falta de una línea clara a seguir, han provocado que prácticamente se declare en insolvencia ante sus prestadores de servicios y contratistas, quienes no han fallado por estar conscientes de la magnitud del proyecto Altán.

En este contexto, de manera inmediata y de no corregirse la situación y los graves problemas que ha generado Nokia, es muy probable que las metas del gran proyecto de Enrique Peña Nieto para ofrecer cobertura de internet de primer nivel a la población mexicana se frene, ocasionando problemas a Nokia, a Ruiz Esparza y al propio habitante de Los Pinos.

Las empresas mexicanas que no han recibido el pago correspondiente por el trabajo realizado, ya notificaron las distintas anomalías de Nokia a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a Altán Redes –ambas corresponsables del proyecto-, pero los directivos de la empresa nórdica han hecho caso omiso de las llamadas de atención.

Su contraparte, la empresa china Huawei sí ha cumplido con los contratos y las metas, pero Nokia es la que pone en riesgo cientos de empleos, decenas de proveedores y el servicio de conexión a internet al que se comprometió Enrique Peña Nieto.

La actitud de Marco Antonio Vigueras Villaseñor deja algunas una pregunta por responder: ¿Sabrán los directivos de Nokia (como Samih Elhage, Rajeev Suri, Marc Rouanne o Igor Leprince) lo que está sucediendo en México? Es más ¿Sabrá el gobierno finlandés, dirigido por Juha Petri Sipilä, que Nokia puede ensuciar el nombre de su país en México, por una situación que podría remediarse fácilmente? ¿Por qué una empresa proveniente del país que ocupa el liderazgo mundial en educación, actúa con mala educación en México?

Ojalá Marco Antonio Vigueras Villaseñor corrija los errores no sólo por el bien de México, sino por el de una empresa, que fue una de las más admiradas. Dice el filósofo del metro: ganar reputación cuesta décadas; perderla, solo una mala decisión.

Si hay fantasmas ¿por qué no los atrapan?

Osvaldo Santín Quiroz, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dio a conocer hace unos días que unas seis mil empresas fantasmas simularon operaciones para defraudar al fisco por un monto que equivale a 1.4 billones de pesos, cifra equivalente a cinco por ciento del Producto Interno Bruto.

En un seminario organizado por el Colegio Nacional del Notariado Mexicano, el encargado de atemorizar a millones de mexicanos y de entorpecer cada vez más la relación de los ciudadanos con sus impuestos, dijo que:

“Descubrir la operación de empresas fantasma ha sido posible por la incorporación de tecnología a los procesos del SAT y en particular la nueva versión de la factura electrónica. Uno de los esquemas detectados ha sido en el sector hotelero, donde empresas reales contratan a proveedores reales con servicios que no son fáciles de acreditar; esas empresas a su vez subcontratan a otras empresas para ir diluyendo el rastro de las operaciones para terminar aterrizando los recursos en empresas que no existen”.

El propio funcionario público ejemplificó la dimensión de las operaciones mediante empresas fantasma al señalar que el monto facturado representa un tercio de todo el Presupuesto de Egresos de la Federación y duplica el déficit fiscal previsto por la Secretaría de Hacienda para 2017.

Pero quizá el asunto sea más graves, porque, por ejemplo, este billón cuatro mil millones de pesos, representa más de la mitad de la recaudación de impuestos calculada para 2017, que ascendía a 2.7 billones de pesos. Se calcula que en este año subirá a 2.9 billones.

Si se analizan bien los datos significa que cada una de estas empresas fantasma hace operaciones por 233 millones de pesos. Y aquí la pegunta básica ¿Cómo es posible que al Servicio de Administración Tributaria se le escapen más de seis mil empresas que facturan cada una más de 200 millones, mientras que sí investiga, atosiga y persigue a millones de mexicanos que perciben de 100 a 200 mil pesos al año?

Tianguis

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dio a conocer que durante 2017 impuso cuatro mil 869 resoluciones de sanción, de las que 81.9 por ciento fueron amonestaciones.  La Comisión también informó que puso 827 multas, por un total de 517 millones de pesos, cifra 52 por ciento superior a la del año anterior. También recaudó 171 millones de pesos por pago de multas a 20 sectores. Según la CNBV, con la aplicación de sanciones se frenan y desalientan conductas que afectan el sano desempeño del Sistema Financiero Mexicano y se provee de herramientas de análisis a los usuarios de servicios financieros para la toma de decisiones… Interesantes las declaraciones del aspirante priista a la presidencia de la república José Antonio Meade en Tabasco. Definitivamente señaló que, de ganar las elecciones, no construirá refinerías. “No se necesita, no sería una buena inversión, no detonaría empleo, una refinería cuando está terminada de construir genera más o menos 30 empleos, lo que uno necesita es reconfigurar las existentes que es la forma en que uno amplía su capacidad de refinación en todas partes del mundo”. No sé si en alma máter, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), enseñen que las refinerías no ayudan al país, pero las cifras dicen todo lo contrario… Concretamente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su reporte sobre la balanza comercial de 2017, señala que hubo un déficit de 10 mil 875 millones de dólares, debido principalmente a la compra en el exterior de productos petroleros. Nada más el año pasado importamos 18 mil 402 millones de dólares de productos petroleros, lo que se hubiera podido evitar si se hubieran construido refinerías o, por lo menos, si se hubieran reconfigurado, como ahora lo propone Meade, a destiempo… Este lunes, Sergio Hernández, Juan Fernández,   Juan Pablo Urruchua, Maurizzio Piva y Alejandro Álvarez, directivos de Engenium Capital, antes GE Capital México, presentarán sus planes para este año en nuestro país. La empresa es una financiera especializada líder en la industria de arrendamiento y crédito empresarial en México. Con más de 20 años de experiencia otorgando financiamiento se enfoca primordialmente en el mercado empresarial y se especializa en activos estratégicos, desde inmuebles industriales hasta equipo de manufactura, transporte, manejo de materiales, construcción, tecnología, flotillas de vehículos y otros activos productivos… La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Prospera Programa de Inclusión Social y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), firmaron un convenio para promover la educación financiera entre un millón 150 mil jóvenes beneficiarios del programa federal. “El Programa Prospera es un medio no un fin, porque busca preparar a la gente para que viva con mayor libertad”, dijo el titular de Sedesol, Eviel Pérez Magaña. La AMIS se comprometió a diseñar, desarrollar e implementar las acciones, eventos y materiales de educación financiera que se requiera… El caso del joven estudiante de la Prepa 8 (la gloriosa Facultad de Mixcoac de la UNAM), Marco Antonio Sánchez Flores,nuevamente pone en tela de juicio al gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera. No es posible que la policía detenga a un estudiante y posteriormente sea desaparecido. El asunto amenaza con crecer cada vez más por las numerosas muestras de solidaridad que se han presentado con el estudiante, a las cuales me uno.

Notas Relacionadas

El filósofo del metro