Estadística sobre delitos en México

Estadística sobre delitos en México

Foto: Internet

10-03-2017

Recientemente la organización México Evalúa y la embajada británica en México organizaron un foro internacional dedicado a la evaluación de las estadísticas delictivas producidas en México y otros países, comparativamente. Participaron expertos de Gran Bretaña, Estados Unidos y México en el cónclave para hablar de sus experiencias nacionales y compartir tanto observaciones como críticas. Además, ofrecieron caminos para resolver los problemas que plantea la necesidad de contar con datos estadísticos fidedignos sobre la delincuencia a fin de conocer a detalle el fenómeno real y poder, así, proponer políticas públicas de seguridad eficaces.

En la inauguración del evento, Edna Jaime, directora general de México Evalúa, dijo: “Si queremos una política de seguridad que dé resultados, necesitamos un sistema de información delictiva confiable”.

En su turno, Chris Lewis, integrante del Comité Asesor sobre Estadísticas de Delitos del Reino Unido, planteó las tres fuentes de información que alimentan los datos duros sobre la delincuencia: registros de la policía, encuestas e información de fuentes alternas (hospitales, instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil). Planteó las dificultades para establecer el vínculo entre datos confiables y la ejecución de políticas públicas. Enfatizó la importancia de la independencia política, administrativa y financiera de los órganos responsables de la integración y análisis de los datos, y la imperiosa necesidad de desvincularse de todo interés político. Como ejemplo, señaló que por principio cuando se hace la presentación pública de datos delictivos, es siempre en fechas prefijadas sin considerar posibles costos políticos (por ejemplo, aunque haya una elección próximamente) y sin la presencia de gobernantes. La responsabilidad de generar estadística sobre el fenómeno delictivo es tan importante que debe asignársele una característica de interés estratégico.

Michael Maltz, de la Universidad de Illinois en Chicago, enfatizó el problema de la tentación de los gobiernos por evitar la construcción de los series de tiempo para frenar la percepción de un empeoramiento del problema delictivo. Reconoció, además, que los registros de la delictividad tienen que ajustarse con los tiempos, pues los cambios en las actitudes sociales hacen variar lo que se considera una actividad delictiva de una época a otra.

Participaron representantes del INEGI, INAI, CIDE, SEGOB y la Auditoria Superior de la Federación en el Encuentro Internacional. Jonathan Fuszyfer, coordinador del Programa de Seguridad de México Evalúa afirmó que “Con base en nuestra investigación, podemos sospechar que algunos estados manipulan sus registros delictivos. La única forma de contar con un sistema de información delictiva confiable es mediante la instauración de un mecanismo independiente de auditoria de estos datos”.

La mayor confluencia en posicionamientos entre los representantes internacionales y México Evalúa fue justamente sobre la necesaria independencia de los organismos que realizan la recepción, sistematización, ordenamiento y publicación de la información sobre estadística delictiva. Después de escuchar a los representantes de los distintos organismos oficiales presentes (INEGI, INAI, SEGOB, ASF), el problema mexicano quedó dolorosamente patente: toda la elaboración de la estadística delictiva en México es hecha bajo la supervisión y control de las autoridades, sin ninguna auditoria independiente efectiva.

Para poder corregir la percepción de la manipulación política del sistema y recuperar la credibilidad de la información producida en materia delictiva, es necesario implementar un sistema fuera del control gubernamental, para poder revisar y auditar la información a fin de contar con políticas públicas de seguridad certeras.

@rpascoep

Notas Relacionadas

En el filo

Ricardo Pascoe